Oculus-Rift

Con la llegada al mercado de Oculus Rift, las gafas que nos harán vivir los videojuegos en una experiencia 3D sin precedentes, los desarrolladores han estado comiéndose el coco pensando cómo sacar provecho de la nueva tecnología, aunque tan solo uno de ellos -que nosotros sepamos- va a llevar la realidad virtual al campo del sexo. Su nombre es Jeroen Van den Bosch, un desarrollador que va a probar fortuna en la industria del videojuego para adultos con el título Wicked Paradise -el paraiso de la perversión-.

«Tenemos cientos de bonitos shooters pero ni un juego erótico decente», dijo Jeroen. «Las escenas de sexo no explítico en Mass Effect son mucho más eróticas que los actuales juegos para adultos, y eso es porque al jugador le importan los personajes de Mass Effect. Un jugador nunca se sentirá atraido por un personaje virtual si él o ella no tiene importancia. Creo que la realidad virtual es el medio perfecto para un videojuego erótico, ya que puedes hacer al jugador sentirse conectado con tus personajes de ordenador.»

Wicked Paradise tendrá como protagonista a un hombre heterosexual, aunque Van den Bosch espera producir juegos para todo tipo de géneros y tendencias sexuales en un futuro.

«Una de las grandes preguntas que tuve antes de empezar este viaje fue: ¿puede una mujer virtual en un mundo virtual ponerte de verdad cachondo? La respuesta a la que llegué es sí».

Bueno chicos, ¿qué me decís de la noticia? ¿Alguien se atrevería a catar un juego de estas características y hacer un análisis para Tallon 4 con todo lujo de detalles?

Fuente: Kotaku