Gradon-Ball-Juegos-Game-Hame-Ha-Portada

¿Qué os parecería volar a lo largo del tiempo en busca de las siete reliquias capaz de concederte algún que otro deseo? ¿Qué os parecería adentrarnos en los tiempos más remotos para ver la evolución en el mundo de los videojuegos de uno de los animes/manga más importantes de la historia?

En este especial veremos la evolución de las peleas y aventuras de Goku y sus amigos en las diferentes generaciones, unos 9 juegos de media por cada una de ellas; desde la venerable NES hasta la actual generación. Bienvenidos sin más dilación al especial “Game hame ha”.

Videojuegos

Hablar de Dragon Ball es hablar de una gran franquicia repleta de material producto del marketing y eso no es siempre bueno a la hora de hacer un videojuego ya que tanto en el mundo virtual como en la vida real, las prisas y las ansias nunca son buenas.  Es por eso que veremos magníficos juegos, espectaculares y adictivos y otros que, pasaron sin pena ni gloria. Bueno, quizás un poquito de pena sí.

 

“NACEN DOS MITOS”

SONY DSC

Empezaremos por la tercera generación de consolas, es decir, la generación de la mítica Nintendo Entertaiment System o la Sega Master System.

Corría el año 1986 y Dragon Ball ya era un boom mediático, sobre todo en Japón, aunque no tardó en llegar a América y Europa. La industria de las videoconsolas había sido revitalizada con una nueva y fresca idea: La NES,  y fue en esta plataforma en la que empezamos a encontrar juegos diferentes, innovadores. No pasaría mucho tiempo para que estos dos fenómenos mundiales se dieran la mano.

Fue así como en 1986 nace el primer juego de las aventuras de Goku en la NES, el cual llevaría por nombre:  Shenron no Hazo (el misterio de Shenron).

Se trata de un beat’em up con toques de RPG y plataformas, que alterna zonas al más puro estilo Zelda, con batallas de jefes siendo el modo de juego de desplazamiento lateral. En este juego controlamos a un joven Goku que debe avanzar en la historia liándose a mamporros con todo lo que pilla.

Shenron no Hazo está basado en los dos primeros tomos del manga en los que Goku busca las bolas del dragón por primera vez. Un muy buen título para su época, altamente recomendado, sobre todo a los amantes del manga y los juegos de 8 bits.

Las siguientes dos sagas fueron bastante diferentes a la anterior. Se mantiene el estilo RPG y aparece como principal característica de estos juegos el combate con cartas.  Aparecieron tan solo en Japón en los años 1988 y 1989 respectivamente: Dragon Ball: Daimaō Fukkatsu y Dragon Ball: Gokuu Den.

El primero de ellos narra los hechos de la saga Rey Piccolo, principal enemigo del título, y comienza con la muerte de Krillin (qué raro).  El siguiente juego con una mecánica prácticamente idéntica pero con un apartado gráfico algo renovado enlaza todas las historias de Dragon Ball hasta la lucha con Piccolo Jr.

Ambos juegos están basados en combates con cartas y puede llegar a aburrir un poco en su mecánica, pero no cabe la menor duda de que se trata de dos magníficos títulos. Tomen sus propias conclusiones.

Dragon-Ball-3-Gokuu-Den

 

DRAGON BALL Z LLEGA A NES

Tras el éxito de Dragon Ball no tardó en llegar Dragon Ball Z, más adulta y más espectacular en todos los sentidos, y por supuesto no tardaron en llegar las adaptaciones a la NES de Nintendo.  Y fue así, con el dicho por bandera: “p’a qué cambiar lo que funciona”, como llegaron tres geniales juegos RPG con cartas basados en las primeras sagas de DBZ hasta la espectacular saga de Freeza.  Sus nombres y fechas de lanzamiento fueron: Dragon Ball Z: Kyosho Sayajin (1990), Dragon Ball Z II: Genkishin Freeza (1991) y Dragon Ball Z III: Resen Ji Zo Nigen.

A un servidor se le caen las lagrimillas viendo semejantes obras de arte en acción.

Y con estas espectaculares imágenes de la gran NES terminamos por hoy. En la siguiente entrada de este especial pasaremos a la cuarta generación, es decir, Super Nintendo y Sega Genesis (Mega Drive), con juegos verdaderamente únicos y grandes aventuras. Portaos bien mientras tanto.