Quantic Dream y David Bowie se unieron para traernos esta original aventura de ciencia ficción. ¿Os acordáis?

A día de hoy todo el mundo conoce a Quantic Dream, ¿verdad? Famosos por sus videoaventuras Fahrenheit, Heavy Rain y Beyond: Two Souls, el estudio de David Cage es de esos que generalmente divide al público. Hay quienes alaban sus proyectos y otros no pueden ni verlos. Personalmente el que escribe estas líneas se encuentra en el segundo grupo debido sus últimos proyectos.  De hecho, su carta de presentación, Omikron: The Nomad Soul, es uno de mis títulos favoritos de la era de los 128 bits. Y por eso mismo he decidido traerlo del olvido de cara al Retroanuncio de esta semana.

Lanzado en 1999 en PC y un año después en Dreamcast, The Nomad Soul es justo lo contrario que los actuales títulos de Quantic Dream: un título con aspiraciones de sandbox, con elementos de aventura, shooter, puzles y hasta de juego de lucha. Casi igual que sus títulos actuales llenos de QTE.

The Nomad Soul está ambientado en la ciudad de Omikron, una de las grandes metrópolis del mundo de Phaenon, segundo planeta de la estrella Rad’an. Lo más sorprendente del juego es que el jugador se encarna a sí mismo, ya que nada más comenzar le es explicado que para introducirse en el mundo de Omikron debe poseer a sus habitantes. De hecho, cuando nuestro personaje actual muere, directamente pasamos a invadir el cuerpo de otro habitante de Omikron, cada uno con sus propias habilidades, aportando así una libertad jugable bastante amplia.

Sobre la trama del juego no os queremos dar mucha información porque realmente merece la pena que descubráis esta joya oculta para muchos, pero ya os decimos que hay mucha ciencia ficción, magia, metaficción con sus roturas de la cuarta pared, sexo (es un título de Quantic Dream, ¿qué esperábais?), y la presencia del magnético David Bowie (el fallecido cantante no sólo dio vida a dos personajes del juego sino que compuso la banda sonora y aportó varias ideas al guión del título).

El recibimiento de Omikron: The Nomad Soul por parte de la crítica fue bastante positivo, si bien la versión de Dreamcast fue un fracaso en términos de ventas, lo que obligó a Quantic Dream y Eidos Interactive a cancelar las versiones de Playstation y Playstation 2. Y aunque durante años han surgido rumores en torno a una secuela (Nomad Soul: Exodus, como así se hubiera llamado, llegó a estar en producción durante un tiempo), de momento no hemos tenido la ocasión de volver al mundo de Omikron. Al menos podemos contentarnos con una buena tanda de «anuncios viejunos».