Odaiba Ediciones y Romu nos traen ¡Buen provecho! un tomo único en el que la cocina y el deseo sexual van de la mano de principio a fin.

No es necesario decir que en los últimos meses el manga en castellano viene experimentando una gran explosión de títulos ubicados en el género Boys Love. Obras que, si bien han estado demonizadas durante demasiado tiempo (años en los que nuestros vecinos franceses, alemanes, ingleses o italianos sí que han podido disfrutar hasta hacerse con un catálogo que muchos envidiábamos), parecen haber encontrado un hueco entre los lectores, quienes recibimos con muchas ganas y entusiasmo cada nuevo título que sale al mercado, especialmente de un género que parece estar viviendo su edad dorada (y eso que aún quedan grandes títulos del género por publicarse en castellano). Hoy nos detenemos para analizar una de esas obras BL que nos llega en este mes de noviembre de la mano de Odaiba Ediciones. Un tomo único firmado por una mangaka que se estrena en castellano con una buena carta de presentación. Un volumen en el que el deseo, la pasión y el erotismo se entremezclan en una trama que transcurre entre verduras, hortalizas y fogones. Hoy nos remangamos para disfrutar de ¡Buen provecho!, el primer título en castellano de ROM.

Es culpa tuya, Chiharu… No has parado de incitarme

Chiharu es un hombre divorciado que se ha quedado a cargo de su bebé, Fu, un pequeño al que no le gusta nada la comida chamuscada que le prepara su progenitor. Por eso, cuando su compañero de trabajo Noritsugu le comenta que un amigo suyo da clases de cocina, Chiharu no duda en pedirle el favor de que le presente a ese amigo que podría salvarle con la alimentación de su hijo. Sin embargo, lo que Noritsugu no le dice es que Alex, su amigo cocinero, es un hombre apuesto que no duda en tirarle los tejos y atacar a todo aquel que le llame la atención… Y Chiharu se la llama mucho. Es así como comenzarán una tórrida relación en la que su deseo y atracción sexual y su interés por la cocina se irán intercalando en una relación en la que Fu es el elemento de unión de la pareja.

¡Buen provecho!

¡Buen provecho! (Oishiku Meshiagare) es una comedia romántica firmada por ROM que se publicó en la revista Daria (Frontier Works) en 2018 y fue recopilada en un tomo único. En agosto de este mismo año Odaiba Ediciones daba a conocer a través de Twitter esta licencia, que fue adivinada por una seguidora a través de una imagen compartida por la editorial. Ahora, tras unos meses de espera, por fin podemos disfrutar de este tomo en el que cocina y amor desenfrenado se dan la mano en una historia de lo más suculenta.

¡Buen provecho!

Sobre la autora

ROM (o Romu) es una mangaka que comenzó a darse a conocer en 2014 con un doujinshi basado en el manga Kuroko no Basket. Especializada en historias boys love de género fantástico y smut, en 2015 experimentó un ascenso productivo destacado, sacando al mercado tomos únicos como Mafuji-kun wa Takatsuki-kun ga Osuki! y Seme Kui Danshi. En 2016 llegaría el volumen Tama No H Na Mousou Flag y en 2017 Houkago Made Matenai Bocchi Satou to Ecchi na Kobayashi-kun. Un año después, en 2018, se publicaron los tomos Ecchi na Onii-san to Omocha de Asobo?, ¡Buen provecho! (Oishiku Meshiagare) y Ryouri Kyoushitsu no Hentai-sensei. Posteriormente publicó Omocha ni Nanka Saretakunai (2019) y Kuro no Kareshi wa Pantsu ni Muchuu!? (2020). Más recientemente, en 2021, sacó al mercado japonés los tomos Choukyou no wo Jikan desu, Goshujin-sama. – Isekai ni Shoukansaretara Hanayomedatta, Kono Hatsujou wa Ofureko de Onegaishimasu! y Towa-sensei wa Zenbu Hajimete.

También ha participado en las antologías Stalker Danshi (2015), Tenraku Danshi (2015), Bokoriai Danshi (2015), Iede Boys (2016), Mesu Oniisan Anthology (2016) y Mafuyu Danshi (2017).

¡Buen provecho!

Edición de ¡Buen provecho! por Odaiba Ediciones

La edición en castellano de ¡Buen provecho! está realizada en formato rústica en tapa blanda y con sobrecubierta y en su portada podemos encontrar a los tres protagonistas principales de la obra, es decir, Chiharu, Alex y Fu, mientras que en la contraportada encontramos nuevamente a los protagonistas junto a la sinopsis de la obra. El tomo, impreso en sentido de lectura oriental, se compone de casi 200 páginas en blanco y negro y una inicial a color y está a la venta en tiendas especializadas y en la web de Japan Weekend a un precio unitario de 7,50 euros.

El volumen en sí está formado por ocho capítulos, siendo el último de menor extensión, y un epílogo final. Es a través de estos episodios como el lector se acerca a la peculiar historia de amor (y perversión) entre Chiharu y Alex, teniendo como telón de fondo el ámbito culinario y la alimentación del pequeño Fu. Además, bajo la sobrecubierta encontramos dos breves historias que tienen relación con aspectos que se muestran en la obra principal.

¡Buen provecho!

