Yuhta Nishio y Fandogamia Editorial nos presentan After Hours, la historia de dos mujeres destinadas a triunfar y amarse en la noche tokiota.

En un mercado editorial del manga cada vez más saturado de títulos para todos los públicos y para todos los gustos, resulta complejo encontrar esa obra que te atrape, esa historia que te haga vibrar, soñar o simplemente que te haga pensar que estás invirtiendo con sabiduría y acierto un dinero que cada vez da para menos. Es por ello que cada vez más lectores han pasado de adquirir títulos superventas genéricos de temáticas y narrativas cortadas por un mismo patrón a interesarse por obras con aire único que transmitan no sólo historias de calidad, sino valores y principios que hoy en día están en auge y a los que es necesario darles voz y prestarles atención. Fandogamia es una editorial que, a este respecto, nunca decepciona. Con una línea editorial y unos intereses de difusión perfectamente identificados y marcados, ha conseguido establecer una relación directa con un público fiel que sabe lo que quiere y acude a ellos en busca de obras concretas que a otros editores ni se les pasaría por la cabeza sacarlas al mercado. Una apuesta arriesgada pero que, por suerte para todos, va dando sus frutos poco a poco, permitiéndonos acceder a historias que se alejan del criterio más puramente comercial para sorprendernos gratamente. Hoy os hablamos de un título manga que se ha incorporado recientemente a su catálogo y que, según la propia editorial, se está vendiendo solo. Un primer volumen que deja una muy buena impresión en el lector, al que muestra un Tokio desconocido para muchos, pero igual de vivo y atrayente que todo lo que ofrece esta ciudad que nunca duerme. Una historia tierna que comienza con un compás lento y nos adentra en la vida de dos mujeres con mucho que contar y con mucho amor que dar en distintas vertientes. Hoy os hablamos del primer tomo de After Hours, manga firmado por Yuhta Nishio.

“Me había prometido no hablar del pasado. Pero tú eres especial”

After Hours

Emi Asahina es una joven de veinticuatro años que una noche acude a una discoteca del barrio de Shibuya, donde había quedado con una amiga. Incapaz de reunirse con ella y sintiéndose completamente fuera de onda en ese ambiente, es allí donde conoce a Kei, una muchacha espontánea, afable, atrevida y amante de la música que la invita a pasar la noche con ella. Es así como las dos terminan compartiendo cama. Pero lo que parecía un rollo de una noche da paso al inicio de una relación de amor-amistad en la que ambas muchachas desearán conocer más de la otra, sobre todo Emi, quien se interesará por el estilo de vida de Kei y, en especial, su peculiar manera de entender la noche a través de su pasión por la música como DJ. Por ello, cuando esta le propone que haga de VJ para ella, Emi se sumergirá por completo en el ambiente de la vida nocturna y los clubes tokiotas junto a Kei, lo que la permitirá descubrir una nueva faceta sobre ella, sobre sus capacidades, intereses y gustos, que desconocía hasta el momento.

After Hours es un slice of life firmado por Yuhta Nishio que se publicó entre marzo de 2015 y enero de 2017 en las revistas Hibana y Ura Sunday, así como en la app Manga One (Shogakukan. La serie fue recopilada en tres tomos en 2018. Fue en abril de 2021 cuando Fandogamia Editorial aprovechó uno de sus famosos #fiércoles para anunciar que se había hecho con los derechos de publicación de After Hours, la cual ha ido viendo retrasada su salida al mercado por diversos factores. Ahora, por fin, ya podemos disfrutar de este primer volumen del que os hablamos a continuación.

Sobre el autor

Yuhta Nishio es un autor especializado en dramas y romances de género GL y seinen. Su debut se produjo en 2015, año prolífico en el que publicó el tomo único de fantasía Iri Kachi y el inicio de After Hours. En 2018 vio la luz Mizuno to Chayama, un GL escolar de dos tomos que se publicó en la revista Comic Beam. Este mismo año 2022 ha dado comienzo a su último título, Shimokitazawa Backyard Story, una comedia slice of life que sigue en activo en la revista Comic Beam. También ha colaborado junto a otros autores en la antología Syrup Yuri Anthology (2019).

