Planeta Cómic y Makoto Shinkai nos transportan a un Japón dividido y dominado por una extraña torre con la novela El lugar que nos prometimos.

Hace más de veinte años que Makoto Shinkai comenzó su andadura en el mundo de la animación. Desde entonces, este director, escritor, guionista, animador, actor de voz y amante del séptimo arte ha creado un universo inigualable que ha cautivado por igual a espectadores y a lectores de todo el mundo gracias a sus singulares historias, que han llegado tanto a cines como a librerías gracias a las adaptaciones realizadas por él mismo. Aunque con Your Name. alcanzó un éxito sin precedentes para la fecha y se hizo un nombre en la historia de la animación japonesa, para conocer a este cineasta y escritor es necesario remontarse a sus inicios, esos en los que, de una manera un tanto más basta, menos refinada, dejaba ver destellos de su capacidad narrativa y creativa. Esa que, con el tiempo, le llevaría a concebir universos e historias mágicas en las que personajes cotidianos del día a día se entremezclan y diluyen con una ficción perfectamente llevada de manera que todo forme un único ente con una lógica y significado abrumadores capaces de conmover al espectador. Por ello, hoy nos remontamos hasta 2004, fecha en la que este creador dio a conocer al mundo uno de sus primeros trabajos y con el que asentaría su futuro en el mundo de la animación. Una obra de fantasía y ciencia-ficción en la que el pasado y el futuro se mantienen estrechamente unidos debido a una promesa incumplida y a la desaparición de uno de los vértices que protagonizan la historia. Una de las últimas novedades que se unen al catálogo de Planeta Cómic y que ayudan a completar la colección de novelas de Makoto Shinkai. Hoy analizamos El lugar que nos prometimos.

“Siempre tengo la sensación de estar perdiendo algo”

El Lugar que nos Prometimos

Tras la Segunda Guerra Mundial y ante el poder militar de la Unión Soviética, Japón ha quedado dividido entre norte y sur. La isla de Ezo (isla de Hokkaidō), bajo control de la Unión, se convierte en el escenario elegido para la construcción de una inmensa torre que se alza majestuosa hacia el cielo. En una de las zonas próximas a la torre viven dos estudiantes de instituto, Hiroki FujisawaTakuya Shirakawa, quienes, embaucados por lo enigmático de la edificación, comienzan la construcción en secreto de un avión que les permita sobrevolar la torre y descifrar sus misterios. A ellos se une su compañera de instituto Sayuri Sawatari, con quien harán la promesa de volar hasta la torre. Sin embargo, un día Sayuri desaparece de sus vidas y todos sus sueños y esperanzas, incluida la construcción del Belasila, pronto quedan en el olvido.

Años después, a punto de que estalle la guerra entre norte y sur, Hiroki y Takuya se reencuentran con un único objetivo: completar la construcción del Belasila y cumplir la promesa que le hicieron a su amiga con la esperanza de poder recuperarla. Pero el tiempo apremia y el enemigo está mucho más cerca de lo que pensaban. ¿Tendrán tiempo suficiente para llevar a cabo su cometido?

El lugar que nos prometimos (Kumo no Mukō, Yakusoku no Basho) es la segunda película de Makoto Shinkai tras Voces de una Estrella Distante (2001). La cinta se estrenó en Japón en noviembre de 2004, logrando una buena acogida tanto entre la crítica como entre el público. Asimismo, un año después vio la luz la adaptación a novela de la historia, escrita por el propio Shinkai y Arata Kanoh, mientras que en febrero de 2006 apareció la adaptación a manga creada en conjunto por el propio Shinkai (historia) y por Sumomo Yumeka (ilustraciones). Esta versión está formada por un único volumen.

