El mochi es un delicioso dulce japonés fabricado a base de pasta de arroz y que puede venir presentado de diferentes formas y sabores. Sin embargo más allá de todo lo delicioso que pueda resultar para nuestro paladar, el mochi es un asesino silencioso que, al igual que aquellos famosos turrones, «vuelve a casa por Navidad».

tokio-000

En Japón la tradición marca que el primer desayuno del año sea a base de pasta de mochi (en sopa, a la brasa, con relleno de judías…) por lo que es muy común que, ya sea en el primer desayuno o durante los primeros días del año, el consumo de esta deliciosa pasta aumente. Lamentablemente también crecen los casos de asfixia causados por atragantamiento, y es que es el mochi es una pasta muy pegajosa que se debe de masticar bien, algo que no pueden hacer muchos ancianos que insisten en tomar su tradicional almuerzo, pese a que les puede costar la vida ¡Y no exageramos!

05-kagami-mochi.w529.h352.2x

En lo que va de año ya se han registrado 128 hospitalizaciones y 9 muertes por asfixia al comer mochi. Y aunque parezca una broma de mal gusto no lo es. La situación ha llegado hasta el punto de que los departamentos de bomberos y servicios de urgencias de las ciudades y pueblos japoneses hacen campaña de cara a Fin de Año y Año Nuevo para advertir a la gente sobre cómo prevenir los atragantamientos.

Con lo inofensivo que parece este manjar… ¡Quién lo diría!

tokio-001 tokio-002Fuente: Rocket News 24