Vuelve la perezosa reina Durandara para hacernos reír y pasar un buen rato. Y es que este segundo tomo de La Reina Demonia Necesita un Descanso tiene humor desde el principio hasta el final.

Odaiba Ediciones sigue viento en popa a toda vela ampliando su catálogo manga tanto con nuevas obras como con las esperadas continuaciones de las series que ya ha dado a conocer al gran público. Una de ellas es La Reina Demonia Necesita un Descanso, la cual se amplía con un segundo tomo lleno de diversión, pereza y muchas sorpresas que seguro no os dejarán indiferentes.

“¡¡¡Escapar no es una opción para la reina demonia!!!”

Durandara, nuestra querida reina demonia de Opscurité, continúa buscando por todos los medios llevar una apacible y tranquila vida, pero las vicisitudes del día a día se lo impiden. Tampoco sirven de mucha ayuda los esbirros que tiene a su lado, que son más un estorbo que una ayuda. A todo esto, le tenemos que sumar un padre que está encima de ella esperando disfrutar del tiempo perdido, algo que Durandara no lleva muy bien. ¿Podrá al fin llevar la apacible vida que desea y mantener su bella imagen intacta al mismo tiempo?

La Reina Demonia Necesita un Descanso

La Reina Demonia Necesita un Descanso (Daimaō no Off) es un manga de dos volúmenes de Madoka Mizuno que nació en la Niconico Seiga (Leed) en 2016 y que terminó dos años más tarde. Odaiba Ediciones confirmó la licencia de este manga a finales del mes de octubre de 2020. En abril de 2021 se puso a la venta el primer tomo a un precio de 7,50€ tanto en la tienda online de Japan Weekend como en librerías y tiendas especializadas. El segundo volumen se encuentra disponible desde el pasado 26 de abril.

Edición de La Reina Demonia Necesita un Descanso Vol.2 por Odaiba Ediciones

La Reina Demonia Necesita un Descanso

La edición en castellano de este segundo tomo de La Reina Demonia Necesita un Descanso es igual a la versión original nipona, por lo que en portada tenemos a nuestra adorable protagonista haciendo lo que más le gusta en el mundo, el vago, mientras es observada por su inseparable grupo de esbirros. En la contraportada tenemos la sinopsis de la historia y varios apuntes divertidos con la tipografía clásica de un buen JRPG.

La obra está realizada en formato rústica con sobrecubierta de tacto plástico que le otorga a la ilustración principal un brillo realmente favorecedor. Al retirar dicha sobrecubierta podemos disfrutar de una enciclopedia de Opscurité realizada por Madoka Mizuno con la que nos familiarizamos con los términos y criaturas que aparecen a lo largo de la lectura.

Compuesto por ciento setenta y seis páginas en blanco y negro divididas en siete episodios, este tomo finaliza con dos extras que le ponen la guinda a un pastel que seguro nuestra querida Durandara querría devorar a toda costa.

La traducción a nuestro idioma está firmada por Elena Díez Antón, quien ha sabido adaptar a nuestro vocabulario las múltiples expresiones niponas que aparecen en la obra. Con un lenguaje fácil, simple, y unas frases hechas que todos entendemos, Díez Antón nos acerca aún más a este histriónico universo en el que nada es lo que parece y que trae de cabeza a la reina Durandara.

Valoración personal

La Reina Demonia Necesita un Descanso es una divertida historia que consigue que nos evadamos de todo gracias a un buen plantel de personajes encabezados por la adorable Reina Demonia, Durandara. Junto a ella encontramos villanos y demonios de todo tipo que no dejan de sumar al conjunto de esta disparatada historia. Historia que nos hace empatizar con esos jefes finales de JRPG a los que nos hemos enfrentado en videojuegos mundialmente famosos. A esto hay que añadirle el tener que lidiar con los problemas de la tierra de la oscuridad, Opscurité, animar a los siervos para que no desistan en su misión de detener a los “buenos”, mantener una imagen adecuada y bonita de cara a los demás, conservar la unión de los cinco grandes reyes… Lo dicho, agotador a más no poder.

A todo esto (y mucho más) tiene que hacer frente nuestra protagonista con las herramientas que tiene a su disposición, aunque siempre puede contar con la inestimable ayuda de su criada. No obstante, y como viene siendo habitual en este tipo de historias, no todo sale como se piensa al principio y al final acaba de la manera más disparatada posible.

La lectura de este segundo y último tomo se hace amena, consiguiendo que lo devoremos en un suspiro al querer descubrir qué nuevas aventuras vivirá Durandara y si conseguirá algún día hacer el vago todo lo que desea. Esto es gracias a una narración ágil, rápida y divertida, propia de las típicas comedias de humor. A esto debemos añadirle, tal y como hemos dicho, la excelente traducción a nuestro idioma.

En cuanto al diseño de personajes y al dibujo, no tenemos más que buenas palabras. Y es que el trabajo de Madoka Mizuno es realmente bonito y mete de lleno al lector en un universo que, si de primeras debiera ser aterrador, nos invita a querer descubrir más y más de él. Mención aparte merecen las ilustraciones entre episodios que, con un simple dibujo, dan más información de lo que ocurre al finalizar el capítulo anterior.

Por último, pero no menos importante, la edición en castellano de La Reina Demonia Necesita un Descanso que ofrece Odaiba Ediciones es muy buena en todos los aspectos: rotulación, traducción, encuadernación, etc. Sin duda, un muy buen trabajo que pone de manifiesto el buen hacer de esta editorial que poco a poco se está haciendo un hueco en el panorama del manga actual en nuestro país.

La Reina Demonia Necesita un Descanso