Planeta Cómic nos trae un nuevo manga yuri que sin duda no os dejará indiferentes. Se trata de The feeling we all must endure.

Fue en el XXIV Salón del Manga de Barcelona, celebrado en 2018, cuando la editorial Planeta Cómic anunció con mucha ilusión la apertura de una nueva línea manga centrada en obras de temática yuri (amor entre mujeres). Dicha línea se estrenó con los títulos Bloom into you, Girl Friends, Octave, Netsuzou Trap y The feelings we all must endure. Ahora, casi año y medio después de su anuncio, por fin nos llega el primer volumen de la última de estas obras de girls love. Un título de tres tomos en el que el lector irá conociendo los amores y desamores de diversas protagonistas que da comienzo con una universitaria que descubre el amor de golpe y porrazo tras el encuentro con otra mujer. Un slice of life en femenino que explora los deseos, anhelos, relaciones y sexualidad entre las protagonistas de forma abierta y sin tapujos. Un manga de amor y desamor, de felicidad y de sufrimiento, en el que los sentimientos lo son prácticamente todo. Hoy nos metemos de lleno en las turbulentas aguas del primer volumen de The feelings we all must endure.

“Yo no creo que todo en este mundo gire alrededor del amor, pero no parece que el mundo esté de acuerdo conmigo”

The feeling we all must endure

Ruki es una universitaria que en su día a día no deja de plantearse todo lo referente al amor sin haber experimentado nunca qué es la sensación de estar en una relación. Junto a ella se encuentran sus amigas Fue y Sachi. Esta última no para de complacer a su novio en todo lo que le pide, algo que molesta enormemente a Ruki. Durante una de las clases, el profesor manda un trabajo grupal y las tres deben juntarse con otras cuatro jóvenes, a cada cual más particular. Es en ese momento cuando todo estalla en la vida de la protagonista, quien comienza a explorar las relaciones y la sexualidad de una manera en la que jamás lo había imaginado junto al resto de chicas.

The feeling we all must endure (Watashi no Sekai o Kousei suru Chiri no You na Nani ka) es un manga de Shuninta Amano que nació en 2011 en las páginas de la revista Comic Yuri Hime. Con un total de tres volúmenes, esta apasionante historia sobre conocerse a una misma llegó a su fin en 2013.

Tal y como hemos comentado al comienzo de esta reseña, el manga The feeling we all must endure fue licenciado por la editorial Planeta Cómic durante su presentación de novedades del pasado XXIV Salón del Manga de Barcelona. Finalmente, y tras esperar un tiempo, ya tenemos con nosotros este primer tomo por un precio de 8,95€.

Sobre la autora

Shuninta Amano es una autora que se ha abierto camino en el mundo del manga gracias a su amplia experiencia en el yuri. Centrada en crear dramas románticos protagonizados por estudiantes, sus obras cuentan con un toque slice of life que las hace muy cercanas y naturales para el lector. Autora recurrente de revistas como Comic Days, Comic Yuri Hime y Galette, lo que más destaca de su estilo es la manera realista y directa en que narra sus historias, las cuales pueden considerarse crudas en algunos momento o aspectos. Es por ello que muchas de sus protagonistas son víctimas de acoso o maltrato, lo que le otorga una naturaleza predispuesta al drama. No obstante, también ha tocado el género ecchi y la comedia con algunas de sus obras.

Reconocida por sus contribuciones al mundo de los doujinshis, su carrera profesional comenzó con la comedia Yukemuri Sanctuary (2009), a la que siguió el manga Philosophia (2010-2012). Entre sus obras destacan títulos como Watashi no Sekai wo Kousei suru Chiri no You na Nani ka (The Feelings we all Must Endure, 2011-2013), Hatsukoi Kouzoushiki (2012), Ayame 14 (2014-2016), Last Menhealer (en colaboración con Katsura Ise, 2014-2016), Sweet Guilty Love Bites (2017), Touma-kun (2017-2019) y Aisarete mo Iinda yo (2020-actualidad).

También ha participado en la elaboración de obras grupales junto a otras autoras del género, como son Yuri Hime Selection (2007-2010), Yuri Hime Wildrose (2007-2014), Girls Love: Houkago, Ecchi na Yoshuu Fukushuu (2011), Bombshells (2011-2014), Ameiro Kouchakan Souwa: Lilyca (2012) y Éclair: Anata ni Hibiku Yuri Anthology (2016- actualidad).

