Nether

Un universo devastado. Coches destruidos, puertas abiertas, ratas en busca de comida y cajas vacías. Aparentemente, no parece quedar ya nadie en el mundo, si no fuera por lo que indica el mapa. Fuera de la zona segura, la supervivencia no está asegurada. Numerosas criaturas campan a sus anchas, pero no son el único peligro.

Nether nos sitúa en un mundo apocalíptico, pero en el que aún queda bastante vida humana. Se trata de un MMO en primera persona para PC desarrollado por Phosphor Games, creadores de Horn y The Dark Meadow, entre otros. Ya se encuentra disponible desde el otoño del pasado año en Steam y se caracteriza por mezclar los géneros shooter y survival horror, dado que tenemos que acabar con los monstruos que acechan el país si queremos sobrevivir, así como con el resto de jugadores. Así es. Hay que matarse unos a otros. La supervivencia no es sencilla cuando quedan escasos recursos en el mundo, por lo que en Nether todo es válido.

 

La competencia por la vida

Así, como demuestra Nether, los propios jugadores son incluso más peligrosos que las criaturas. Dado que estamos ante un MMO, la interrelación de unos jugadores con otros es enorme. Tras elegir en qué escenario introducirnos (en función de si queremos una experiencia de juego muy o poco activa) y saber si queremos unirnos a otros jugadores o ir a por ellos, comienza la aventura.

Al tratarse de una apuesta en primera persona, las vistas del panorama son privilegiadas, lo que nos permite tener una amplia visión de los enemigos que se acercan. El mapa del juego nos indica cuales son las zonas seguras y las zonas de alto riesgo e incluso se nos avisa del tiempo restante para sufrir un ataque en la zona.

Nether Enemigos

Las zonas seguras nos permiten explorar el entorno con total tranquilidad, debido a que, aunque nos encontremos con otros jugadores, no está permitido atacar. En ellas, podemos buscar objetos que nos sean de utilidad a la hora de sobrevivir o reponer fuerzas y energías para salir, después, de esta zona segura.

Una vez fuera, todo está en juego. Las distintas criaturas podrán aparecer en cualquier momento y como cuentan con poderes realmente increíbles como el teletransporte, esquivarlas será una tarea difícil y correr no será la mejor opción, dado que de esta forma captaremos su atención y nos seguirán hasta la eternidad. Sin embargo, los otros jugadores supondrán una amenaza aún mayor. Lo más normal es que, cuando nos encontremos con alguien, se lance hacia nosotros o utilice sus armas de fuego para quitarnos la vida. Y eso sin contar con aquéllos a los que les gusta quedarse en zonas altas para atacar o disparar por sorpresa…

Y es que, acabar con otros jugadores es importante por dos motivos. En primer lugar, para ganar experiencia y poder subir de nivel, lo que implica hacernos más fuertes. En segundo lugar, para quedarnos con todos los objetos que ese jugador haya conseguido. Así, algunos jugadores considerarán a Nether un juego un tanto injusto (sobre todo cuando nos disparan sin ni siquiera darnos cuenta), dado que cuando perdemos la vida, perdemos también todos los objetos que quizás nos ha costado demasiado tiempo conseguir, volviendo a empezar la partida con las manos vacías. Sin embargo, esto puede ser considerado para otros como una enorme recompensa para esforzarnos aún más en progresar, que implica que no nos durmamos en los laureles ni por unos segundos…

 

Exploración y más exploración

Si sois de los primeros, que consideran injusto perder todo por un simple disparo, tal vez sea conveniente pasar largos ratos en zonas seguras para practicar la exploración. Y es que, aunque buena parte de las cajas están vacías, muchas otras poseen objetos que pueden resultarnos útiles. Para facilitarnos la búsqueda, las cajas que contienen algo en su interior se representan de manera brillante.