Sobre el autor

Makoto Shinkai (Makoto Niitsu, 1973-Actualidad) es un reconocido director de cine, animador, productor, escritor, dibujante, actor de doblaje, mangaka y diseñador gráfico. Nacido en la prefectura de Nagano (Japón), estudió literatura japonesa en la Universidad de Chuo, donde formó parte de su club de literatura juvenil al tiempo que se inició en el desarrollo de libros ilustrados. Tras terminar sus estudios en 1994 comenzó a trabajar como creador de videoclips y diseñador gráfico de videojuegos para la compañía Falcom. Fue en 1999 cuando debutó como cineasta con el corto Ella y su gato (Kanojo to Kanojo no neko), con el que en el año 2000 ganó el premio DoGA CG Animation contest.

Autor de numerosos proyectos animados, mangas y libros, entre sus principales trabajos destacan Voces de una estrella distante (Hoshi no Koe, 2000), El lugar que nos prometimos (Kumo no Mukō, Yakusoku no Basho, 2004), 5 centímetros por segundo (Byōsoku Go Senchimētoru, 2007), Viaje a Agartha (Hoshi o Ou Kodomo, 2010), El jardín de las palabras (Kotonoha no Niwa, 2013), Your Name. (Kimi no Na wa, 2016) y Weathering With You.

El Lugar que nos Prometimos

Edición de El lugar que nos prometimos (novela) por Planeta Cómic

A estas alturas, muchos no podemos concebir el catálogo de Planeta Cómic sin las novelas de Makoto Shinkai. Tras disfrutar de títulos como Voces de una estrella distante, 5 centímetros por segundo, El jardín de las palabras, Weathering With You, Your Name. y Your Name. Another Side: Earthbound, ahora nos llega la adaptación a novela de otro de los éxitos cinematográficos de este polifacético creador. Al igual que ha ocurrido en títulos anteriores, el libro El lugar que nos prometimos se presenta ante los lectores en una edición muy sencilla que expone de manera clara el contenido principal de la obra, es decir, los capítulos que la componen, sin florituras ni extras como ilustraciones. Así pues, se trata de una obra compuesta por un prólogo y tres capítulos bien diferenciados y de extensa longitud. El volumen cuenta con un total de 437 páginas que amplían de una manera muy notable (quizás la expansión más destacada del universo creado por Makoto Shinkai para una de sus películas hasta la fecha) lo que el lector conocía de este largometraje.

Como ya se ha mencionado, El lugar que nos prometimos cuenta con una edición en castellano muy cuidada. Ubicado dentro de la colección ‘Manga Novelas’ de Planeta Cómic, este libro ha salido al mercado en formato rústica con solapas con un tamaño de 14 x 22,5 cm. y a un precio de 22 euros. Con un sentido de lectura occidental, la traducción del mismo ha estado a cargo de Maite Madinabeitia, de Daruma Serveis Lingüístics, SL. Es ella quien ha sabido adaptar al castellano y con gran soltura y precisión la asombrosa narrativa de Shinkai, algo que le resulta familiar ya que también fue ella quien firmó la traducción al castellano de la novela Your Name., entre otras.

Impresiones de El lugar que nos prometimos

Recuerdo que la primera vez que vi el largometraje El lugar que nos prometimos pensé que era una historia un tanto compleja, enrevesada y que, al mismo tiempo, era una de esas películas que todo amante de la animación japonesa y especialmente de Makoto Shinkai debe ver al menos una vez en la vida para apreciar de una manera mucho más clara la asombrosa evolución narrativa y creativa de este cineasta. En el caso de la novela, tal y como ha ocurrido con títulos anteriores de este autor, no resulta imprescindible haber visto la película original para comprender el contexto en que se desarrolla la misma, ya que la adaptación narrativa de la historia posee la suficiente fuerza y claridad como para sumergir al lector en este mundo de guerra y fantasía. No obstante, nunca antes había sentido que fuese tan necesario leer una novela de este autor para hacerse una idea mucho más precisa de la historia. Es cierto que la película, con sus más y sus menos, ofrece una historia que se puede seguir sin problemas. Sin embargo, la novela, con sus más de 400 páginas de extensión, amplía de una manera mucho más detallada este universo y permite conocer más en profundidad a los personajes, ya que hace hincapié en escenas que la película pasa por alto, como el momento en que Hiroki y Takuya se conocen y se hacen amigos, de cómo Sayuri se va introduciendo poco a poco en el grupo, o de cuando los chicos buscan a la familia de la chica para hablar con ellos tras su desaparición. Es comprensible que por exigencias del guión y de los tiempos fuese necesario recortar material de la película original. Es por ello que la novela de El lugar que nos prometimos adquiere mayor interés y valor para todos los fans de este título y de su autor, ya que ensancha, expone y asienta de manera más extensa los acontecimientos de la obra, prestando especial atención a minutos clave que el filme excluye y realzando los sentimientos y emociones de los protagonistas, lo que ayuda a hacerse una idea más ajustada del momento que viven.

