Atrévete a descubrir lo que supone madurar y afrontar la vida tal y como es de la mano de Norma Editorial y de Inio Asano gracias al manga Buenas Noches, Punpun.

Buenas Noches, Punpun

Aprovechando la visita al Salón del Manga de Barcelona de uno de sus autores estrella, Norma Editorial tiró la casa por la ventana publicando no una, sino dos obras de este afamado mangaka que ha conseguido ser considerado uno de los autores más representativos de los años 2000. Hoy nos vamos a dedicar a analizar una de esas novedades que, gracias a una portada de lo más sencilla y curiosa, consigue llamar la atención de los otakus. Una de esas historias cuya apariencia engaña y en cuyo interior se esconde una trama más compleja y adulta de lo que podría parecer en un primer momento. No os hacemos esperar más para presentaros la edición que Norma Editorial ha creado para Buenas Noches, Punpun, de Inio Asano.

“Punpun se siente como si fuera a echar a volar en cualquier momento”

Buenas Noches, Punpun

Punpun Punyama es un estudiante de primaria del montón que tiene una vida un tanto compleja y que se ve a sí mismo como si de un pájaro que debe echar a volar se tratase. Siendo el menor de una familia desestructurada, inestable y un poco conflictiva, Punpun no sólo debe amoldarse a su situación familiar, sino que debe mantenerse neutral en los conflictos que surgen entre sus amigos. No obstante, uno de los principales golpes que sufre Punpun es cuando la chica más popular del colegio, Miyo, se va de la escuela, dejando un gran vacío y pesar en él. Sin embargo, esta es rápidamente sustituida por Aiko Tanaka, una joven vivaz de la que Punpun se enamora perdidamente. A partir de ese momento, el chico comenzará a experimentar en sus propias carnes lo que significa madurar, avanzar en la vida, afrontar los diversos “palos” y alegrías que esta te da, tener sueños de futuro y, sobre todo, convertirse en una persona de la que poder sentirse orgulloso el día de mañana. Todo aderezado con las influencias filosóficas y religiosas a las que todos los individuos de la sociedad están expuestos y que se acaban absorbiendo para dar forma a nuestra manera de ser, de pensar y de actuar. Una historia de madurez y crecimiento personal que el lector descubre a través de la vida de Punpun, la cual se divide en cuatro etapas a lo largo de la obra (escuela primaria, escuela media, escuela secundaria y a partir de su cumpleaños número 20).

Buenas Noches, Punpun (Oyasumi Punpun) es un seinen creado por Inio Asano que comenzó a publicarse en las páginas de la revista Weekly Young Sunday (propiedad de Shogakukan) en marzo de 2007. Un año después, la historia pasó a formar parte de la Big Comic Spirits, también propiedad de Shogakukan, donde permaneció hasta noviembre de 2013. La obra se compone de trece volúmenes recopilatorios.

En junio de este año Norma Editorial anunció a través de sus Blog Manga y de las redes sociales que se había hecho con los derechos de publicación de Buenas Noches, Punpun. Unos cuantos meses después, y coincidiendo con la visita del autor a la XXI Edición del Salón del Manga de Barcelona, la editorial catalana ha sacado al mercado el primer tomo de esta historia tan esperada por un sector cada vez mayor de los otakus españoles.

Edición de Buenas Noches, Punpun por Norma Editorial

Norma Editorial ha realizado un destacado trabajo para sacar a la venta Buenas Noches, Punpun en un formato del que tanto editorial como lectores estén orgullosos y satisfechos con su resultado final. Para ello, la compañía ha apostado por la edición en formato rústica con sobrecubierta en un tamaño de 13×18,2 cm. Estas dimensiones, superiores a la media de los tomos publicados por Norma Editorial, se asemejan a las de la anterior obra que la editorial publicó de Inio Asano, Solanin. El tomo incluye una sobrecubierta plástica de tacto resbaladizo y de un vistoso color amarillo con el contorno de Punpun en relieve. Bajo ella se esconden una portada y contraportada decoradas con una serie de garabatos en el mismo color amarillo de la sobrecubierta.

