Algo más de medio año hemos tenido que esperar para que finalmente llegase el PVP a Diablo III. Eso sí, no os hagáis muchas ilusiones si esperabais ver Arenas o Campos de Batalla como en los MMORPG, sino que simplemente serán duelos en los que no habrá ni puntuaciones ni objetivos.

En palabras de la propia Blizzard se trata de «un simple pasatiempo sin recompensas», por lo que tampoco están muy preocupados con que las clases estén o no equilibradas. Como es normal, la muerte no será permanente, por lo que los jugadores que tengan personajes Incondicionales pueden jugar sin miedo a perderlos.

Los duelos estarán disponibles en Nueva Tristán. Allí, Nek the Brawler llevará a nuestros Nephalem a una nueva zona en la que combatir todos contra todos hasta cuatro jugadores.

Fuente: Battle.net