Disfruta de la historia de Kenshin: El Guerrero Samurái con las OVA’s que Selecta Visión lanzó en nuestro país. Afila tu katana y lucha para seguir tu destino.

kenshin

Muchos nos quedamos totalmente embobados cuando entre 1999 y el año 2000 Canal + comenzó a emitir un anime bastante diferente a lo que habíamos visto hasta el momento en nuestro país: Samuráis en decadencia, un Japón que abandonaba la sociedad feudal imperante durante siglos para adentrarse de lleno en la modernidad y un reparto de personajes carismáticos. Si por aquel entonces, la mayoría de nosotros sabíamos poco acerca del país nipón, dicha serie nos daría una clase magistral sobre uno de sus períodos más convulsos, no demasiado lejano si echamos la vista atrás en el tiempo. Su nombre: Kenshin: El Guerrero Samurái (Rurouni Kenshin en el original japonés).

El resto, como se suele decir, es historia. Todos conocemos a estas alturas que el éxito de este anime propició la publicación del manga por una Glénat moribunda, así como su posterior renacimiento como una de las mayores editoriales de manga en nuestro país (y que sigue siéndolo pese al reciente traspiés debido a su ruptura con Shueisha). Siguiendo una reacción en cadena, las excelentes ventas del manga animaron a Selecta Visión a editar tanto la película de 1997 como las dos miniseries de OVA’s que vieron la luz entre 1999 y 2001.

Pero no creáis que la obra magna de Nobuhiro Watsuki termina aquí, ni mucho menos. Junto con el aluvión de merchandising que ha surgido durante todos estos años, desde finales de 2010 se pusieron en marcha numerosos proyectos para conmemorar el quince aniversario del anime (el manga comenzó su andadura en 1994 en la Shonen Jump). Entre dichos proyectos se encuentran varios juegos de lucha para PSP, dos nuevas OVA’s que adaptan el arco de Kyoto, la taquillera película de imagen real protagonizada por Takeru Satoh y un nuevo manga realizado por el propio Watsuki que sirve como adaptación del propio Live-Action.

Sin embargo, la propia Selecta Visión no ha querido mantenerse al margen en este período de celebraciones, y por ese motivo podemos adquirir desde el 26 de marzo de 2013 toda una Edición Combo Blu-Ray y DVD que reúne las dos primeras series de OVA’s. Seguid leyendo para conocer qué es lo que trae el Kenshin más realista en esta nueva edición.

kenshinovas

Cicatrices que no se cierran nunca

Lo que más llama la atención de estas series de OVA’s es que a nivel visual difieren enormemente con la serie. No es solo que la calidad de animación es muy superior (rayan a un nivel sublime), sino que la estética y el diseño de los personajes es mucho más realista y adulto, alejado de los tópicos del shonen. Esta decisión no es nada baladí, puesto que la primera serie de cuatro OVA’s, titulada en nuestro país como «Recuerdos» (Tsuiokuhen en el original japonés) nos presenta el trágico pasado de Kenshin y que nunca vimos en la serie. De este modo, conoceremos cómo se hizo su famosa cicatriz en forma de cruz, su relación con su primer amor, Tomoe Yukishiro, así como su auge como asesino y posterior reconversión en el vagabundo que todos conocemos. El humor y el espíritu jovial del anime desaparece para que el drama campe a sus anchas en esta sangrienta historia ambientada en los últimos días de la Era Tokugawa.

El final de la polémica

Dos años después, el Studio Deen, encargado de las cuatro OVA’s anteriores, así como del resto de producciones animadas de Kenshin vuelve a la carga con dos nuevos capítulos especiales que desde que vieron la luz han hecho verter ríos de tinta virtuales, así como la ira del propio Nobuhiro Watsuki. Si bien recordáis los que conozcáis la franquicia al dedillo, el último arco argumental del manga, la saga de «La Venganza» (también conocida como Jinchuu), nunca fue animada, para desgracia de los fans. Por eso mismo, cuando a Watsuki se le informó de que nuevas OVA’s adaptarían el «final» de Kenshin, este dio su visto bueno sin pensarlo. Sin embargo, el resultado final no se correspondió con las expectativas del mangaka. Mientras que a nivel técnico siguen a un nivel altísimo y realista, así como con unas composiciones musicales para el recuerdo, a nivel argumental, las dos OVA’s tituladas como «Final» (Seisohen en japonés) dividieron a todo el mundo: crítica, fans y al ya citado autor. ¿El motivo? Pese a haber pasado quince años de los hechos que todos conocemos, Kenshin sigue sin ser feliz. Vive en el dojo Kamiya con Kaoru, pero no deja de torturarse por sus crímenes pasados. Incapaz de pasar página, decide viajar por todo Japón ayudando a los más necesitados, no ya con la espada, puesto que renunció a ella hace tiempo, sino como cualquier otro samaritano. Mientras regresa de su último viaje, Kaoru recuerda los momentos vividos juntos, así como sus combates más destacados contra Jineh, Shishio y Enishi, siendo la pelea contra este último una versión irrisoriamente reducida de la saga de Jinchuu.

