La principal necesidad de una saga importante en el mundo de los videojuegos es su capacidad de evolución, teniendo la imperiosa obligación de mejorar lo ofrecido en entregas anteriores, pulir todos sus defectos y ofrecer novedades que transformen el juego en algo fresco sin que nos recuerde a títulos pasados.

Este paso, necesario para mantenerse en la cresta de la ola, es más sencillo de realizar en sagas que giran alrededor de una historia, pero en un juego de coches arcade, mucho más limitado en la creatividad, la empresa resulta complicada.

Nintendo nos ofrece un buen ejemplo de superación con Mario Kart 7, título que tiene en el peso de su espalda ser el baluarte para estas navidades de la compañía nipona en todo el mundo. Abrocháos el cinturón de vuestro kart y prepararos un buen arsenal de conchas rojas para conocer de la mano de este análisis las bondades del mejor juego de Nintendo 3DS hasta la fecha. 

 

Vuelve el rey de la diversión

La saga Mario Kart siempre se ha caracterizado por ser sinónimo de diversión tanto en su modo para un jugador como en el multijugador, con piques infinitos con la máquina o al lado de nuestros amigos, luchando por llegar el primero y no ser derribados a milímetros de la línea de meta por una concha azul.

Dejando el excelente multijugador online para más adelante de nuestro análisis, nos centraremos en este apartado en el modo para un jugador, el cual dispone de las opciones ya conocidas por los usuarios como Grand Prix, Contrarreloj, Batalla de globos y Batalla de monedas, en las que también podremos jugar en el modo multijugador local con otros jugadores a través de la conexión inalámbrica de la consola.

Como siempre, el Grand Prix ofrece los  modos  de dificultad 50 cc, 100 cc, 150 cc y el modo espejo, que será lo mismo que en 150 cc pero con las pistas volteadas, y en los que podremos participar con un total de 17 personajes seleccionables. Cabe destacar que el plantel ha menguado considerablemente si lo comparamos con su predecesor portátil, con algunas ausencias destacadas aparecidas en otras entregas.

Los circuitos principales de este modo se dividen en 16 novedades y 16 de otras entregas anteriores de la saga, estando estos últimos retocados para adaptarlos a las nuevas opciones jugables de Mario Kart 7 y dotándolos de algunos nuevos atajos. Este punto hay que recalcarlo, ya que después de estar prácticamente ausentes en las últimas entregas, ahora éstos han vuelto para dotar al juego de arriesgadas rutas alternativas.

Siguiendo con el resto de modos disponibles, en el contrarreloj podremos intentar derrotar a los pilotos fantasmas de los programadores de Nintendo en los diferentes circuitos del juego, pudiendo descargar más de otros jugadores a través del Canal Mario Kart por SpotPass, o a través de StreetPass con la gente que nos crucemos. En cuanto a los modos batalla y monedas, en el primero de ellos tendremos que sobrevivir e intentar golpear a los demás corredores con todo tipo de objetos para que pierdan sus tres globos; y en el segundo, tendremos que conseguir más monedas que el resto de competidores. En estos modos de juego existen 6 circuitos distintos, 3 nuevos y 3 de juegos anteriores, siendo diferentes a los que componen el modo Grand Prix.

 

Las novedades llegan por tierra, mar y aire

En todos los juegos de la saga ha habido evoluciones y novedades jugables, algunas mejores que otras, que hacen diferenciar las entregas de la saga, y como es de esperar, Mario Kart 7 no es una excepción.

En esta nueva entrega, la compañía de Kioto ha optado por ofrecernos a los jugadores las principales novedades jugables enfocadas a los karts, pudiéndoles intercambiar el chasis, las ruedas y los diferentes tipos de objetos para planear. Esto ofrece un amplio abanico de customización que va más allá de la estética, ya que dependiendo de los objetos y el personaje que elijamos, podremos obtener una mayor aceleración, velocidad, peso, manejo y cualidades todoterreno. Todas las piezas las iremos desbloqueando obteniendo un número de monedas en las carreras y trofeos a lo largo del juego, por lo que cuantas más tengamos, mejor podremos adaptar nuestro kart a nuestro estilo de conducción.

Pero eso no es todo, ya que en Mario Kart 7 podremos planear e incluso conducir bajo el agua con nuestro kart, lo que otorga nuevas opciones jugables a los circuitos, permitiéndonos ir por diferentes rutas y atajos para llegar los primeros a la meta. No tenemos que caer en el error de que estas opciones son dos añadidos menores, ya que de nuestra elección, ya sea por tierra, mar o aire en la carrera, nos puede proporcionar adelantar o despegarnos de los otros corredores.

También dispondremos como novedad por primera vez en la saga de una vista en el interior del kart, con la cual podremos disfrutar más de la profundidad del 3D de la consola, además de dotar al juego de mayor sensación de velocidad. Tenemos que advertir, ya que hablamos de las 3D, que si somos unos jugadores nerviosos y que movemos la consola cada vez que queremos tomar una curva, perderemos con facilidad el efecto, lo cual nos puede ocasionar problemas en algunos momentos del juego.

