MIKA y Odaiba Ediciones nos traen ¡Te devoré como a un buen libro!, un Teen’s Love lleno de erotismo y sensualidad.

No cabe duda de que el panorama nacional del manga está cambiando, dando lugar a una época dorada en la que la expansión de editoriales y temáticas variadas y para todos los públicos choca de frente con la saturación de un mercado que antes o después estallará ante el incesante volumen de nuevos títulos y la escasez de recursos económicos y espacio físico de los lectores y lectoras de este tipo de literatura. No obstante, y hasta que este momento llegue por completo, los fans del manga podemos seguir disfrutando de historias que nos hacen soñar, evadirnos y, sobre todo, disfrutar. Hoy nos adentramos en una obra que, a pesar de su título (bastante suave), esconde historias de lo más eróticas y explícitas que abordan la sexualidad de la mujer de una manera abierta y muy clara, haciéndolas protagonistas en todo momento de las situaciones que comparten (o no) con sus compañeros masculinos. Un volumen único que da una visión distinta pero muy atractiva de un tema tabú para gran parte de la sociedad japonesa que, no por ello, no existe. Hoy nos sumergimos de lleno en el tomo ¡Te devoré como a un buen libro!

“Eres la primera persona con la que siento que vale la pena estar”

¡Te devoré como a un buen libro! es un tomo único que nos presenta historias cortas protagonizadas por tres parejas distintas, una de las cuales cuenta con un mayor desarrollo gracias a que su historia de amor se expande a lo largo de varios capítulos del volumen. Las historias que forman este tomo son:

El cálido juego del amor con un novelista. Historia compuesta por varios capítulos, nos presenta la historia de amor entre Mizuki Nakagawa, una universitaria a la que su novio acaba de dejar, y Takumi Hanai, un novelista que ronda la treintena y al que no le gusta atarse a ninguna relación ni persona. Cuando se cruzan en una tarde lluviosa y con una llorosa y temblorosa Mizuki, Takumi no duda en llevarla a su casa y ofrecerle ropa seca y una bebida caliente. La confesión del por qué del estado de la chica hacen que el novelista se ofrezca para tratar de ayudarla a olvidar a su exnovio con su cuerpo. Es así como da inicio una fogosa relación en la que dos desconocidos se convierten en “amigos con derecho a roce” para, quizás, pasar a ser algo más formal.

¡¿Y qué pasa si me apaño yo sola!? es una historia auto conclusiva que tiene por protagonista a Rena Usami, una mujer bella y fuerte que da lo mejor de sí en el trabajo, pero a quien no le va tan bien en el amor. A pesar de su virginidad a sus casi treinta años, no es una mujer que se amilane por su soltería, sino que le gusta ponerse sexy y crear ambiente en la tranquilidad de su habitación para disfrutar de sesiones de placer en solitario. Con ella vive Kei Hirida, hermano de su antigua compañera de piso, quien estudia en la universidad y trabaja a tiempo parcial. Una noche de autocomplacencia Rena es descubierta en plena faena por Kei, quien nota en sí encenderse la llama de la pasión. Un deseo que también nace en el interior de Rena, quien comienza a ver al chico más como un hombre que como un hermano pequeño.

Dejemos ese dulce beso para después de cenar es la última historia auto conclusiva del volumen. En ella conocemos a Endou, una oficinista que, sin saber muy bien cómo ni por qué, acaba desnuda en la cama de su compañero de departamento Kujo. Intentando averiguar si en esa noche mantuvo relaciones sexuales con su compañero de trabajo, Endou termina siendo la cocinera personal de Kujo, a quien comienza a conocer más en profundidad en las íntimas cenas que comparten cada noche, despertando en ellos un hambre que no puede ser saciaba con los alimentos que preparan en la cocina.

¡Te devoré como a un buen libro!

¡Te devoré como a un buen libro! (Shousetsuka to Koi Asobi – Karada kara Hajimerutte Ari Desu ka?) es un volumen único creado por MIKA que se compone de varios capítulos cortos que fueron publicados en diversos números de la revista Renai Tengoku durante el año 2016. El tomo completo fue recopilado y sacado al mercado por Takeshobo. En abril de este mismo año Odaiba Ediciones confirmaba durante un directo que se había hecho con los derechos de publicación de este tomo que se convierte en el segundo trabajo de MIKA que publican en castellano tras La empalagosa dieta del amor y a la espera de que llegue Erotic Film Shojo Kantoku wa Sexy Danyuu no Gokujou Teku ni Nurete.