Edición de After Hours Vol.1 por Fandogamia Editorial

Fandogamia Editorial ha sacado al mercado esta serie corta de Yuhta Nishio en formato rústica sin solapas con sobrecubierta y un tamaño de 18 x 13cm. Ubicado dentro de la línea Yamanote, este tomo está compuesto por 160 páginas en blanco y negro y cuatro a color (al inicio del capítulo 3) y se puede encontrar en tiendas especializadas y la propia web de Fandogamia Editorial a un precio de 8,00 euros. Para todos aquellos que quieran echar un vistazo a la historia antes de decidirse a comprarla la editorial ha compartido en su web un avance de la misma donde se pueden leer las primeras páginas del volumen.

After Hours

El tomo en sí está formado por cinco capítulos en los que el lector se adentra en la escena nocturna tokiota a través de Kei y Emi. Esos momentos no solo conducen al lector a través de este espacio a menudo desconocido por el gran público, pero de vital importancia para conocer con mayor profundidad cómo es la sociedad de esta inmensa capital, sino que sirven de trampolín para ir conociendo a las dos protagonistas. Ellas se presentan como dos mujeres autosuficientes que tratan de buscar su lugar en el mundo.

En cuanto a la traducción al castellano, esta es obra de Elena Diez. El tomo en sí destaca por un vocabulario muy sencillo de seguir que permite que la obra se lea de manera fácil y rápida, lo que puede ser un punto decisivo para que más de uno se decida a darle una oportunidad.

En lo que respecta a la edición que Fandogamia Editorial ha sacado al mercado, esta cuenta con un buen acabado final, con una alta calidad de impresión en páginas de alto gramaje y que dispone de textos claros y bien justificados. Una edición a la altura de la obra que alberga en sus páginas y que pone de relieve la calidad del trabajo de Yuhta Nishio y su espléndida capacidad narrativa.

After Hours

Valoración personal

Si bien es cierto que el panorama del manga en castellano ha crecido a lo grande (aunque aún le falta mucho camino por recorrer y muchas buenas historias por licenciar) en lo que respecta a historias de temática BL, la verdad es que los lectores aún nos sentimos muy huérfanos en lo referente a historias GL. Parece ser que el amor entre hombres (a excepción de algunos detractores que se sirven del anonimato para criticar estas historias sin dar razones de peso que justifiquen sus banas palabras) se ha asentado con fuerza en el seno de la mayoría de las editoriales; sin embargo, el GL no termina de dar ese paso decisivo que le haga brillar con la misma fuerza que al BL. Una auténtica pena que nos priva de disfrutar de obras de gran calidad y que pueden llegar a poner de relieve temas de los que es necesario hablar. Por eso, es de agradecer y alabar que Fandogamia Editorial haya apostado por un título como After Hours. Una obra diferente, interesante y protagonizada por dos mujeres en la que los clubes nocturnos sirven de telón de fondo para una historia romántica que no ha hecho más que empezar.

Uno de los puntos a favor de esta historia son sus protagonistas. En primer lugar, y más allá del hecho de que las dos son mujeres, hay que destacar que ambas son adultas, algo que cada vez se está haciendo más habitual en las obras que nos llegan en castellano, las cuales han pasado de estar protagonizadas por adolescentes a afrontar ciertas temáticas desde el punto de vista de personas más maduras, con mayor bagaje y con un proyecto de vida más o menos asentado. Por ello, no hay que dejarse engañar por el hermoso estilo de dibujo de su autor, ya que, a pesar de su imagen aniñada, nos encontramos ante dos mujeres echas y derechas que han superado la juventud y se encuentran en una etapa más madura que requiere de estabilidad y proyectos de futuro a largo plazo a pesar de las dificultades que puedan presentarse.