En cuanto a la traducción al castellano, esta la firma Ana Reyes, quien una vez más ha realizado un trabajo más que destacable empleando vocabulario sencillo y asequible para todos los públicos. Si nos centramos en el conjunto de la edición que nos presenta Odaiba Ediciones, esta cuenta con un buen acabado final, con una alta calidad de impresión en páginas de alto gramaje y una disposición de textos claros y bien justificados, aunque una vez más el lector se encuentra con una serie de erratas que deben revisarse para futuras ediciones del tomo.

Valoración personal

Como se ha mencionado anteriormente, Romu inició su carrera profesional en 2015 con la publicación de tomos únicos originales y su participación en diversas antologías junto a otras autoras. Es por ello que ¡Buen provecho!, una obra de 2018, muestra un estilo bien definido y asentado, nacido tras años de trabajo y experiencia. Es así como el lector se encuentra con un romance bastante tórrido encajado en una historia slice of life en la que la cocina es un elemento esencial de la misma, tanto por su parte relacionada con la alimentación de Fu como por el juego erótico que a los que dan pie ciertos productos y preparados. No obstante, hay que decir que la trama resulta bastante precipitada.

¡Buen provecho!

Ya desde el primer momento Alex muestra su deseo hacia Chiharu y le hace protagonista de un encuentro bastante placentero. Y aunque la obra deja previamente patente que Alex va a ir a saco, no deja de sorprender la rapidez y lo directa que se muestra Romu a este respecto. No obstante, según avanza la historia el lector va conociendo tanto a Chiharu como a Alex y su relación se va afianzando, dejando espacio para la cocina, las dudas, la preocupación por Fu y, finalmente, una relación amorosa que más parece nacer de unos celos y un egoísmo infundado por terceros que de una atracción sana. Aunque dada la rapidez con que se desarrolla todo tampoco sorprende este desenlace. Eso sí, hacia el final del tomo todo se normaliza y resulta menos forzado y más natural, dejando espacio a escenas de lo más tiernas.

En cuanto al dibujo, como ya he dicho, es bastante hermoso visualmente hablando. ROM apuesta sobre seguro con el diseño de protagonistas atractivos para la vista, a los que su personalidad y forma de desenvolverse en la historia acaba de hacer interesantes para el lector. Con un estilo de dibujo que se caracteriza por la profusión de líneas curvas y rostros muy expresivos, la autora ha aprovechado la oportunidad para dar rienda suelta a su saber hacer a través de las escenas de mayor contenido sexual. Y es que, aunque la obra cuenta con censura, lo cierto es que en muchas ocasiones esta no opaca lo que la autora quiere ofrecer al lector, ya que se muestra realmente explícita a la hora de dibujar erecciones bajo la ropa, dejando poco a la imaginación. De igual manera, estas escenas se ven un tanto ensombrecidas por la desproporción del dibujo, que en muchas ocasiones es tan cantosa que desmerece un tanto la historia, incluso el momento, para centrar la atención en esos elementos que descuadran por completo la armonía del dibujo de la viñeta en la que aparece. No obstante, también es cierto que este tipo de escenas son las que muchos lectores esperan encontrar en obras de género Boys Love y seguramente estarán encantados con lo explícito de las mismas. En cuanto al dibujo, también cabe señalar la casi inexistencia de fondos, o que cuando estos aparecen sean poco elaborados, dejando todo el peso de la trama y de la atención del lector en los personajes de la misma.

¡Buen provecho!

Los personajes, obviamente, son un elemento imprescindible a tener en cuenta. Mientras que Chiharu es un personaje serio, formal, bastante tímido y con ciertos prejuicios, lo cierto es que no muestra reparo alguno a la hora de dejar estos últimos de lado por un bien mayor. Por otro lado, Alex es un chico igualmente formal y servicial, pero mucho más afable y viva la vida de lo que aparenta en un primer momento. Eso sin contar con su insaciable apetito sexual, que en ocasiones, sumado a su carácter directo y deslenguado, hace que parezca que está más salido que el pico de una mesa. Aun así, los dos forman una buena combinación que da lugar a una pareja que se complementa a la perfección y que disfruta de sus ratos libres. Por su parte, Fu es el elemento que, sin hacer nada notorio, consigue captar la atención y el cariño de los lectores, ya que su presencia es necesaria en la mayor parte de los momentos cómicos de la obra. A ellos se suma un pequeño pero variado elenco de personajes secundarios que ayudan a que tanto la trama como su relación avancen por el buen camino.

En cuanto a la edición en castellano, tal y como se ha dicho, cuenta con un buen acabado final que deja ver su calidad tanto de continente como de contenido, a excepción de las erratas que deben corregirse para futuras ediciones. Una buena y cuidada edición que ofrece una traducción acorde, ajustada al contexto de la historia, a la situación (y humor) cambiante de los personajes y que se puede leer con mucha facilidad y rapidez.

¡Buen provecho! es una muy buena carta de presentación de una autora que no duda en mostrar y experimentar con el cuerpo masculino, ofreciendo una historia simple pero efectiva que entran por el ojo gracias a su buen dibujo y que invita al lector a sumarse al juego del tira y afloja que se traen sus dos protagonistas. Un tomo único que se lee de un tirón y que a muchos gustará por su alto contenido sexual.  

¡Buen provecho!