Creo que es la primera noticia de Pokémon GO que escribo en Tallon 4. No he podido evitarlo, ya que su contenido me ha hecho reír e incluso plantearme algún reto descabellado. Desde hace poco, Pokémon GO permite seleccionar a un pokémon de tu repertorio y asignárselo a tu avatar, consiguiendo caramelos de evolución cada X kilómetros caminados -el número de kilómetros depende del tipo de pokémon-. Eso es una gran noticia, ya que hay pokémons que aparecen más que un anuncio en Neox -te miro a ti, Pinsir- y otros que aparecen cada vez que el Xacobeo abre sus puertas, por lo que conseguir caramelos de evolución puede ser una odisea.

Pero si hay un pokémon jodido de evolucionar ese es sin lugar a dudas Magikarp. El más inútil de los pokémon necesita 400 caramelos para evolucionar en el terrible Gyarados. ¿Sabéis cúantos kilómetros son eso? Pues 400 Km, lo que te da para:

  • Hacer el Camino del Norte del Camino de Santiago (800Km) y tener dos gyarados
  • Ir desde Barcelona hasta Cullera (Valencia) y conseguir un gyarados
  • Caminar desde Tokio hasta Kioto (470 Km) y conseguir un gyarados

¿Tremendo, no? Uno se queda con un figurín y encima se consigue un pokémon fuertecito. Win, win, señores.

¿Queréis saber cuánto hay que andar para evolucionar a vuestro pokémon favorito? Pues echad un vistazo a esta guía que se ha currado Gamespot