Buenas Noches, Punpun

El volumen está compuesto por 224 páginas en blanco y negro divididas en doce capítulos. Aunque no todos los episodios cuentan con su propia portada, es fácil distinguir cada uno de ellos ya que van separados por una hoja en blanco con pequeñas ilustraciones de la historia que, casi siempre, tienen por protagonista al pequeño Punpun. A pesar de que este tomo no dispone de páginas a color ni de una historia o anotaciones al final del mismo, cabe reseñar que dichos añadidos no son necesarios, ya que la obra en sí misma es lo suficientemente consistente como para mantener al lector meditando sobre ella incluso después de haberla finalizado, lo que supone todo un “extra”. Desde ya mismo se puede conseguir este volumen de Buenas Noches, Punpun en cualquier tienda especializada a un precio de 8,50 euros por tomo.

Cabe destacar que Norma Editorial ha creado una edición calcada a la original, algo que seguro que muchos seguidores del autor Inio Asano en general y Buenas Noches, Punpun en particular sabrán disfrutar de principio a fin.

Buenas Noches, Punpun

Conclusión

Como muchos sabrán, Inio Asano es un autor que suele despertar emociones muy intensas entre los lectores manga: o le adoran a primera vista por su trabajo o le consideran un autor sobrevalorado cuyo trabajo no es tan destacado como muchos supuestos entendidos lo consideran. No obstante, lo que nadie puede poner en duda es la gran capacidad de este autor para narrar de una manera completamente propia, original y detallada cómo es la sociedad japonesa de hoy en día desde su particular punto de vista. En líneas generales, Asano no sólo es capaz de recrear con total precisión cómo son las ciudades del Japón más actual (una maña de la que no todos los mangakas hacen gala), sino que tiene la habilidad de dar vida a personajes que, fuera de estilismos propios del dibujo japonés, y gracias a sus imperfecciones, consiguen hacerse mucho más humanos y cercanos al lector. Esta capacidad se percibe especialmente en las impresionantes viñetas a doble página que se encuentran a lo largo del tomo.

En cuanto al estilo de dibujo, Buenas Noches, Punpun no es una obra muy alejada de Solanin, salvo por la particularidad de que Punpun es un pajarillo. Muy al contrario, nuevamente nos encontramos con escenarios muy cuidados y detallados que no llegan a considerarse recargados. Además de haber escenas llenas de elementos, se intercalan viñetas más sencillas pero no por ello con menor carga significativa. También podemos encontrar referencias a otros estilos de dibujo, como las formas geométricas hindúes o una representación del mundo de El Principito. También podemos disfrutar de personajes llenos de movimiento que llegan a mostrar su lado más pasivo y que en todo momento desprenden muchas ganas de vivir y seguir avanzando.

Buenas Noches, Punpun

Si nos centramos en la historia, tal y como se ha mencionado anteriormente, esta es en sí misma una visión diferente de lo que supone madurar desde la más tierna infancia. Asimismo, el lector puede reencontrarse en esta obra con personajes atormentados o que deben afrontar los varapalos que les da la vida, pero que no por ello se amilanan. Durante el transcurso de la historia, los protagonistas van formando y afianzando su manera de ser y su carácter al tiempo que se ven influenciados tanto por la familia y los amigos como por las tendencias religiosas del momento, dejando entrever diversas corrientes o influencias filosóficas que sobrepasan las viñetas de cada página para mostrar un trasfondo mucho más profundo y sesudo que lo que las imágenes muestran a primera vista.

Si todavía no conoces a Inio Asano ni su particular manera de crear historias, aprovecha la oportunidad que te da Buenas Noches, Punpun para introducirte de lleno en los universos que es capaz de crear gracias a su mente creativa e inquieta. Una obra llena de significados ocultos que, probablemente, te requerirán más de una lectura para desentrañarlos por completo.

Buenas Noches, Punpun