Edición de The feeling we all must endure Vol.1 por Planeta Cómic

La versión en castellano de The feeling we all must endure puede presumir de ser calcada a la original japonesa. Concretamente, este primer tomo está presentado en formato rústica sin solapas y con sobrecubierta. Una cubierta de tacto sedoso que le da un toque elegante al resultado final. Como se puede observar, en la portada encontramos a Ruki y Sachi, dos de las protagonistas de la trama, mientras que en la contraportada tenemos varias imágenes de la obra junto a la sinopsis oficial. Si retiramos dicha sobrecubierta nos topamos con un diseño muy parecido a un cuaderno en el que tanto en la portada como en la contraportada podemos leer anotaciones sobre el amor.

The feeling we all must endure

Con una medida de 12,8 x 18 cm, este tomo se compone de ciento setenta y siete páginas en blanco y negro y una a todo color. Estas páginas están divididas en cinco actos y un entreacto que sirve como prólogo a la trama, pues nos muestra cómo se conocieron Ruki y Sachi (desde el punto de vista de esta última) y las consecuencias que dicho encuentro tuvo en la vida de ambas.

La traducción al castellano de la obra está firmada por Carlos Mingo, quien realiza un muy buen trabajo a la hora de transmitir los pensamientos de las chicas en todo momento. Una traducción madura que incorpora expresiones fáciles de comprender en todo momento. Su uso del lenguaje es ágil, además de que se adapta a la perfección al contexto de la trama, lo que permite disfrutar de una lectura rápida y fluida.

Valoración Personal

The feeling we all must endure es una obra que hay que leer con todos los sentidos bien alerta, pues tiene tantos matices y detalles que alguno puede pasar desapercibido, lo que es una auténtica pena, pues sin dichos elementos perdemos parte de la esencia del argumento. Una trama que nos transporta hasta los pensamientos de siete universitarias cuyos objetivos y ambiciones en la vida son muy diferentes entre sí. No obstante, una de ellas tiene más protagonismo que el resto, Ruki, quien se plantea en diferentes ocasiones qué es el amor, cuándo puede llegar y si está preparada para afrontar un sentimiento tan fuerte como ese. A esto debemos sumarle las preocupaciones típicas de una etapa tan convulsa como la universitaria, en la que se pasa de la juventud a la madurez en tan sólo unos meses.

En lo referente al grupo de personajes femeninos, el misterio es el gran protagonista de este volumen uno, pues si bien conocemos de primera mano lo que quiere Ruki, no obtenemos ninguna información del resto de chicas. Somos testigos de sus actos y sus reacciones ante ellos, pero no obtenemos una respuesta clara del por qué los hacen. Ese es uno de los muchos enigmas que esperamos que se resuelva en los siguientes tomos.

Una de las cosas que llama la atención de este primer volumen es la reivindicación de la mujer tal y como es. Las revistas de moda actuales, así como la educación que se nos ha dado, deja a la mujer a merced del hombre. Todo tiene que ser a su gusto: la ropa que nos ponemos, el maquillaje que usamos, la forma en que nos comportamos y hablamos. Y, por supuesto, siempre hay que estar pendiente de los deseos que nuestra pareja masculina tenga. Esto es algo que, como hemos dicho, se trata en el tomo de una manera muy clara para hacer ver que está mal, que cada una debe hacer cuanto se le antoje sin deberle nada a nadie. Un mensaje que debe calar en todo el mundo.

Centrándonos en el dibujo, Shuninta Amano posee un toque muy particular en el que destacamos su fino y delicado trazo. Además, las proporciones en los cuerpos de los personajes están bastante bien realizados y no observamos ninguna anomalía al respecto. También destacan los detalles en los rostros de las protagonistas, pues con un simple cambio en el dibujo sabemos qué es lo que está rondando por cada una de sus cabezas. Por supuesto, no nos podemos olvidar de esos momentos cómicos en formato chibi que aligeran bastante la carga dramática de la trama.

Por último, pero no menos importante, la edición en castellano que nos ofrece la editorial Planeta Cómic es digna de una historia tan adulta y madura como lo es The feeling we all must endure. Calcada a la versión original, la versión en nuestro idioma ofrece una experiencia muy completa de una historia capaz de remover conciencias y de poner de manifiesto el valor de la mujer. ¿Vosotros/as ya habéis leído este primer volumen? ¡Contadnos qué os ha parecido!

The feeling we all must endure