gk1-original-menu

Tras un merecido hiato de un par de semanas, Retromanía vuelve a todos vosotros con más juegos viejunos de esos que tanto nos gustan. En la entrega de hoy nos alejamos del frenetismo y japonesadas de las últimas entregas y nos vamos a un terreno mucho más sesudo: el de la aventura gráfica.

En numerosas opiniones nos habréis leído despotricar contra el mal estado de salud del género dentro de la vertiente más comercial de la industria. Afortunadamente, Kickstarter y los desarrollos indie mantienen el género vivito y coleando, con nuevos proyectos a cada cual más goloso. Si a ello le unimos que hace unos días vio la luz un anuncio que nos dejó patidifusos, lo cierto es que al bueno de Gabriel Knight ya no le quedaba más remedio que asomar la nariz en Tallon4.

Creado en 1993 para la hoy Sierra por la programadora y escritora Jane Jensen, Gabriel Knight: Sins of the Fathers se diferencia radicalmente de otras aventuras gráficas de la propia Sierra o de Lucasarts al desarrollar una historia adulta (los temas sexuales, la violencia explícita y los problemas que implican «madurar por las malas» dan fe de ello). De esta forma, se pierde gran parte del humor y la payasada constante del género, algo que ocuriría en obras posteriores (Charles Cecil, creador de otra gran saga de aventuras gráficas, Broken Sword, no niega las influencias de Gabriel Knight en su obra). Con esta base nacería una saga de misterio que nos deleitaría con tres entregas a cada cual más genial, aunque para mi esta será por siempre mi favorita. Pero de su legado hablaremos más tarde.

gk1-original-bookstore

Knight, Gabriel Knight

Gabriel Knight es un treintañero fracasado: dueño de una mugrienta librería de lo oculto en Nueva Orleans, no es capaz de pagar a su debido a tiempo a su asistente, Grace Nakimura, y está bloqueado mentalmente porque no es capaz de terminar su último libro: una novela sobre asesinatos vudú. Y para colmo, desde hace días unas extrañas pesadillas no le dejan pegar ojo.

Sin embargo, todo eso va a cambiar, porque una ola de asesinatos relacionados con sectas y rituales va a extenderse por toda la ciudad, y nuestro librero favorito no va a dudar en emplear todas las armas que estén a su alcance para escribir su libro. Y es que pese a no tener un mísero centavo, Gabriel Knight le echa un par de narices a la vida, siendo un caradura de mucho cuidado. No dudará en estafar, robar, hacerse pasar por sacerdote y policía, vacilar a un pobre mimo o ligar con toda mujer que se le cruce con tal de escribir su novela. Así de dura es la vida del escritor en horas bajas. Y más la de uno cuyo destino y concepción de la vida va a dar un giro de 180 grados en cuestión de días. Pero el carisma de Knight no sería el mismo sin la voz de Tim Curry (el el Dr. Frank N. Furter en The Rocky Horror Picture Show o el payaso Pennywise en la adaptación para televisión de It), quien repetiría como doblador del personaje en su tercera entrega.

gk-talk

La jugabilidad de Gabriel Knight es la clásica de las aventuras gráficas de Sierra: point ‘n’ click con numerosos comandos para interactuar con los escenarios y personajes, y una sarcástica voz en off a modo de narrador que en ocasiones romperá la cuarta pared, recurso que se echa hoy de menos en algunas de las propuestas más recientes del género. De esta manera, controlaremos a nuestro librero favorito por la ciudad del Mardi Gras en su flamante moto, quien se paseará por algunos de los lugares más emblemáticos de la misma, e interactuará con un plantel de secundarios que van desde lo anodino a lo escalofriante. De todos los secundarios destacan el inútil detective Mosely, encargado de resolver los crímenes vudú (doblado por un Mark Hamill pletórico) y la pobre Grace Nakimura, una santa capaz de trabajar para un «viva la virgen» como Knight.

gk-map

La trama está dividida en diez días en los que tenemos que cumplir una determinada serie de acciones para pasar de un día a otro, y un sistema de puntos que nos irá indicando nuestro progreso, así como dos finales radicalmente diferentes. Por cierto, estamos ante una  aventuras gráficas con una tasa de mortalidad altísima, con casi una veintena de situaciones en las que podemos pasar a mejor vida si no tenemos cuidado. A ello hay que sumarle unos puzles que van de lo asequible a lo desquiciante, de esos en los que hay que gastar papel, lápiz y muchas neuronas para resolver. Afortunadamente, Gabriel llevará un registro de todas las conversaciones que tenga en su magnífica grabadora, y así podremos volver a escuchar toda la información obtenida en caso de que algo se nos haya pasado por alto.