Sobre la autora

MIKA es una mangaka conocida por sus trazos finos y su valor narrativo en obras de alto contenido erótico. Es autora de doujinshis de series tan conocidas como Black Butler (Kuroshitsuji), de la que data su primer trabajo, Kuroshitsuji dj – Tsumasaki ni Kiss o (2014). A pesar de ello, no es hasta 2016 cuando despega su auténtica carrera de autora con el josei ¡Te devoré como a un buen libro! (Shousetsuka to Koi Asobi – Karada kara Hajimerutte Ari Desu ka?). En 2017 sacaría al mercado Potchari Kanojo to Sweets Kareshi, volumen que podemos disfrutar desde hace unos años en castellano también gracias a Odaiba Ediciones, quien publicó este tomo único bajo el título La empalagosa dieta del amor. Un año después, en 2018, llegaría Sukoshi Onee-san Dakedo, Aishitekureru? ~Wakeari Toshishita-kun no ecchi nago Houshi~, otro volumen único de temática romántica. En 2019 la producción de MIKA da un acelerón y en ese mismo año publica tres josei subidos de tono: Erotic Film Shojo Kantoku wa Sexy Danyuu no Gokujou Teku ni Nurete, Ore ja dame…? Ecchi na Onee-san ni Asobaretaikei danshi (ambos títulos con la editorial Takeshobo) y Nagisa-kun wa Kikaku Gai Darling! Genderless Danshi ni Michi no Kaikan Osowatemasu! (con la editorial IProduction). En este año 2022 ha publicado los dramas históricos Kyuutei Joi no Kanbina Chiryou de Koutei Heika wa Furui Tatsu (cerrado con un volumen) y Daite kudasai Danna-sama – Amayakashi Hakushaku to Suterare Shoujo (un romance publicado por TL Screamo -Screamo- que cuenta con cuatro capítulos y sigue en activo). Además, en 2020 colaboró con Usagi Tsukishiro en el josei de fantasía Outaishi-sama no Amasugiru Henai ~Oazuke wa Shoya made~ y junto a otros autores en la antología Oboreru Natsu, Shitataru Ase, Karami au Futari.

¡Te devoré como a un buen libro!

Edición de ¡Te devoré como a un buen libro! por Odaiba Ediciones

La edición en castellano de ¡Te devoré como a un buen libro! está realizada en formato rústica en tapa blanda y con sobrecubierta y en su portada podemos encontrar a los dos protagonistas que más capítulos aglutinan del tomo, Mizuki y Takumi, mientras que en la contraportada encontramos la continuación de la ilustración principal junto a la sinopsis del volumen. El tomo, impreso en sentido de lectura oriental, se compone de casi 200 páginas en blanco y negro y está a la venta en tiendas especializadas y en la web de Japan Weekend a un precio unitario de lo más competitivo: 7,50 euros.

El volumen está formado por seis capítulos en los que se desarrollan las tres historias mencionadas previamente. En primer lugar, conocemos a la universitaria Mizuki y al novelista Takumi; a continuación, descubrimos la historia de la jefa Rena y su compañero de piso, Kei; seguidamente el lector se adentra en el romance de los oficinistas Endou y Kujo; finalmente, el lector vuelve a los orígenes para conocer algo más de la historia de amor entre Mizuki y Takumi.

La traducción al castellano del tomo está firmada por Ana Reyes, quien ha realizado un más que destacable trabajo de adecuación del lenguaje a cada personaje y a cada situación, captando la esencia original de la obra y el tono de cada uno de los protagonistas de las mismas. Se trata de un trabajo de traducción muy sencillo, claro y fácil de seguir en el que tienen cabida conceptos habituales en las relaciones sexuales que se expresan por parte de las féminas sin vergüenza ni pudor, haciendo que la historia que se narra sea más vívida.

Si nos centramos en el conjunto de la edición que nos presenta Odaiba Ediciones, esta cuenta con un buen acabado final, con una alta calidad de impresión y una disposición de textos claros y bien justificados que facilitan la lectura. No obstantes, a lo largo de la lectura se detectan algunas erratas sin importancia que pueden modificarse sin problemas para futuras ediciones, pero que no entorpecen ni la lectura ni el acabado final del manga más allá de ser anecdóticas para su futura rectificación.

¡Te devoré como a un buen libro!

Valoración Personal

No cabe duda de que MIKA se ha hecho un hueco más que merecido en las estanterías de muchos lectores y lectoras que están viviendo un nuevo enamoramiento del manga gracias a la publicación en castellano de obras Teen’s Love, un subgénero que había estado olvidado por las editoriales hasta hace relativamente poco. Así pues, Odaiba Ediciones nos invita una y otra vez a redescubrir a esta autora que no se corta a la hora de mostrar historias de temática erótica en la que las mujeres pasan de ser meros objetos a tener parte activa (e iniciativa) en las relaciones sexuales, dejando igualmente patente el cuerpo y el placer femeninos a través de un dibujo muy cuidado en el que destacan las finas líneas, los rostros picudos y los cuerpos generosos y llenos de curvas de las protagonistas femeninas. Una autora que explora el amor y las relaciones sexuales desde el punto de vista de la mujer a través de personajes en mayor o menor medida fuertes e independientes que, no obstante, también sucumben a las debilidades, dudas y pesquisas más conspiranoicas y cliché del género romántico.