Pero la personalidad de Kenshin no es la única que ha cambiado. El resto de personajes también actúan de forma diferente, a veces casi contradiciendo su forma de pensar en el manga. Aquí todo es mucho más melodramático y a veces hasta depresivo, con un final que causó auténtico resquemor entre los fans más acérrimos. De hecho, el propio Watsuki llegó a afirmar tras su visionado que estas OVA’s no deberían ser tenidas en cuenta como canónicas y que no son el final auténtico de su obra (hecho que ha motivado al mangaka a estar implicado en todo momento en las nuevas adaptaciones animadas, para que este caso no se vuelva a repetir).

Entonces, ¿es acaso Rurouni Kenshin: Final una mala miniserie? Ni mucho menos. Sus valores de producción siguen siendo altísimos con excelentes escenas de acción y un desarrollo de personajes que deja en pañales al de la historia original. El cambio tan drástico personalidad y el desarrollo de algunos acontecimientos no serán de agrado de todos, pero eso es algo que cada fan debe enfrentar por su cuenta. Y mientras tanto, el debate continúa.

Una Edición Coleccionista histórica

Una vez más, Selecta Visión nos sorprende con una edición que no solo está a la altura de las expectativas, sino que las supera. Dentro de una estupenda caja se encuentra el estuche con los cuatro discos (dos Blu-Ray y dos DVD, casi nada), una carátula reversible con las portadas de ambas miniseries, y todo un detalle: un librito de veinte páginas repleto información sobre numerosos conceptos y personajes: Introducción histórica a las Eras Tokugawa y Meiji, sus capítulos más importantes de cara a la historia de Kenshin, detalladas descripciones tanto de los personajes ficticios (con numerosos bocetos de los mismos) como de los históricos (con fotos auténticas en la mayoría de los casos), y un glosario en el que no solo se desgranan conceptos como shogun, daimyo, Shinsengumi o Ishin Shishi.

¿Y qué extras acompañan a los DVD y Blu-Ray? La verdad sea dicha, no muchos: Los tráilers de Berserk, Madoka y Blood, es decir, los estrenos de Selecta en el Salón del Manga de Barcelona de 2012. Sin embargo, un detalle muy de agradecer es que los menús hayan sido rehechos y mejorados (el que escribe estas líneas recuerda que las OVA’s de «Recuerdos» contaban con los menús en francés y holandés en su primera edición en nuestro país, hace ya bastantes años).

El excelente doblaje de ambas miniseries se mantiene, siendo el de «Final» todo un golpe de nostalgia hacia los fans que crecimos viendo la serie en Canal +, puesto que se ha recuperado a prácticamente todo el elenco de dobladores en castellano, algo que muchos agradecemos y que le otorga un excelente plus a estas polémicas OVA’s (desgraciadamente no se han podido incluir los casi nueve minutos de metraje eliminado en el primer capítulo de «Final», únicamente restaurado en la versión americana).

Poco más podemos decir a estas alturas de estas OVA’s que no se haya dicho ya (sin entrar en el terreno de los spoilers, claro está). Selecta Visión se ha vuelto a marcar un tanto trayendo en una excelente Edición Combo uno de los animes más queridos por los otakus españoles. Por 24,99 € podéis tener tres horas de puro Kenshin tanto en DVD como en Blu-Ray, un cuidado estuche para guardar los cuatro discos y un libro con el que conoceréis al dedillo la convulsa época en la que se movió nuestro ronin favorito. Todo un imprescindible que debéis tener sí o sí a poco que os guste el manga de Nobuhiro Watsuki.

kenshinovafinal