Así lo ha anunciado Peter Molyneux: Curiosity, el primer proyecto de su nuevo estudio, 22Cans, contará con un DLC cuya mayor característica es su desorbitado precio: 50.000£,  (61.600€ aproximadamente). La original propuesta de Curiosity consiste en situarnos en en una habitación virtual con un cubo negro, el cual tendremos que romper a través del esfuerzo cooperativo entre los usuarios.El juego ofrece un DLC de precio asequible para empezar: un cincel de hierro que permitirá fracturar el cubo con una potencia 10 veces superior. Su precio será de 0,59£ (0,72€). En cambio, «la joya de la corona de los DLC» es un cincel de diamante único, cuesta 50.000£ y solo puede ser comprado una vez. Molyneux tienta a los jugadores y trata de observar su nivel de inteligencia a través de esta medida, tal y como afirma de la siguiente manera: «Es una cantidad demencial de dinero, pero el objetivo no es ganar dinero: es una prueba sobre la psicología de la monetización», en la que esperan descubrir si sólo una persona comprará el cincel para ver el contenido o los jugadores colaborarán para compartir su poder».