Miiwata Pregunta Aonuma

Satoru Miiwata: Buenas, talonianos y talonianas. Bienvenidos a una nueva edición de Miiwata Pregunta, la sección de Tallon 4 en la que entrevistamos a una celebrity del mundo de los videojuegos. En esta ocasión no nos hemos ido muy lejos para buscar a nuestro invitado, ya que hoy nos acompaña Eijmii Aonuma, actual director de la saga The Legend of Zelda. ¡Buenos días, majete!

Eijmii Aonuma: ¡Buenos días, jefe!

SM: ¡Por favor, no me llames jefe! Me conformo con que sigas llamándome “querido maestro”.

EA: (Preferiría no hacer eso, pero ya sé cómo se las gasta éste) Como quieras, maestro. Bueno, es un placer participar en esta sección contigo.

SM: Agradezco mucho que hayas aceptado la invitación de forma tan precipitada, ya que como sabes, hoy teníamos programado a otro invitado que finalmente ha rechazado la invitación. Supongo que estará editando uno de sus famosos vídeos, soñando que está en Hollywood o subiendo fotos de empanadillas a Instagram. En fin, ya lo pillaré tarde o temprano y lo traeré a rastras.

EA: (Siempre soy un segundón. Primero, en los juegos de Zelda que hago sale el Miiyamoto delante de mí sin haber hecho el huevo, y ahora me pilla éste como plan de emergencia para poder sacar a tiempo su lección.) Bueno, sea como sea, es un placer enorme estar aquí contigo y voy a estar encantado de desvelar nuevos detalles de A Link Between Worlds, que sé que muchos talonianos lo están esperando como agua de mayo.

SM: Bueno, vamos al turrón, que tu tiempo es oro y has de volver a trabajar cuanto antes, que no te pago por hablar. (Risas)

EA: De hecho, hace unos meses que no me pagas.

SM: Bueno, dejemos los trámites burocráticos para otro momento y vamos a lo que a la gente le interesa, que son los juegos. ¿Por qué has decidido hacer una continuación de The Legend of Zelda: A Link to the Past?

EA: Pues porque un día viniste y dijiste: “No quiero invertir un duro en el desarrollo del siguiente Zelda, así que ya podéis hacerlo 2D y copiar en todo lo posible a A Link to the Past. Y bueno, si necesitáis el juego original os lo descargáis pagando de la eShop, que no quiero ver ni un emulador funcionando en un PC y andamos cortos de presupuesto.”

Eiji-Aonuma-2

SM: Sí, me encanta inmiscuirme de lleno en el desarrollo de videojuegos. Me recuerda a cuando me encargaba de juegazos como Ballon Trip, un título brutal que todavía se sigue vendiendo.

EA: (No me extraña, obliga a los becarios a que su juegucho esté siempre en todas las consolas a precio de timo. ¡Menudo trilero!) Sí, nosotros apreciamos mucho tu aportación a la saga The Legen of Zelda. De hecho, uno de los objetos lo añadimos gracias a ti.

SM: No me digas más, estoy seguro de que fue la Espada Maestra, ya que mi espíritu brilla cual hoja de acero y mi figura es estilizada como la más fina de las katanas. (Risas)

EA: ¡Pues no! El objeto que añadimos gracias a ti fue el látigo. Nos inspiramos en el que tienes para azotar a los becarios y a Suda 51.

SM: Ya sabes lo mucho que me gusta la disciplina en la empresa. Para mí es como seguir el camino del samurái que está oteando el Monte Fuji desde la fragilidad de una flor de loto.

EA: (Pues más bien es como volver a la esclavitud en la América profunda, ¡Menudo negrero!) Bueno, sea como sea he de reconocer que tu aportación al juego ha sido decisiva, ahora los becarios trabajan más que nunca.

SM: ¡Y que sigan así, o volverá a restallar el látigo! (Risas)

EA: Sabes, los becarios también se han basado en ti para crear un personaje para el juego. ¿Quieres saber quién es?

SM: Pues como no sea Link, no tengo claro quién puede ser, ya que tiene casi todas mis cualidades.

EA: Pues no, es Ravio, ese conejo repelente y tacaño que nos va a alquilar los objetos en el juego. (Risas)

SM: …..

EA: ¿He dicho algo que no debía? Pensaba que te haría gracia…

SM: Bueno talonianos, ha sido una entrevista fantástica, pero Aonuma-San ha de volver a sus quehaceres en la producción de la saga Zelda y yo voy a ir a supervisarlo un rato.

EA: Miiwata, ¿por qué coges de nuevo el látigo?

SM: Tranquilo, hombre. Es para seguir dándote ideas para Zelda. Ahora te voy a enseñar 100 formas diferentes de usarlo. ¡Hasta la semana que viene, talonianos!

(Traductor) Me temo que Aonuma-San y el resto de becarios no se van a sentar en una silla en unos cuantos meses. Yo me voy de aquí no sea que me toque cobrar a mí también. ¡Hasta la semana que viene, talonianos!