 

El objeto 7 y el retorno de las monedas

Hablemos ahora de los objetos, parte imprescindible en la saga y que trae novedades como el 7 y el retorno de las monedas, además de nuevos usos para algunos de los objetos antiguos.

Comenzamos por el 7, el cual nos dará 7 de los objetos típicos de la saga como la seta de velocidad o las conchas rojas o verdes, y que podremos usar en cualquier momento de la carrera, ya que estarán girando alrededor del kart, pudiéndolos perder si nos caemos del circuito o si nos golpea alguna explosión o rayo. También es novedad la cola Tanooki, recientemente rescatada del olvido en el nuevo Super Mario 3D Land, que tendrá funciones tanto ofensivas como defensivas para usarla durante un tiempo limitado.

Tenemos que destacar el retorno de las monedas, de las cuales podremos almacenar un total de 10 de ellas en cada carrera y con las que podremos desbloquear nuevas piezas para nuestro Kart, perdiéndolas con cada impacto que recibamos. También se ha modificado levemente el uso de algunos objetos, como el de la concha azul, que ahora arrasará con todos los jugadores que se encuentre a su paso hasta estallar cuando llegue al jugador que vaya en cabeza.

La jugabilidad sigue siendo muy sencilla, teniendo que preocuparnos tan solo de acelerar, saltar, derrapar y tirar objetos. No hay que confundir la sencillez de la jugabilidad con que el juego sea fácil o poco exigente al jugador, ya que la máquina sigue haciendo las típicas “triquiñuelas” como que los participantes que queden primeros en las primeras carreras sigan siendo los que copen las primeras plazas durante todo el Grand Prix, o las conchas azules, que nos frenarán cuando seamos los líderes destacados. Por todo ello, para ganar habrá que arriesgar con los derrapes en cada curva, pulsar el botón de salto en el momento preciso para caer con turbo, gestionar bien nuestros objetos, arriesgar con los atajos, y como no, tener mucha suerte.

 

El modo online, un sueño hecho realidad

El modo online de Mario Kart 7 es casi perfecto, con una gran facilidad para poder jugar con nuestros amigos o con otros jugadores a lo largo del mundo, y muchas opciones para el disfrute de los usuarios.

En primer lugar se ha facilitado mucho el poder localizar y jugar con nuestros amigos, ya que desde la “lista de amigos” de la consola podemos unirnos fácilmente a su partida, de igual forma que podremos hacerlo dentro del juego desde el menú “Amigos y rivales”, donde además podremos cotejar nuestros enfrentamientos con ellos.

También se han creado las comunidades, un lugar parecido a un lobby de los juegos online, donde podremos poner nuestras propias normas para las carreras e invitar a nuestros amigos a unirse en ellas, con incluso un ranking de los mejores corredores de la comunidad, lo cual fomenta el pique entre usuarios y hace crecer la participación en ellas. Además, mediante el canal Mario Kart podremos conocer comunidades destacadas y descargar corredores fantasma.

En las carreras online podremos jugar a los modos carreras versus y batalla con un total de 8 participantes a la vez, cada uno de los cuales podrá elegir a su corredor favorito, además del circuito en el que desee jugar, el cual se designará en un sorteo entre los elegidos en cada una de las carreras. Es realmente sorprendente lo fluido de su funcionamiento y el poco lag que se experimenta en este modo de juego, lo que hace que sea sin lugar a dudas el modo estrella, dejando a un segundo plano su ya notable modo para un jugador.

Como punto negativo y que tendrá que ser solventado en las siguientes entregas como algo obligatorio, es la inclusión de chat de voz, algo que pide a gritos el juego y que le habría ensalzado sin duda alguna a uno de los juegos online más divertidos los últimos años.

 

Conclusiones finales

Mario Kart 7 lo tiene casi todo para ser recordado con cariño por los jugadores, con un online excelente, buen diseño de circuitos, novedades jugables que están a la altura de la saga y músicas que rayan a un gran nivel.

Si bien es cierto que todas las bondades descritas hacen de él un excelente juego, es necesario que en su próxima entrega añadan un chat de voz para comunicarnos con los demás jugadores, además de pulir un poco más el apartado gráfico y volver a nutrir el plantel de personajes con un número mayor de ellos.

Aun con todo esto, el juego es sin lugar a dudas el mejor juego del catálogo actual de Nintendo 3DS en el mercado, y uno de los juegos más divertidos para jugar a modo multijugador de los últimos años.

 

A favor:

  • El diseño de los circuitos
  • Las nuevas opciones jugables
  • Su excelente modo online

En contra:

  • Que no tenga chat de voz
  • Los gráficos: aunque correctos, podrían haberse pulido más
  • La ausencia de algunos personajes

 

[Nota]