Es precisamente esa ausencia de restricciones en cuanto a longitud lo que permite conocer más a fondo a los personajes, especialmente a Hiroki, quien se presenta como narrador en primera persona de la historia. Mientras que en la película los tres estudiantes se mostraban de una manera más fría, con movimientos un tanto automáticos y sin vida propia, la novela acerca al lector a tres personajes muy humanos, con muchos sentimientos reprimidos y un ansia incontenible de libertad. De esta manera el lector se encuentra con un ejemplar que aporta emociones, pensamientos y momentos del presente y pasado de los personajes para construir de una manera más dilatada y estable a unos protagonistas muy humanos y cercanos, esos que suelen caracterizar las obras de Shinkai.

El Lugar que nos Prometimos

Asimismo, las obras de este genio nipón no se podrían entender sin ese punto de ciencia-ficción que las caracteriza y que se mezcla en la narración con un Japón muy real. A este respecto, la obra también profundiza en explicar cómo es ese Japón dividido, en tensión ante un inminente conflicto armado, así como la importancia de los sueños que unen a dos de los personajes principales y que son el elemento detonador del desenlace de la historia. Estos elementos se presentan rápidamente en la película y se dan por supuesto durante todo el largometraje. No obstante, tal y como ya ha señalado el autor en otras ocasiones, la película y la novela tienen narraciones distintas en función de su medio, lo que hacen de esta segunda el formato perfecto para abordar pasajes extra que intensifican el efecto dramático y el impacto de ciertos momentos para el lector como, en este caso, ese mundo de entreguerras y tensión diplomática.

Profundizando un poco más en la historia, este relato pone de manifiesto, en un tono muy personal, lo que implica madurar, hacerse adulto dejar a tras la niñez y los sueños de infancia para afrontar el futuro y la vida adulta de una manera plena. De igual manera, y aunque parezca contradictoria, resalta la importancia de no perder ese punto soñador y esperanzador de la juventud, es aparte de nosotros que nos ayuda a desear la llegada de un mañana mejor y que nos da fortaleza para encarar las vicisitudes de la vida.

En lo que respecta a la edición en castellano, Planeta Cómic tiene más que dominada la publicación de novelas de este maravilloso y singular autor. Makoto Shinkai ha encontrado un importante pilar de propagación de sus obras en castellano en el sello manga de la Editorial Planeta y esta sabe hacer justicia a cada uno de los títulos de este increíble creador. Con una edición impecable, tanto en continente como en contenido (salvo alguna errata que puede revisarse y mejorarse de cara a futuras ediciones), y una traducción muy asequible para todos los públicos, Shinkai es capaz de llegar a todos los lectores interesados de una manera muy directa y limpia, lo que le hace aún más atractivo como lectura recomendada, algo que es de agradecer.

En definitiva, El lugar que nos prometimos es una obra imprescindible para los amantes de las historias creadas por Makoto Shinkai. Un título que se puede disfrutar perfectamente tanto si no has visto la película como si lo has hecho (en cuyo caso recomiendo igualmente leer este título para ampliar los horizontes de la obra). Una novela muy ligera y fácil de leer que se disfruta prácticamente sola, con una agilidad muy agradable por su sencillo vocabulario y que nos transporta a un mundo de fantasía en el que desde la primera página todos querremos alcanzar esa misteriosa torre de la isla de Ezo.