Twin Souls: The Path of Shadows es la sabia nueva que necesitan los juegos de ninjas, ya que mezcla una jugabilidad basada en el sigilo con un apartado visual maravilloso.

Twin Souls: The Path of Shadows

Twin Souls: The Path of Shadows es la nueva maravilla que os traigo hoy desde Kickstarter. Este juego de ninjas, creado por el estudio barcelonés Lince Works, ha llamado mi atención por su apartado artístico impecable, el cual ha sabido captar increíblemente bien el encanto de los paisajes japoneses, y la jugabilidad basada en el sigilo, que nos hará controlar las sombras para movernos sin ser detectados.

Twin Souls: The Path of Shadows llegará a PC, Mac y Linux en caso de conseguir financiación (estamos seguros de ello y yo mismo voy aportar mi granito de arena) a través de Steam, estando libre de DRM y siendo compatible con el mando de Xbox 360.

Twin Souls: The Path of Shadows, según sus creadores, combinará la esencia de los juegos clásicos del sigilo como Tenchu con en enfoque de títulos como Mark of the Ninja y Dishonored. Además, a diferencia de juegos como Metal Gear Solid, Thief o Splinter Cell, en Twin Souls no tendremos armas, alucinantes habilidades de esgrima o el poder regenerar nuestra salud, ya que tan solo podremos echar mano de nuestra astucia y del poder de las sombras. De hecho, los chicos de Lince Works quieren que su juego sea como el hijo perdido entre Portal y Tenchu. Suena bastante bien, ¿no?

Twin Souls: The Path of Shadows tiene como protagonista a Aragami, un espíritu vengador que ha sido invocado por Yamiko, una misteriosa chica aprisionada en una bien defendida fortaleza. Al devolverle a la vida, ambas almas se han unido, sellando así sus destinos. Para conseguir su objetivo, Aragami deberá realizar un oscuro viaje a través de lugares y recuerdos para destruir los sellos que hacen prisionera a Yamiko.

Aragami dispondrá de diferentes poderes que le permitirán controlar las sombras, pudiéndose teletransportar entre ellas o crear nuevas zonas oscuras en las que asesinar a sus objetivos. Twin Souls: The Path of Shadows quiere reintroducir el concepto de «simulador de ninja en tercera persona». Por ejemplo, en comparación con la saga Assassin’s Creed,  Twin Souls busca dar más protagonismo al sigilo que a la acción, aumentando así la tensión por ser detectado y la magnífica sensación que embarga al jugador cuando termina el nivel sin ser descubierto por el enemigo.

Talonianos, Twin Souls: The Path of Shadows nos ha robado el corazón y vamos a seguir su progreso desde muyyyyy cerca. Y es que echábamos de menos, y mucho, un juego de ninjas como Dios manda.