¿Cuantas veces jugando a algún juego, mirando un anime o leyendo un manga os habéis encontrado con esas peculiares muñecas japonesas que dan tanto miedo?

muñecas tradicionales japonesas-001

Si existe algún objeto en Japón rodeado de misterio y a la vez belleza ese es, sin duda, las muñecas tradicionales. Envueltas siempre en un halo de misterio, tal parece que en cualquier momento se giren para clavar su mirada en la tuya o cierren los ojos para parpadear. Existen varios tipos de muñecas tradicionales japonesas, como por ejemplo las «hina» más conocidas por ser las que se exponen en el Hinamatsuri, o festival de las muñecas; las «kokeshi«, hechas de madera sin brazos ni piernas modeladas, con un tronco redondeado y pintadas con forman simples; o las «karakuri«, muñecas tradicionales mecanizadas ¡Estas si que podrían darnos un buen susto!

tradicionales japonesas-002

Pero hoy nos fijaremos en las muñecas Ichimatsu (¿Por qué? preferencia personal, sorry ^^), cuyo nombre proviene de un famoso actor de kabuki del periodo Edo, muy popular y que solía interpretar papeles femeninos (recordemos que antes en Japón no estaba permitido que las mujeres participaran en obras de kabuki). Fue entonces cuando a este tipo de muñeca se le comenzó a llamar Ichimatsu, nombre con el que ha perdurado hasta nuestros días, sin embargo mucho antes de darle un nombre ya existía. La cabeza, manos y pies de las Ichimatsu están hechas con una cerámica blanca, a veces el resto del cuerpo también, pero en otras ocasiones son de serrín prensado. Los kimonos que llevan suelen ser artesanales, y muchas madres enseñan a sus hijas (o al menos lo hacían antes) a coserlos para cambiarles el traje de vez en cuando.

ichimasan

A las muñecas Ichimatsu también se les conoce por «muñecas de la amistad», esto es debido a que tras el terremoto de Kantô un gran número de niños Estados Unidos, coordinados por el Gobierno Americano, dieron a Japón unos 2.000 muñecos de ojos azules, como señal de amistad y solidaridad. El Gobierno Japonés respondió con el envío de 58 muñecas tradicionales, hechas a mano por grandes artesanos, y con muchos complementos de gran valor. Todo ello para devolver el gesto de amabilidad de los Estados Unidos. Hoy en día solo algunas de estas muñecas Ichimatsu están localizadas, y la mayoría han sido donadas y expuestas a museos de todo el mundo.

tradicionales japonesas-003

En Japón se siguen fabricando este tipo de muñecas. Algunos niños siempre han jugado con ellas, en otras casas, sin embargo, las tienen como un objeto de decoración. A mi siempre me han causado una atracción hipnótica difícil de explicar, como cuando en una película de miedo va a aparecer el fantasma, tú lo sabes, pero sigues mirando embelesado.

tradicionales japonesas-004
Durante algún tiempo las muñecas se representaban con cara de «pillas», sonriendo

Pero, ¿de donde proviene ese miedo hacia las muñecas japonesas? Quizás sea innato del ser humano, Chuki era un muñeco también, y aunque no tenía los ojos rasgados bien que nos asustaba de pequeños ^^