Tokyo Jungle es toda una bizarrada de esas que solo se les ocurren (¿y gustan?) a los japoneses, pero que por suerte llegará a Occidente. El juego nos sitúa en una Tokio post-apocalíptica, en la que no queda rastro de los humanos y las calles…