Resident Evil 6 despierta la siguiente duda entre los jugadores: ¿será un juego de terror o un título como la quinta parte pero con zombis? Quizás esa sea la pregunta que más nos hemos hecho todos al ver el juego en el E3 o al leer las impresiones de la gente de la primera demo del juego en Xbox 360, por lo que después de jugar a la nueva demo en la Gamescom os podemos responder de una forma un tanto ambigua: ni una cosa ni la otra.

Hay que decir que solo probamos la primera demo de las 3 disponibles, la que llevará a Leon a escapar de una lujosa mansión, ya que pensamos que es la historia que más se acerca a los títulos anteriores, además de que el tiempo es un valor que escasea en ferias como el E3, la Gamescom o el Tokyo Game Show, y hay que reservarlo para disfrutar y evaluar otro tipo de juegos.

Comenzamos nuestra andadura por la mansión buscando su salida ya que está infestada de zombis, viendo que el juego está realmente cuidado gráficamente. Me gustaría poder explayarme más en la historia que se narra en la demo, pero por desgracia ésta estaba en alemán y nuestros conocimientos del idioma se limitan al hola, adiós y a pedir una cerveza. Nada más comenzar a jugar vemos que Leon corre automáticamente, cambiando el uso del botón que se ocupaba de dicha acción por tirarnos al suelo y apuntar desde él, algo muy peliculero que no creemos que aporte mucho a la jugabilidad. El resto de los controles son más o menos parecidos, aun que ahora nuestra vida y munición se verán representadas en la imagen de un teléfono móvil representado a mano izquierda. 

Aparece nuestro primer enemigo e intentamos apuntarle a la cabeza como en entregas anteriores, pero nos damos cuenta que ahora es muchísimo más complicado. Para comenzar, dentro de la mirilla de la pistola de Leon tenemos un pequeño punto rojo que marca el destino de la bala, el cual se moverá de forma aleatoria hacia los lados para hacernos más complicado el apuntar. Suponemos que Capcom ha realizado esta acción para darle realismo al juego, y creemos que con un poco de práctica por parte del usuario puede ser una opción interesante para dar tensión, ya que como podéis ver en el vídeo, las balas escasearán en momentos en los que aparezcan muchos enemigos simultáneos. Hablando de los enemigos, la verdad es que es agradable de ver que el comportamiento de estos se parece muchísimo al visto en películas de zombis, con andares lentos e impasibles y no reaccionando a los disparos hasta que les asestamos uno mortal, aunque a veces conserven el instinto de supervivencia y se hagan a un lado cuando les apuntemos con el arma.

Una cosa que nos ha gustado es que Leon esquiva saltando los cadáveres que se encuentra en su camino, algo que le da un punto de gracia al juego. Por desgracia, todos los enemigos que hemos encontrado en el suelo o los que estaban sentados no nos ha sorprendido cuando se han levantado a atacarnos, aunque no nos atrevemos a decir si es por que eran situaciones demasiado obvias o porque esa fórmula está ya un tanto quemada. Otro punto que no nos ha gustado un pelo es cuando estamos en peligro y pedimos ayuda a nuestro compañero, ya que como podéis ver en el vídeo éste parece que nos sazone con sal y pimienta para que le aproveche más al zombi que no que nos esté curando.

En definitiva, el rato que hemos estado probando el juego me ha parecido un título mejor y más sólido que su quinta parte, aunque se queda un tanto atrás del Revelations de Nintendo 3DS. Veremos a ver como termina la cosa, ya que por el momento Resident Evil parece uno de esos juegos que está bien jugarlos, pero que no pasa nada si te los pierdes.

{youtube}lE1EdvNJUvg{/youtube}