Menudas declaraciones las de Noaki Yoshida, director de Final Fantasy XIV: A Realm Reborn. Al parecer, el desarrollador afirma que el problema de la versión inicial del juego estaba en que no se concibió como un fuerte competidor contra otros MMORPG, sino como una mejoría de lo visto en la undécima entrega, también enfocada al juego online.

Al parecer, todo esto ha cambiado con el renacimiento del título, y si el éxito del juego no está asegurado, esto podría tener severas consecuencias para la propia Square Enix: «Creo que habría sido bueno que hubiesen intentado ver qué habría pasado si hubiesen convertido World of Warcraft en un Final Fantasy. Pero como lo único que hicieron fue hacer algo distinto a Final Fantasy XI acabaron con nada. No tendremos otro error como el de Final Fantasy XIV otra vez, si lo hiciésemos sería un error al nivel de destruir la compañía»

¿Os parecen exageradas las reacciones de Yoshida? ¿Créeis que Square Enix estaría tocada de muerte si Final Fantasy XIV: A Realm Reborn es un fracaso?