¡Ah, las locuras japonesas! ¡Cómo me gustan! De hecho, no todas me hacen tilín para jugarlas, pero sólo el hecho de que existan propuestas tan exóticas ya me alegran el día mogollón. La próxima que llegará a occidente, desembarcando el 14 de noviembre en Norteamérica…