Sus creadores beben de los míticos plataformas 2D de Disney. Hubo una era en la que los videojuegos con la marca «Disney» eran sinónimo de calidad. O al menos de diversión asegurada. Dicha época queda muy lejos en el tiempo. Estamos hablando de la era…