Nintendo tiene un problema con el inframundo. Su obsesión con el subsuelo no sólo ha tenido a Mario y a compañía introduciéndose por las tuberías durante décadas. También hizo lo propio con varios protagonistas de Game & Watch. Aunque eso sí, con menos clase. Mientras…