Los creadores de la laureada saga The Withcer, CD Projekt RED, han concedido una entrevista a Gamasutra en la que han tratado varios temas interesantes.

Pero sin duda, el comentario más destacado ha sido el que ha realizado Marcin Iwinski, uno de los fundadores del estudio polaco, quien ha advertido del riesgo que puede suponer para algunos editores el hecho de explotar a los jugadores a base de intentar sacarles dinero mediante DLCs.

Iwinski ha puesto como ejemplo su propio juego The Witcher (el primero), cuyas ventas se dispararon con el DLC gratuito de la Enchanced Edition. Dicho contenido, al igual que el de la segunda parte, contenía una gran cantidad de novedades y se ofreció de manera completamente gratuita a todos los que habían comprado el juego.

«Tristemente, veo que la industria tiende a sobreexplotar al jugador, y creo que esto se volverá en contra de los editores que están haciendo esto; y finalmente, la gente dejará de comprar sus juegos. Así no es como funcionan las cosas.» 

«Cuando le dijimos al editor del juego [Atari, que fue la editora del primero; Namco Bandai es la del segundo] que queríamos lanzar todo ese enorme DLC de manera gratuita, pusieron unos ojos enormes y dijeron: ‘¡Vaya! Vamos a pedir 10€ por él.’ Pero nosotros creíamos que venderíamos más unidades del juego si el DLC era gratuito. Y al final, lo lanzamos de forma gratuita y vimos como las ventas del juego subían mucho, pues esto animó a los jugadores a comprarlo y refrescó el producto. Siempre puedes ver esto desde dos ángulos».

Personalmente, me quito el sombrero: un DLC enrome (200 nuevas animaciones, dos nuevas misiones, nuevos NPCs, etc.) y que costó más de 1 millón de dólares de desarrollo y se ofrececió de forma gratuita. El resultado es evidente: el The Witcher original alcanzó los 2 millones de copias vendidas gracias a la Enhanced Edition y la saga ha sido todo un éxito.

Además de hacer juegazos, estos chicos polacos demuestran ser inteligentes con sus comentarios sobre cómo tratar a los usuarios y rentabilizar además su trabajo. Y no como cierta (Cap)compañía de Osaka de cuyo nombre no quiero acordarme…

Bravo, CD Projekt RED.