La película de Super Mario Bros del año 93 hizo mucho daño a Nintendo, a los niños que la vimos en el cine -yo soy adicto al prozac por ello- y a toda la industria del espectáculo. Es por ello que, a pesar de que la tecnología ha evolucionado horrores hasta el punto de poder hacer entretenidas algunas películas de superhéroes, Nintendo no quiere saber nada de trasladar sus sagas a la gran pantalla con actores reales. ¿Significa eso que el cine y Nintendo son mundos paralelos que se repelen como agua y aceite? Pues no, porque Tatsumi Kimishima, AKA el abuelo yakuza al que un tirano malvado le robó la sonrisa y también nuevo presidente de Nintendo, ha asegurado en una reciente entrevista al medio japonés Asahi Simbun que la compañía de Kioto planea hacer largometrajes animados por ordenador o con animaciones hechas a mano.

Talonianos, ¿qué propiedad intelectual de Nintendo os gustaría que diera el salto a la gran pantalla? A mí me encantaría que fuera Metroid o Fire Emblem, sin hacerle ascos a una buena película de The Legend of Zelda.

Fuente: Destructoid