Mamoru Oshii, Satoshi Kon y Planeta Cómic nos presentan la reedición del tomo único Seraphim 266613336 Wings.

Hay veces en las que el destino nos ofrece productos únicos gracias a la unión de mentes privilegiadas que elevan sus creaciones a un nuevo nivel expresivo y narrativo. Sin embargo, las pretensiones personales de cada uno de los individuos implicados no siempre permiten que estas colaboraciones sean permanentes o que, al menos, duren lo necesario hasta concluir el objetivo por el que aunaron sus capacidades artísticas. Sin profundizar en los motivos personales o laborales que llevaron al precipitado fin de esta colaboración, lo cierto es que hoy nos adentramos en una obra apocalíptica que nos presenta un mundo sumido en el caos y la devastación que, no obstante, vista desde nuestra perspectiva, resulta bastante profética de lo que hemos vivido en los últimos años. Una historia de muerte, desesperación y miedo que deja un halo de esperanza. Todo ello narrado con la mayor calidad por dos de los nombres más destacados en el campo del manga y de la animación: Mamoru Oshii y Satoshi Kon. Una historia cuya edición, aunque inconclusa, es necesaria y recomendable para los amantes de manga y que ha recibido recientemente una reedición por parte de Planeta Cómic. Hoy nos adentramos en los misterios de Seraphim 266613336 Wings.

“¡En ella reside la inocencia!”

Seraphim

A comienzos del Siglo XXI una epidemia asola el corazón del continente euroasiático. Una enfermedad conocida como ‘la enfermedad del ángel’ que altera los cuerpos de aquellos que la contraen, haciendo que desarrollen deformaciones óseas que les otorgan cuerpos con apariencia de ángeles, al tiempo que padecen alucinaciones hasta que quedan en estado vegetal. Para averiguar su origen y sus medios de transmisión, la OMS recluta a tres inspectores o sabios (un alto comisionado de refugiados que siempre ha criticado a los inspectores que se hace llamar Melchor, un biólogo que dimitió como inspector por desavenencias con la OMS al que llaman Baltasar y un perro llamado Gaspar) quienes, acompañados por una niña de nombre Sera, se adentrarán en la zona de cuarentena para tratar de desvelar los misterios de esta enfermedad para poder detenerla mediante el desarrollo de una cura. Sin embargo, esta misión los llevará a inmiscuirse en terrenos donde han explotado guerras civiles, en las que la miseria y la pobreza se han adueñado de sus ciudades, ahora dominadas por mafias y clanes tribales, que pondrán impedimentos al desarrollo de la investigación. Una carrera contra reloj para salvar a la humanidad y descubrir el papel de Sera en toda esa locura.

Seraphim 266613336 Wings es un seinen firmado por Mamoru Oshii y Satoshi Kon que se serializóoriginalmente en la revista Animage entre mayo de 1994 y noviembre de 1995. La obra interrumpió su edición, según se dice, por desavenencias creativas entre los dos autores. Diferencias que provocaron que esta genialidad nunca recibiese una continuación ni un final, lo que la convierte en un ejemplo de una historia con una trama potente y un dibujo detallista y altamente expresivo que nos ofrecen lo que pudo ser y no terminó de cuajar entre ambos creativos.

Sobre los autores

Mamoru Oshii comenzó su trayectoria como mangaka con el volumen único Todonotsumari… (realizado junto a Yuuji Moriyama, 1994), aunque su primer trabajo en solitario fue el volumen Seibushinjuku Sensen Ijounashi (1987). Tras este llegaría el drama psicológico de ciencia-ficción Kenrou Densetsu (junto a Kamui Fujiwara, 1988, dos volúmenes), Seraphim 266613336 Wings (junto a Satoshi Kon, un tomo, 1994), el tomo de ciencia-ficción y toques de misterio y drama Koukaku Kidoutai (junto a Masamune Shirow y Production I.G., 1995), el seinen psicológico y de ciencia-ficción Kenrou Densetsu Akai Ashikon (junto a Mamoru Sugiura, 2005, el romance de ciencia-ficción y toques psicológicos Kerberos x Tachiguishi: Harahara Tokei no Shoujo (junto a Mamoru Sugiura, 2007), el seinen de ciencia-ficción Yuubae Sakusen (junto a Ryuu Mitsuse y Tsutomu Ohno, cuatro volúmenes, 2008), el tomo Assault Girls (junto a Daigo Shinma, 2009) y el volumen único Wanwan Meiji Ishin (junto a Tetsuya Nisho, 2011).

