Tras la presentación de las nuevas expansiones de Los Sims y sin dejar más tiempo que el de tomar unas notas rápidas en nuestra libreta, tocó el turno de probar de una de las novedades más esperadas de Electronic Arts para ordenadores de sobremesa: SimCity, disponible a partir de febrero del 2013 en PC y Mac, todo un clásico que te pondrá de nuevo en la alcaldía de una pequeña ciudad para transformarla en una gran metrópolis.

Llegó nuestro turno en un grupo reducido de siete periodistas, junto a los que entramos en una pequeña sala con ocho ordenadores, cuatro a mano derecha y otros cuatro a mano izquierda, y con una gran pantalla de 60″ frente a nosotros. Cada uno de nosotros se situó frente a uno de los PCs donde el juego estaba ya preparado para ser probado.

Antes de empezar a tomar los mandos de nuestra ciudad nos explicaron un poco las novedades y características de este nuevo SimCity. Como alcaldes nosotros controlaremos y tendremos poder total sobre la ciudad y sus edifícios, donde la reacción de nuestros ciudadanos irá en concordancia de sus necesidades y nuestras acciones sobre la ciudad.

 

Una red de ciudades comunicadas

En SimCity tendremos a nuestros amigos siempre a mano gracias a un listado donde podremos ver como evolucionan sus ciudades, visitarlas y comprobar su crecimiento, así como una tabla de clasificación donde se informará de la población, fabricación de materias primas o educación de cada ciudad, que hará que el juego resulte más competitivo. Además, gracias a esta nueva interacción podremos tener un tablón de anuncios donde veremos la actividad de nuestros amigos y las acciones más destacadas a tiempo real, con un estilo que recuerda mucho a Twitter.

 

 

Otra de las novedades es el «Global Market», un mercado virtual en el que diariamente podremos comprobar el precio de las materias primas (como el oro, los metales, las aleaciones, el aceite o el carbón) y vender o comprar según mejor nos convenga económicamente o bien a sea necesario para las necesidades de nuestra ciudad. 

 

 

La importancia del saber hacer

Igual que en la vida real, un buen alcalde puede llevar a una ciudad al crecimiento y el éxito, igual que uno malo puede llevarla al desastre y la destrucción (en España abundan estos). Lo mismo pasa en SimCity, donde tus acciones y una correcta planificación urbana serán clave para el crecimiento de tu comunidad. Pero estas acciones no solo influirán en tu comunidad, la especialización y las inversiones que el jugador realice en determinados sectores influirá en otras ciudades de este gran mundo interconectado.

 

Jugabilidad

Una vez nos explicaron todas estas novedades pasamos a poder probar el juego. Podemos decir que el aspecto colorido de la ciudad llama mucho la atención y le da alegría, con gente caminando por las calles y todo tipo de vehículos circulando por la ella que pueden ser vistos con más detalle con un poco de zoom.

Nada más comenzar a jugar vemos que un icono sale del ayuntamiento, indicándonos que se necesita de nuestra ayuda como alcaldes, pues parece que muchos ciudadanos no están contentos con su ciudad. A medida que añadimos los recursos que faltan, como una conexión por carretera con el exterior, una estación de bomberos o un centro de reciclaje los manifestantes van menguando hasta que desaparecer. Es el momento de dedicar un poco de tiempo a pasear por tu ciudad y resolver pequeños conflictos que se generan y preocupan a tus ciudadanos (falta de zonas residenciales, agua potable o fabricas para crear empleo), y que harán de tu ciudad un hogar perfecto para sus residentes.

 

 

La movilidad es muy sencilla y ágil, podremos desplazarnos fácilmente por toda la ciudad y dar grandes saltos en la visión sin dificultades, con el clásico control de zooms y movimientos a que Maxis ya nos tiene acostumbrados tanto a los jugadores de CimCity como de Los Sims. Una vez decidamos empezar a construir y ampliar nuestra ciudad podremos encontrar desde solares, carreteras, depósitos de agua, bomberos, fabricas y centros comerciales y un gran etcétera. Más adelante dispondremos de los típicos rascacielos, monumentos y construcciones que se irán desbloqueando. Si os hacéis con la «Digital Deluxe Edition» además podréis edificar en vuestra ciudad famosas construcciones como la Torre Eiffel de París o el Big Ben de Londres.

 

 

Lamentablemente no podemos llegar hasta este punto, ya que una vez ya tenemos un poco controlada nuestra ciudad una lluvia de meteoritos cae sobre ella y la destruye. Fin de la demostración.

Salimos satisfechos y contentos porque Maxis y EA han conseguido cautivarnos una vez más con un juego clásico que aporta novedades muy frescas que nos mantendrán pendientes de nuestra ciudad durante muchas buenas y entretenidas horas.

{youtube}tQNagqH6mO4|560|430{/youtube}