El CEO de Kochmedia, Klemens Kundratitz, ha hablado sobre la excelente situación de la compañía en una reciente entrevista con GI.biz, en la cual ha sacado pecho sobre sus recientes adquisiciones, Metro y Saint Row, mientras que ha asegurado que este hecho no hará que pierdan los papeles y se acaben arruinando como les ocurrió a THQ.

«Siempre hemos intentado seguir nuestro propio camino y hacer negocios de la forma que creemos que es la mejor para nosotros. No queremos copiar el éxito de otras empresas. Mucha gente no nos veía como unos competidores en la industria. Ellos no entendían lo que estamos haciendo. Agradezco que tengamos más protagonismo con estas nuevas IPs, pero, habiendo dicho esto, no vamos a ser ambiciosos para ser la siguiente THQ».

El periplo desarrollador de Koch Media dentro de la industria no es nuevo, ya que su estudio insignia, Deep Silver, es el encargado del famoso Dead Island y de su esperada secuela, además de tener también la lóngeva saga Sacred. Por ese motivo, Kundratitz indica que seguirán invirtiendo todavía más en este línea.

«Estamos entusiasmados con Deep Silver y obviamente estamos invirtiendo significativamente en ella, pero al mismo tiempo tenemos un importante valor añadido como distribuidores en Europa, el cual continuará siendo clave en el futuro.»

Para finalizar, el CEO de la compañía alemana también ha querido hacer hincapié en el tercer pilar de su éxito: la industria del cine.

«El tercer elemento clave es nuestra línea de negocio de películas, el cual también está creciendo en Europa, donde adquirimos y sacamos provecho del cine, el entretenimiento del hogar y en la televisión. Esos tres elementos en nuestros negocios están en fase de crecimiento. Hasta donde nos concierne, mantenerse sobre tres piernas es mejor que hacerlo sobre una».

¿Qué os parecen estas declaraciones? ¿habrías preferido que Saint Row y Metro hubieran caído en otras manos? ¿Tenéis fé en la compañía alemana? ¡Contádnoslo!