fireemblemawakeningclash

Fire Emblem Awakening podría haber sido el último de la saga si las ventas del juego no hubieran acompañado en Nintendo 3DS. Así lo ha revelado Hitoshi Yamagami, productor del juego, en una reciente entrevista. «No hay duda. Para ser sincero, las ventas están cayendo. El jefe de ventas de Nintendo, Mr. Hatano, nos dijo que este podría ser el último Fire Emblem. Debido a este progresivo descenso de ventas, nos dijeron que si as ventas de este episodio se situaban por debajo de las 250.000 copias deberíamos dejar de trabajar en la saga. Recuerdo cuando volví de la reunión y le dije al equipo: ‘¡Dios mío! ¿Qué vamos a hacer? ¡El fin ha llegado!’ Nuestra reacción fue clara: si iba a ser el último Fire Emblem, teníamos que poner en él todo lo que siempre habíamos querido incluir en la saga. ¡Así es como este nuevo proyecto nació!»

Afortunadamente, tan solo en Norteamérica el título de Intelligent Systems ha vendido más de 250.000 copias, por lo que la saga continuará por el momento con más entregas, siendo la próxima el crossover con la saga de Atlus, Shin Megami Tensei.