La segunda parte de este maravilloso «bullet hell» no podía faltar en nuestra sección dominical.

sin-and-punishment

Sin & Punishment: Star Successor es uno de los mejores juegos de Wii y uno de los grandes desconocidos de su catálogo. Ya lo he dicho. Y es que la joyita que Treasure se marcó en 2010 como secuela del aún más desconocido Sin & Punishment de Nintendo 64 es toda una maravilla visual y jugable, la cual pone de manifiesto una vez más que en lo que se refiere a juegos de acción arcade, pocos hay que puedan hacer frente a Treasure.

El argumento de Sin & Punishment: Star Successor es casi tan confuso como el de su antecesor, y para configurar una sinopsis mínimamente coherente he tenido que recurrir al manual del juego y a nuestra amiga la Wikipedia. En el juego se nos cuenta la historia de Isa Jo, hijo de Saki y Airan, los protagonistas del primer juego. En esta ocasión vemos que Isa es perseguido por sus antiguos amigos, el grupo de asesinos conocido como Nebulox, así como por sus maestros, Los Creadores, amos y señores de la humanidad, repartidos por diversas Tierras y realidades.

¿El motivo de esta persecución? Isa les ha traicionado al no haber ejecutado a una amnésica joven de nombre Kachi, la cual no es del todo humana. Al haberse apiadado de ella, Isa y Kachi comienzan a ser perseguidos a lo largo y ancho de Tierra 5, teniendo que hacer frente a los miembros de Nebulox y a toda la fauna salvaje de Tierra 5. Todo ello a lo largo de niveles en los que la acción no decae en ningún momento, con decenas de jefes finales, una banda sonora «made in Treasure» y una dificultad tan aberrante como la que nos tiene acostumbrados este pequeño estudio japonés.

Aunque las ventas de Sin & Punishment: Star Successor fueron bastante escasas, la muy favorable crítica y el boca a boca sirvieron para que el juego alcanzara ese estatus de «culto» que tienen muchas joyas ocultas. Por ello mismo no es de extrañar que Nintendo lanzara el título en Wii U como uno de los primeros juegos de la Consola Virtual de Wii. En serio, si no lo habéis probado todavía, haceos un favor y adquirid Sin & Punishment: Star Successor, ya sea en el original de Wii o en la citada reedición digital.