“Dios no era más que un delirio del hombre. Una creación humana. No era algo que existía, sino algo en lo que se creía”. Esta afirmación tan aplastante da qué pensar, ¿a que sí? Con ella os damos la bienvenida a un nuevo mes temático…