En cuanto a las historias, bien es cierto que todas ellas se desarrollan con una más que notoria premura, haciendo que estos romances tan idóneos y perfectos resulten aún más ficticios de lo que ya son, ya que algunas situaciones se ven claramente forzadas para que alcancen a mostrarse en lo que da de sí un capítulo o hacen que algunos personajes tanto principales como secundarios actúen de una manera poco natural, como si fuesen personajes CGI de un videojuego creados para cumplir una función concreta y previamente predeterminada, pero sin autonomía ni relevancia para la obra más allá de servir de empuje para la historia principal (como es el caso del ex novio de Mizuki).

Los personajes, claramente, son otro elemento importante a tener en cuenta. Por norma general, las mujeres que componen las historias de ¡Te devoré como a un buen libro! gozan de cierta madurez y autonomía que les es borrada en otras obras del género, haciendo gala de una situación privilegiada para el género según la cual pueden vivir y disfrutar su sexualidad plenamente según sus deseos en cada momento, sin rendir cuentas a nadie, sin justificarse por su apetito sexual y sin tener que someterse a los deseos del hombre de turno. Muy al contrario, son ellos quienes se entregan en cuerpo y alma a hacer disfrutar a sus compañeras con todos los apéndices de su cuerpo, dejando que sean estas quienes más gocen de la experiencia antes de unirse ellos mismos al placer. Se trata de un detalle que puede parecer nimio, pero que tiene mucho más calado y relevancia de lo que pueda parecer, ya que son historias que se articulan no solo en torno a los sentimientos de los personajes femeninos, sino que las sitúan en el centro de la historia, convirtiéndolas en ejes del desarrollo de la obra en todos los sentidos, dándoles todo el peso de la acción y haciendo que sean ellas quienes la manejan en todo momento y en todo sentido, dejando ver claramente sus deseos y necesidades y dejando que las satisfagan sin tener que someterse o dar nada a cambio más allá de lo que ellas mismas deciden y desean dar a sus compañeros. No obstante (y aquí viene el pero), la obra mantiene ciertos clichés que muestran a la mujer bajo un prisma aún bastante patriarcal (como es el hecho de que Rena se martirice por rondar la treintena y seguir soltera y virgen, aunque le preocupa más lo segundo que lo primero, o que Mizuki caiga en las redes del estereotipo de mujer celosa, insegura, que se siente inferior a su pareja y que duda de esta y se monta películas injustificadas en su cabeza en cuanto ve a Takumi con otra mujer, como si un hombre y una mujer no pudiesen ser amigos o llevarse bien sin ser nada más).

¡Te devoré como a un buen libro!

Aun así, no todo es malo con respecto a los personajes. Al contrario, este título utiliza a una de las mujeres para tratar algo que rara vez se muestra como es la masturbación femenina, un tema que parece tabú y que así se deja entrever por uno de los personajes masculinos. Un personaje masculino que, igualmente, quiere disfrutar en sus propias carnes de un placer manual otorgado por su compañera de cama. Un punto a favor de esta obra que muestra sin tapujos que en el amor no todo es el clásico “mete-saca”, sino que se puede experimentar placer de otras formas igualmente válidas y socialmente aceptadas y practicadas. En cualquier caso, todos los personajes de estas historias gozan de un carácter muy afable y animado que ayuda a simpatizar con los lectores y a invitarles a formar parte de su historia, aunque solo sea a través de las páginas.

En cuanto a la edición, como ya se ha mencionado, cuenta con un destacado acabado final que deja ver su calidad tanto de continente como de contenido y a un precio que hace que esta obra sea bastante competitiva en el mercado actual, teniendo en cuenta la temática que trata y al público al que va dirigido, obviamente. Una buena y cuidada edición que ofrece una traducción acorde, ajustada al contexto de las historias y que se puede disfrutar tanto de seguido como a tramos según el tiempo del que dispongamos para dedicarle.

En resumen, ¡Te devoré como a un buen libro! es un TL ameno, de fácil lectura y que expone de manera abierta y explícita la sexualidad y el deseo de la mujer a través de una narrativa fluida y un dibujo fino, cuidado y muy hermoso, aunque con cierta (y típica) censura en el caso de los desnudos masculinos). Una obra que gustará a los lectores y lectoras que busquen algo distinto y un tanto más picante para disfrutar de una obra ligera pero llena de simbolismos en los que la mujer es protagonista con su cuerpo y sus sentimientos de toda la extensión de la obra.