En cuanto a su carrera en el campo de la animación, en 1977 firmó el storyboard de su primer trabajo, el anime Ippatsu Kanta-kun para el estudio Tatsunoko Productions, con quienes también trabajó en la serie Time Bokan antes de pasar a formar parte de Studo Pierrot bajo la supervisión de su mentor, Hisayuki Toriumi. Aquí firmó trabajos como Urusei Yatsura (1981), las películas Urusei Yatsura: Only You (1983) and Urusei Yatsura 2: Beautiful Dreamer (1984), la OVA Dallos (1983), entre otros trabajos como los live-action de Patlabor. Sin embargo, su fama llegó en 1995 con la película Ghost in the Shell. A ella le siguieron trabajos como Avalon (2001), Ghost in the Shell 2: Innocence (2004), The Sky Crawlers (2008), Assault Girls (live-action, 2009), Garm Wars: The Last Druid (colaboración canadiense-japonesa, 2014), Tōkyō Mukokuseki Shōjo (live-action, 2015) y Vlad Love (animación, 2019), entre otros trabajos.

Por su parte, Satoshi Kon inició su carrera como mangaka en 1990 con el tomo único Kaikisen. Poco después llegaría la comedia sobrenatural de tomo único World Apartment Horror (en colaboración con Katsuhiro Otomo, 1991), al que siguieron Seraphim 266613336 Wings (en colaboración con Mamoru Oshii, 1994) el drama psicológico Opus (1995, dos tomos) y la comedia de tomo único Yume no Kaseki – Kon Satoshi Zentanpen (2011).

Sin embargo, donde más sobresalió Satoshi Kon fue en el campo de la animación. Su primer trabajo fue como guionista de World Apartment Horror y diseñador de animación de Roujin Z (ambos en 1991). También se ocupó del diseño de escenas en Patlabor 2 (1992) y del diseño de escenas del quinto episodio de Jojo no kimyō na bōken (1993). Ya en 1996 firmó el guión de Memorias – Magnetic Rose, la última película de la trilogía realizada junto a Katsuhiro Ōtomo. Aun así, su salto al auténtico estrellato se produjo en 1997, cuando se puso al frente de la dirección de la película Perfect Blue. A ella le seguirían los largometrajes Millennium Actress (2001), Tokyo Godfathers (2003), Paprika (2006) y Dreaming Machine (2015), un proyecto inacabado que el estudio MADHOUSE decidió recuperar tras el prematuro fallecimiento de Kon en agosto de 2010. En su haber también figuran la serie para televisión Paranoia Agent (2004) y el cortometraje Ohayō (2008), entre otros.

Seraphim

Edición de Seraphim 266613336 Wings por Planeta Cómic

Planeta Cómic ha reeditado esta magnífica historia inconclusa de Mamoru Oshii y Satoshi Kon en formato tapa dura sin sobrecubierta (cartoné) y un tamaño de 14,8 x 21cm. Ubicado dentro de su colección Biblioteca Satoshi Kon, este tomo está compuesto por 230 páginas en blanco y negro, aunque cuenta con varias páginas a todo color, igual que la lámina inicial desplegable protagonizada por Sera, tras la cual se ubica la sinopsis y el índice del volumen. Esta nueva edición ya está a la venta en tiendas especializadas a un precio de 15,95 euros.

El tomo en sí está formado por un prólogo que antecede a los dieciséis capítulos que se llegaron a publicar de esta obra y en los cuales se da un primer vistazo muy completo de una historia compleja pero bien estructurada y que deja ver lo que podría haber sido una historia de una calidad singular con una narración densa pero detallada en la que entran en juego hechos históricos, conceptos y mitos religiosos, teorías físicas y políticas de índole geográfico y habitacional. A estos apartados le sigue otro titulado Sobre Seraphim en el que se aborda su origen y su propósito, que no era sino conseguir una obra de éxito que emulase la serialización de Nausicäa del Valle del Viento, de Hayao Miyazaki. El tomo lo cierran los diseños preliminares de personajes.

