Una vez más lo tengo que decir: los japos nunca dejarán de sorprenderme. Hasta ahora habíamos hablado de los Maid Café, Kitty Café, Gundam Café, incluso esos locales donde la gente puede tomarse algo mientras acaricia y alimenta a un gatito… pero los Bird Cafe…