Teniendo esto en cuenta, Nishio-sensei nos presenta a dos personas con los pies en la tierra que tratan de seguir su camino en la vida. Mientras que Kei parece tener claro su destino, Emi parece un poco más perdida en cuanto a lo que debe hacer, algo que resulta perfectamente comprensible cuando te ves a ti misma con cierta edad (aunque en el caso de la chica no es para exagerar) y sin trabajo. Por ello, cuando Kei le propone ser su VJ le abre un mundo nuevo lleno de posibilidades que la permite expresarse, disfrutar y ser ella misma como nunca antes había podido. A ello hay que sumarle el hecho de descubrir un sentimiento de afecto y atracción por una mujer que la deslumbra y fascina a partes iguales, obviando la relación heterosexual y vacía que había mantenido hasta el momento con su novio. De esta manera, nos encontramos ante una muchacha que de golpe y porrazo se ve ante un abismo de nuevas sensaciones, deseos y anhelos que quiere experimentar y disfrutar junto a Kei, alguien que sin conocerla parece comprenderla mejor que nadie de su entorno.

After Hours

Otro de los puntos positivos de esta historia es que no da nada por sentado. Es decir, las protagonistas están dispuestas a aprender sobre la marcha para sentirse más completas. Esto se ve en ambos personajes, pero quien mejor lo representa es Emi, una chica en dificultades que conoce un ambiente que le es completamente ajeno y nuevo, sorprendente y atrayente en la misma dosis. Es esa emoción por lo desconocido lo que la impulsa a querer saber más sobre ese mundo, a querer cambiar para encajar a su manera en el mismo, a cambiar y aprender cosas nuevas a pesar de la edad y, en especial, a querer saber más de la persona que la ha introducido en ese mundillo y que ha descubierto que le gusta. Es así como tras una primera noche de pasión las dos muchachas deciden reiniciar esa acalorada relación de una manera más sosegada, pero sabiendo lo que buscar de la otra en el plano sentimental. Es así como, con comprensión, ayuda y dedicándose tiempo, las dos van abriéndose poco a poco a la otra, estableciendo una relación más sólida y afectuosa entre ambas que las permita actuar con mayor libertad y espontaneidad frente a la otra. A este respecto, la historia subraya la simetría entre el papel del DJ y el VJ con la historia de las dos protagonistas, sirviendo de metáfora para narrar la propia historia de Emi y Kei. Dos trabajos que, al igual que las dos mujeres, se complementan y van unidos de la mano, latiendo al mismo rcompás.

La narrativa de la obra es otro eje vertebrador de la misma que supone un soplo de aire fresco. En este sentido la historia no se recarga sobre sí misma, sino que da tiempo al lector de ir asimilando la historia de Emi y Kei con tranquilidad y sosiego a pesar de lo agitado de sus vidas, especialmente por la noche. De hecho, los espacios en blanco (de ausencia de viñetas) son muy significativos y dicen tanto o más de su estilo narrativo y del impacto que quiere imprimir a cada momento como las imágenes y los textos que conforman el volumen. Una habilidad que pocos autores usan y aún menos dominan, pero que en el caso de Yuhta Nishio destaca sobremanera y con gran acierto. Esta se compagina con las páginas en negro que sirven de transición entre capítulos y que, de igual manera, dan respiro y significado a la historia, haciendo que esta fluya de manera natural, sin prisas y con un aire más humano de lo que suelen tener los mangas.

En lo que respecta al dibujo, este destaca por sus trazos finos, mayoritariamente curvos y en general hermosos. Yuhta Nishio demuestra un mimo y una calidad técnica muy personales que resultan muy atractivos para la vista. No obstante, el aspecto aniñado de sus protagonistas, en especial de Emi, hacen que en algunos momentos su papel en la historia no case del todo, pero es algo que se puede pasar por alto con facilidad. En cualquier caso, El autor hace un trabajo sublime con el pincel, haciendo que su obra brille con mayor personalidad y fuerza y resaltando con maestría escenas con un significado especial para las chicas y para el lector.

Así pues, Fandogamia Editorial nos ha traído un romance que se desarrolla en los clubs nocturnos de Tokio y que nos presenta a dos mujeres con ganas de encajar y de triunfar tanto en lo personal como en lo profesional. Una historia con mucho sentimiento y un dibujo muy hermoso que plasma la incertidumbre del ser humano ante lo incierto, pero también sus esfuerzos y ganas por triunfar de todos los aspectos. Un primer volumen entretenido, que se lee solo y que cuenta con una buena relación calidad-precio. Sin duda, uno de los títulos más interesantes del año que cuenta con una gran personalidad narrativa.

After Hours