En cuanto a la traducción al castellano, esta está firmada por Marc Bernabé (DARUMA Serveis Lingüístics, SL). El tomo en sí destaca por un vocabulario muy sencillo de seguir, aunque cuenta con muchos términos técnicos que se ubican en densos textos que pueden ralentizar un poco la lectura, ya que la obra presenta un mundo apocalíptico en el que la ciencia, la religión, los mitos y la política se da la mano para crear un universo tan complejo y convulso como la vida misma. Aún así, la traducción es exquisita y goza de una calidad que es muy apreciada por los lectores.

En lo que respecta a la edición que Planeta Cómic ha traído de vuelta a las tiendas, esta cuenta con un buen acabado final, con una alta calidad de impresión en páginas de alto gramaje y que dispone de textos claros y bien justificados. Una edición a la altura de la obra que alberga en sus páginas y que pone de relieve la calidad del trabajo conjunto de Mamoru Oshii y Satoshi Kon.

Seraphim

Valoración personal

A pesar de que el hecho de que esté inconclusa es un hándicap tremendo para la historia, no cabe duda de que Seraphim 266613336 Wings es un referente sinigual de calidad genuina de la obra de dos artistas sobresalientes. Dos mentes creativas que dieron a luz una historia que estaba destinada a destacar por su calidad narrativa y su estética y que, por motivos externos, se vio inconclusa. Una historia que crea un universo particular, complejo, duro, pero perfectamente explicado para que el lector se ubique en ese escenario sin problemas y sin sentir que le falta información más allá de la que se vaya conociendo con el desarrollo de la trama. Un ejemplo de que calidad, originalidad y buen hacer no están reñidos, siempre que haya un propósito común que no se difumine con el paso del tiempo.

Como ya se ha mencionado la trama es compleja, pero está bien estructurada y nos plantea un escenario terriblemente familiar (en lo referente al virus, salvando las excepciones de esta ficción). Una historia que se articula sobre un supuesto que se explica adecuadamente en este primer y único tomo y que presenta un mundo asolado por el miedo, la incertidumbre, la desesperación por luchar contra un destino injusto y las prisas por encontrar una cura al mal que asola el continente euroasiático. Un argumento potente que podría haber dado mucho de sí de haber seguido adelante y que con este inicio nos muestra lo que pudo ser y no fue.

En lo referente a los personajes, todos ellos forman un elenco de lo más peculiar, pero juntos funcionan con efectividad. Con un carácter muy marcado y unas circunstancias personales que les persiguen, todos ellos consiguen destacar en algún punto del volumen, resaltando su potencial, pero dejándonos con las ganas de saber hasta dónde podrían haber llegado. Lógicamente, los personajes clave que más sobresalen en este tomo son los sabios Melchor y Baltasar, mientras que Gaspar y Sera sólo ofrecen un pequeño esbozo de su papel protagónico. Aun así, su fuerza y determinación son más que suficientes para mostrar el potencial que guardaban en su interior y que hoy en día solo podemos llegar a imaginar.

En lo que respecta al dibujo, poco que decir que no se haya visto ya con otras obras de la colección Satoshi Kon. Con un diseño de lo más cuidado, esta obra nos ofrece escenarios llenos de detalles y personajes a los que no les cuesta expresar sus emociones y pensamientos a través de sus marcadas facciones y su asombrosa expresividad. Un regalo para la vista que deja patente el estilo singular, directo e impactante de dos artistas que son auténticos fenómenos.

A pesar de ese gran “pero” que supone su condición de inclusa, Seraphim 266613336 Wings es una obra que todo amante del manga debe conocer debido a su trascendencia en el campo del cómic japonés. Creada por dos mentes brillantes, esta historia que regresa al catálogo de Planeta Cómic nos recuerda el potencial de una colaboración única que dio a luz una historia compleja pero bien armada, con un trasfondo que pone de relieve las principales inquietudes y temas recurrentes de sus autores de una forma excepcional y terrorífica. Un tomo denso pero atrayente que pone de relieve que realidad y ficción pueden ser más idénticos de lo que cabría esperar. Todo ello en una edición cuidada y con una traducción genial que contribuye a incrementar la calidad intrínseca de una obra nacida de la magnífica trama y su excepcional dibujo. Un regalo que podemos leer y que nos permite imaginar cómo sería su desenlace en función de las trayectorias y obras de sus dos autores.

Seraphim