Imagina que eres una guapísima joven con un cuerpo para comérselo y que eso sólo signifique una cosa: Que eres perfecta para…. ser un sacrificio humano para un dios antiguo. Así se describe Bloody Boobs, un juego que con solo las dos palabras de su título nos presenta sus principales virtudes: hay tetas enormes y hay chorrilitros de sangre.
¿Qué hay que hacer en el juego? Pues escapar casi en pelota picada con la ayuda de tus otras compañeras. ¡Nada más!

https://youtu.be/FrhyCoF1WsE

Bloody Boobs busca homenajear a las películas de terror de los años 60, con un laberinto de generación al azar, muchos gritos, físicas la mar de cuidadas para las tetas y una personalización de personaje la mar de chula. ¿Os llama la atención? Pues lo tenéis en Steam por solo tres euretes de nada.

Nosotros, por el momento, preferimos esperar a gastarnos los Mortadelos en él. Y es que a decir verdad, las escenas de jugabilidad se ven más negras que el sobaco de Mogutu.