Los polacos de CD Projekt Red tienen al último The Elders Scrolls, Skyrim, en un pedestal, pero afirman que no es perfecto. Cuando anunciaron The Witcher 3: Wild Hunt, indicaron que uno de sus principales objetivos es hacerlo más extenso que el propio Skyrim (que ya es decir).

Ahora, el director de la tercera aventura de Geralt de Rivia en los videojuegos, Konrad Tomaszkiewicz, ha indicado que siguen estudiando el ingente RPG de Bethesda de cara a no cometer algunos de sus mismos fallos:

«Una cosa que hemos aprendido de Skyrim es que tienes que cuidar la inmersión en el juego todo el tiempo. No puedes mostrar que tienes soluciones genéricas o cosas genéricas en un juego, y Skyrim era genérico. Puedes hacer las mismas quests unas cuentas veces, y en cada una de ellas el NPC no se da cuenta de que ya la hiciste antes para él».