¡Te devoré como a un buen libro!