Del primer trimestre al tercero del presente año fiscal -termina en marzo del 2017-, Nintendo ha vendido la burrada de seis millones y medio de amiibos, una cifra fantástica que palidece un poco si la comparamos con el mismo periodo de tiempo del pasado año fiscal, donde se consiguieron vender aproximadamente veinte millones y medio de figuras, siendo la serie Smash Bros la más exitosa. ¿A qué se debe este bajón? ¿Se está cansando la gente un poco de los amiibo?

Bueno, si lo analizamos con cuidado, está claro que las figuras de Nintendo están sufriendo un desgaste después del subidón inicial, pero también hay que tener en cuenta que últimamente, a excepción de la serie The Legend of Zelda, no ha habido un boom continuo de figuras originales y de calidad. Además, si le sumamos la ausencia de los amiibos de Bayonetta, Corrin y Cloud, desaparecidos en combate supuestamente hasta que salga a la venta la revisión de Super Smash Bros for Wii U en Switch, pues hemos de admitir que el resultado es la mar de bueno.

A pesar de este bajón en ventas, personalmente, no creo que Nintendo esté preocupada por este tipo de negocio a corto plazo. En enero van a llegar los nuevos amiibos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, y con las ganas y expectación que hay por este título, las ventas de estas figuras se van a disparar de forma muy bestia.

 

Taloniano, Nintendo ha lanzado en forma de amiibo a casi todos sus personajes, pero todavía hay espacio para algunos grandes olvidados como Birdo. ¿Qué personaje Nintendo te gustaría que saliera en forma de figura?