Nether 1

Así, tan sólo tendremos que acercarnos y mantener pulsada la tecla ‘E’, algo que se agradece, y mucho, en este mundo tan caótico. De esta manera, quizás encontremos objetos que nos conviertan en una persona con más posibilidades de sobrevivir, como armas o algo de comida (atención a las ambulancias), aunque siempre teniendo presente que estos objetos pueden perderse en cuestión de segundos. Aunque siempre podemos optar por la compra con el dinero del juego…

Entre tanta exploración, que en ocasiones puede desquiciarnos un poco al no encontrar nada de nada, siempre podemos disfrutar de los buenos gráficos que acompañan a Nether. La posibilidad de acceder a todos los rincones urbanos y con zonas de campo, de recorrer los tejados, estaciones de tren y de jugar de día y de noche ofrecen una apasionante variedad. Los escenarios son completamente realistas, así como los personajes. Disfrutaremos descubriendo los pequeños detalles de los que se compone y con los que es recomendable acercarnos para verlos con detenimiento. ¡A ver quién encuentra su revista favorita en el kiosco!

Por su parte, a los vehículos (muy útiles por cierto), tampoco les falta detalle, ni a las criaturas monstruosas. Podría decirse que éstas no dan mucho miedo, pero sí algún que otro susto. Por regla general, son seres deformes que en nada se parecen a la especie humana, pero que se alejan del adjetivo ‘terrorífico’. Así, parecen estar creadas para asustarnos de vez en cuanto, aunque la sensación de tensión y angustia se reduce, dado que nos avisan cuando hay alguna cerca.

 

Sencillez en la jugabilidad

Vale que el objetivo de Nether de acabar con los monstruos, con el resto de jugadores y de hacernos más fuertes no sea algo sencillo que pueda conseguirse en unas pocas horas de juego, pero sus controles y su jugabilidad sí que se caracterizan por su sencillez.

Con el ratón nos es muy fácil ver todos los ángulos a nuestro alrededor, así como atacar a los enemigos a base de ‘click’. Por su parte, los controles del teclado (que se pueden cambiar a nuestro gusto), son también muy sencillos y se resumen en movernos con las flechas de dirección, una tecla para saltar, otra para correr y otras para otras acciones, como abrir cajas para encontrar objetos o acceder al mapa.

Nether Noche

Con esta facilidad de manejo, su jugabilidad tenía que ser sencilla. Al comienzo de la partida, podemos elegir cómo queremos ser físicamente (blancos o negros, con camisetas de colores…) e incluso podemos elegir algunos movimientos para cuando estemos aburridos o queramos insultar a alguien, aunque eso sí, desbloqueándolos. Una vez elegido esto y la partida a la que queremos acceder, comienza la aventura que, como ya hemos explicado, se basa en la exploración, en la recolección de objetos y en la eliminación de otros jugadores y criaturas.

 

Conclusiones finales

Nether tiene sus aspectos positivos y sus aspectos negativos. Su enorme realismo, su calidad en los detalles, la belleza de los escenarios (a pesar de estar destrozados) y el hecho de que cada decisión tomada por el jugador cuenta, son valores a su favor. Quizás no lo son tanto el descubrir que no tiene demasiados aspectos diferentes a los otros títulos de la misma temática, el invertir largas horas caminando sin recompensas o el perder todo al morir, o al menos no es algo a lo que solamos estar acostumbrados hoy en día (nos hemos vuelto señoritos y, cuando morimos, nos gusta aparecer casi al lado, sin haber perdido nuestras cosas).

En definitiva, estamos ante una mezcla de shooter y survival horror que encantará a los amantes de los títulos de exploración y que puede agradar a los jugadores habituales de juegos de terror. Sin embargo, se les puede quedar algo pequeño a los jugadores de shooters, dado que las posibilidades de matar no son demasiados amplias. Teniendo claro antes de pagar por él que el objetivo desde el principio es muy simple (matar y evitar morir), podremos disfrutarlo sin problemas, sin que haya lugar a decepciones posteriores.

 A Favor:

  • La libertad de actuación en todo momento, con la posibilidad de unirnos a otros jugadores o de luchar contra ellos.
  • El objetivo está bien definido desde el principio.
  • Enorme realismo de los escenarios, repletos de detalles.

En Contra:

  • La exploración puede llevarnos, en ocasiones, largas horas que incluso pueden llegar a aburrir. Además, lo que consigamos puede perderse en cuestión de segundos al morir.
  • Se echa de menos una banda sonora que aporte tensión y que acompañe al sonido ambiente.
  • Como shooter se queda corto y como juego de exploración y survival horror no aporta demasiado.
  • Está por completo en inglés, aunque podremos entenderlo con unos conocimientos básicos del idioma.

Nota:

Nota-Talion-7