Cuando terminé la carrera me di cuenta del tiempo que había tirado por la borda. ¿Por qué tenía que estudiar tanto si luego alguien con una idea cojonuda se podía hacer rico o ganarse un buen dinero? Buena muestra de estas palabras es el «arte» representado a través de cables de los mandos de NES, mediante los cuales crean figuras de personajes que se venden, o al menos se pretenden vender, por 2000 dólares cada una.

Os dejamos con un enlace al resto de obras del artista y con sus trabajos del mundo de los videojuegos.