Odaiba Ediciones y Keito Yoshikawa nos acercan Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura, un slice of life en el que el amor a los gatos es el gran motor de la historia.

En los últimos años los mangas de gatos se han convertido en una constante entre las licencias de las distintas editoriales. Obras que, además de engatusar al lector con la presencia de lindos (y a veces ofuscados) mininos, nos muestran la relación de estos adorables animalitos con sus compañeros humanos. Ediciones Odaiba lleva unos meses asentando su catálogo editorial con una variada selección de títulos de diversas temáticas a los que ahora se suma una nueva obra protagonizada por un matrimonio humano y su vasta familia gatuna. Sin embargo, reducir esta trama a la convivencia entre humanos y animales se queda demasiado corto y no hace justicia en absoluto a la misma. Por ello, hoy vamos a hablar del primer volumen de una obra slice of life en la que dos protagonistas nos muestran su nueva vida de casados en Kamakura, una nueva etapa en la que tendrán que hacer frente a diversos contratiempos, en la que deberán adaptarse a la idea de no estar solos, de compartir un proyecto de futuro juntos que a primera vista se ve un tanto difuso, pero que afianzará su vida en pareja. Siempre acompañados por su peculiar y peluda familia, por supuesto. Hoy hablamos del primer tomo de Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura, de Keito Yoshikawa.

“Nuestra familia son estos cinco gatos”

Ryûta Katagiri y Mihoko Katô han empezado una nueva vida en común. Tras casarse, Mihoko decide dejar el trabajo, al tiempo que Ryû es trasladado a Kamakura, motivo por el cual el matrimonio, junto a sus cinco gatos (Hatsu, Giara, Mino, Yukke y Sanchu), decide trasladarse a esta localidad turística. Allí, esta peculiar familia comenzará a descubrir poco a poco los entresijos de la vida de casado, lo que supone compartir la vida con otra persona y no pensar únicamente en sí mismo, y afrontar proyectos y sueños de futuro mientras lidian con las ocurrencias, trastadas y cambios de humor de sus cinco adorables e inquietos gatos.

Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura

Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura (Neko to futari no Kamakura techo) es un manga dibujado y creado por Keito Yoshikawa que se publicó en la revista Comic@Bunch entre enero de 2014 y noviembre de 2017. Se trata de la continuación de Katagiri-kun Chi ni Neko ga Iru, una comedia slice of life protagonizada por un soltero amante de los gatos que fue publicada en la revista Comic@Bunch entre diciembre de 2008 y noviembre de 2013 y que se compone de siete volúmenes. Fue en octubre de 2020 cuando Odaiba Ediciones anunció que se había hecho con los derechos de publicación de esta comedia de cuatro volúmenes que ya podemos encontrar en preventa en la web de Japan Weekend y que estará disponible en librerías especializadas el 6 de mayo.

Sobre la autora

Keito Yoshikawa debutó en el manga en el año 2007 con su obra 24 Jikan Sunshine!, un seinen de tomo único publicado por Houbunsha. Especializada en las comedias y las historias de estilo slice of life, entre sus obras se encuentran los títulos Katagiri-kun Chi ni Neko ga Iru (2008-2013), (A) Bu! – Hazakura Chuugaku Animal Bu (2012), Hula Danshi! (2010) y 2-hiki Kurashi (2010). También ha tocado el género histórico, de misterio y sobrenatural con sus obras Kodomo to Juujika – Tenshou Kenou Shounen Shisetsu (2012), Oneko Doushin Torimono (2012), Soushiki Tantei Mozu (2012), Oni o Kau (2014), Mozu – Soushiki Tantei no Aisatsu (2014), Neko to Futari no Kamakura Techou (Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura, 2014-2015) y Mozu – Soushiki Tantei no Yuuutsu (2015), entre otros. También ha colaborado en antologías como Neko Supe (2008) y Shabake Manga (2014).

Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura

Edición de Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura Vol.1 por Odaiba Ediciones

Odaiba Ediciones nos trae el primer tomo del manga Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura en formato rústica con sobrecubierta. Este volumen está compuesto por casi 200 páginas divididas entre los primeros dieciséis capítulos de la obra, un avance del segundo tomo y un extra de la autora hablando sobre su experiencia abordando esta historia. Actualmente ya se puede adquirir la preventa en la tienda de Japan Weekend, mientras que habrá que esperar hasta el 6 de mayo para hacerse con este tomo en tiendas especializadas a un precio de 7,50 euros. Además, el libro viene acompañado de una postal exclusiva de regalo.