Aunque a nivel gráfico al juego le pesan los años (su primera remesa estaba formada por 11 disquetes de 3.5″ y no contaba ni con voces), sus añejos píxeles se hacen querer y nos retrotraen a una época en la que lo fundamental de los videojuegos era la inmersión, el disfrute y en el caso de las aventuras gráficas, la narrativa). Eso sí, a nivel sonoro no hay ninguna queja, puesto que junto al magnífico doblaje hemos de añadir las melodías de Robert Holmes y Ken Williams (este último co-fundador de Sierra junto a su esposa, Roberta Williams) y que se mantienen vigentes en el colectivo de muchos amantes de lo retro.

Completar Gabriel Knight: Sins of the Fathers no es tarea sencilla. Sin recurrir a guía alguna, la primera partida puede llevarnos fácilmente algunas semanas, algo de lo que hoy muchas aventuras gráficas bastante peliculeras y episódicas no pueden presumir (sí, miro tanto a David Cage como a muchos de los juegos de Telltale Games).

El legado de Knight

Como ya os hemos indicado, hace unos días salió a la luz el anuncio de que Jane Jensen y Pinkerton Road están preparando un remake del juego por el veinte aniversario del mismo. Sin embargo, no podemos despedirnos sin hablar de sus magníficas secuelas, que al contrario de lo que es habitual en el género, cambiaban totalmente su estética, innovando  y ofreciendo nuevas experiencias jugables mientras mantenían la esencia de la saga fresca. En 1995 nos llegaría The Beast Within: A Gabriel Knight Mystery, juego hijo de su tiempo, puesto que debido al éxito de las películas interactivas con actores reales, la secuela de Gabriel Knight abrazaría esta tendencia y nos regalaría otra historia digna de enmarcar en seis CD-ROMs. Afortunadamente, tanto a nivel técnico como interpretativo, el juego está bastante por encima de otras propuestas similares, como los horribles pseudo-juegos para Mega-CD que también utilizaron la técnica del Full Motion Video.

A raíz de los acontecimientos del primer juego, Gabriel Knight se encuentra ahora viviendo en un castillo en Alemania mientras escribe su próxima novela. Allí se ve inmerso en un nuevo misterio, que esta vez incluye hombres lobo y una ópera perdida de Richard Wagner. En esta ocasión, el control de la aventura se lo irían intercambiando Gabriel y Grace, algo que se mantendría también en la tercera entrega. Para muchos, esta es sin duda la mejor entrega de la saga, aunque su dificultad para hacerse con ella hasta hace unos años, impidió que fuera conocida para una gran audiencia.

Durante los siguientes años, Jane Jensen convertiría ambos juegos en novela, a su vez que cointribuiría a crear una novela gráfica que sirviera como preludio a la tercera y última entrega de la saga: Gabriel Knight 3: Blood of the Sacred, Blood of the Damned. El juego vio la luz en 1999 y nuevamente la saga volvió a cambiar su estética, pasando totalmente a las tres dimensiones, con gráficos animados con rotoscopio. Debido a su estética vanguardista, que no gustó a todos los fans, y a que el género de la aventura gráfica se estaba viniendo abajo, el juego no vendió lo esperado, por lo que se dió carpetazo a la franquicia, cerrando toda posibilidad volver a ver un juego de Gabriel Knight. Aun con todo, nos encontramos con una excelente aventura gráfica que mantiene la división por días de la saga, así como el regreso de Tim Curry, Mark Hamill y el resto de dobladores de la primera entrega. En esta ocasión, la trama está situada en Francia, y gira en torno al Priorato de Sión, los masones y Jesucristo, temática que tendría un boom gigantesco años después gracias a El Código Da Vinci.

gk-evolution

A día de hoy, hacerse con la trilogía Gabriel Knight es sumamente sencillo: No tenéis más que pasaros por GOG, donde cada entrega tiene un precio de 5,99 $, precio de chiste para unos juegos que os atraparán si os gustan los misterios paranormales y las aventuras gráficas. Palabrita de un amante del género desde su más tierna infancia.