Muchos llevamos rezando a alguna deidad primigenia para que por fin se desarrolle la secuela (o reboot a estas alturas) de Eternal Darkness, el conocido survival horror exclusivo de GameCube (del que podéis conocer más en el especial que le dedicamos tiempo atrás). Y poco ha faltado para que nuestras plegarias hayan sido escuchadas.

Sin embargo, los dioses son siempre burlones y taimados, prueba de ello es la malísima situación en la que se encuentra Silicon Knights, estudio desarrollador del juego, y que actualmente se encuentra tocada de muerte (actualmente solo cuenta con cinco trabajadores, contando a su director Denis Dyack, de los más de cien que tuvo en el pasado).

Y es que según han informado antiguos miembros de la compañía, la mejor etapa del estudio tuvo lugar mientras estuvieron asociados con Nintendo. En palabras de un anónimo ex-trabajador, «la relación con Nintendo es la razón por la gran calidad de los juegos sobre los que se formó la reputación de Silicon Knights. Nintendo iba a poner su nombre el juego, así que tenía que alcanzar la ‘calidad Nintendo».

Parece ser que tras la ruptura con la compañía de Satoru Iwata, Silicon Knights trató de granjearse el beneplácito de compañías como Microsoft (Too Human) o Activision (X-Men: Destiny), el cual consiguieron gracias al prestigio de Eternal Darkness.

Sin embargo, junto con el batacazo que fue Too Human tras sus numerosos años de desarrollo, «no se tomó el desarrollo de X-Men: Destiny en serio en ningún momento», indica otro trabajador. El motivo por el que no se pulió el juego de los mutantes de Marvel es muy simple: Eternal Darkness 2.
«Estaban trabajando en una demo de Eternal Darkness 2 que pudieran enseñarle a las editoras. Mientras estuve ahí, quitaron personal de mi equipo para trabajar en eso, alcanzando incluso un 40% del personal trabajando en Eternal Darkness 2 mientras confiaban en que Activision les permitiera retrasar el desarrollo del juego de X-Men, lo que no sucedió».
Todo esto derivó en que no solo X-Men: Destiny fuera un fracaso de crítica y público, sino que la demo de Eternal Darkness 2 no mereció la pena ni ser enseñada.

Al parecer, según otro antiguo desarrollador, la «mala tecnología, junto con un equipo formado por gente que no había lanzado un juego desde Metal Gear Solid: The Twin Snakes perjudicó mucho a la demo. Muchas de las personas responsables de Eternal Darkness hacía mucho que se habían ido».

Fuente: Kotaku