En cuanto a la traducción del volumen, esta ha estado a cargo de Elena Diez. La edición en castellano destaca por incorporar vocabulario sencillo y asequible para todos los públicos, algo que también favorece la fluidez en la lectura. De este modo, nos encontramos ante un tomo muy ameno y ágil que se deja leer con mucha rapidez. Por otro lado, una peculiaridad del tomo es que el narrador de la historia va variando para poder conocer los distintos puntos de vista de la vida en familia de los siete miembros de la misma, añadiendo cierto toque de humor a la misma.

Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura

Impresiones de la obra

A pesar de que esta obra es en realidad la continuación de una historia previa, lo cierto es que Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura es un manga que se puede leer perfectamente y sin problemas aun sin conocer la historia previa de Ryû. De hecho, resulta muy divertido descubrir a este matrimonio y a su alocada familia gatuna por primera vez y comprobar cómo los dueños terminan pareciéndose a sus gatos en según qué aspectos. Asimismo, la autora aporta algunos datos acerca de cómo las mudanzas, los nuevos ambientes y una nueva rutina afectan a los animales (al igual que a los humanos), por lo que resulta muy sencillo empatizar con sus sustos, desconciertos, enfados y alegrías en algunos momentos de la trama. De igual manera, es muy placentero ver cómo se dejan llevar cuando la situación les es propicia (como cuando les dan de comer alimentos que les encantan).

Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura

Lógicamente, la trama tiene como referencia principal la convivencia entre humanos y sus mascotas. Sin embargo, un punto importante de la obra reside en la vida en común que comparten Ryû y Mihoko, cómo esta se va a sentando y les permite conocerse mucho mejor, hasta el punto de ser capaces de comprenderse y comunicarse sin palabras, simplemente con gestos. Esto también se ve reflejado en las inseguridades y dudas de cada uno y en cómo el otro trata de ayudarle a sobrellevarlas y a encontrar una solución a las mismas, un acto de puro amor y comprensión. Finalmente, el tomo se cierra con la vista de ambos puesta en el futuro, con la concepción de un proyecto común para que ambos puedan sentirse realizados y útiles en su vida en pareja. Es por ello que, aunque la historia se desarrolla de forma tranquila y pausada, esta avanza lentamente y muestra una evolución visible de los personajes, algo que queda reflejado con el transcurso de los capítulos y que asienta las bases de un futuro feliz y estable junto a seres amados.

Mención especial merece el dibujo de Yoshikawa-sensei. Con trazos suaves y un dibujo sin filigranas ni recargado, esta autora consigue mostrar con una simpleza muy directa una historia que tampoco requiere de muchos malabares para transmitirse. De hecho, más allá de su diseño de los gatos y su más que acertado equilibrio y proporcionalidad en los diseños de los personajes humanos, lo que más llama la atención es la manera en que plasma ese espacio natural de Kamakura, un reclamo turístico para nacionales y extranjeros que es casi una visita obligada si se va de viaje hasta Japón (con mayor motivo si se reside allí). Unos paisajes que cualquiera querría poder disfrutar día y noche desde el jardín o las ventanas de su casa que transmite una paz y una calma que te permiten entrar en sintonía con la naturaleza.

Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura

Por último, la edición en castellano de Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura Vol.1 es muy correcta. El tomo da muy buena impresión gracias a un acabado más que aceptable tanto en continente como en contenido. A ello se suma una traducción muy amena y cercana, lo que permite disfrutar de una lectura ágil y relajada que se puede dejar y retomar en cualquier momento sin problema. En este punto también colabora el hecho de que la historia esté compuesta por capítulos de muy corta extensión. Asimismo, el añadido de la postal de la autora es un detalle que los coleccionistas más puros agradecerán.

En definitiva, si eres un amante de los slice of life y/o de los gatos y del manga, Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura es una obra que está hecha para ti. Con un tono dulce y relajado, esta historia muestra una acción diferente en la que los protagonistas avanzan en la vida simplemente encajando su carácter y sus planes de futuro con el de su nueva familia para, entre todos, trazar un futuro brillante y lleno de amor hacia el prójimo.

Diario de nuestra vida entre gatos en Kamakura