Llega a las librerías Reverberación, la nueva obra de Tsutomu Takahashi que se incorpora al catálogo manga de Norma Editorial.

Hasta hace relativamente poco Tsutomu Takahashi era un gran desconocido para la mayor parte del público español, pero todo cambió cuando Norma Editorial anunció que iba a traer a este autor a nuestras tierras a través de dos de sus obras: Neun y Reverberación. Tras descubrir tanto su estilo narrativo como de dibujo, muchos hemos caído rendidos (y rendidas) a sus pies al descubrir su gran capacidad y maestría para narrar historias llenas de acción, con personajes perturbadores y que se desarrollan en ambientes oscuros y asfixiantes. Una habilidad que pocos poseen pero que es muy efectiva cuando hablamos de thrillers psicológicos como es el caso del manga que reseñamos en esta entrada. Una historia que se desarrolla en tan sólo tres tomos y que comienza con muy bien pie cuando un joven indiferente dado de lado por la sociedad decide tomar las riendas de su vida, comenzando por asesinar a su vecino y hacerse con cinco millones de yenes. Una historia de venganza en la que la yakuza tiene un papel fundamental y en la que podemos disfrutar, una vez más, del increíble dibujo (y técnica) de Takahashi-sensei. Hoy hablamos del primer volumen de Reverberación.

“Puedo darle un giro a mi vida”

Reverberación

Satoru es un joven con pocas aspiraciones en su anodina vida. Al lado de su pequeño apartamento vive Segawa, un anciano ex yakuza que ve cómo su vida se apaga día tras día. Por ello, Segawa le pide a Satoru que le mate a cambio de darle cinco millones de yenes y la oportunidad de encarrilar su vida. Aunque al principio el chico se niega, poco a poco comienza a replantearse la posibilidad de acabar con la vida del anciano y dar un giro radical a su existencia, aunque ello haga aflorar su personalidad más irracional, salvaje y oscura. El auténtico “yo” que guardaba en su interior.

Reverberación, cuyo título original es Zankyou, es un seinen dibujado y escrito por Tsutomu Takahashi que se publicó en la revista Big Comic Superior (Shogakukan) entre 2015 y 2016. La obra fue recopilada en 3 volúmenes. Durante su conferencia en el XXV Manga Barcelona, Norma Editorial anunció que se había hecho con los derechos de publicación tanto de Neun como de Reverberación, dos de las mejores obras de Tsutomu Takahashi que, a pesar del cambio del plan editorial de Norma a causa de la pandemia derivada del coronavirus, han visto la luz en castellano en un breve espacio de tiempo.

Sobre el autor

Tsutomu Takahashi (alias Ichigo Nekota) es un autor de manga japonés que debutó con el seinen de acción Jiraishin, publicado en la revista Afternoon (Kodansha) entre 1992 y 1999. En su haber cuenta con un extenso repertorio de obras que abarcan diversos géneros, desde historias deportivas como Black-Box (2015-2019) y Tetsuwan Girl (2000-2002), hasta mangas de corte histórico como Muyung (con Jung Hyun Kim, 2008-2012), Sidooh (2005-2010), Sidooh: Sunrise (2011) y Neun (2017-actualidad), pasando por la comedia con Idenshi Level Tsurugi (junto a Gou Oohinata, 2003). También ha participado en volúmenes de historias cortas junto a otros autores, como Hanshin Tigers Sousetsu 80-shuunen Kinen Zoukangou (2015).

Sin embargo, este autor destaca con mayúsculas en los seinen dramáticos con toques psicológicos, de horror y sobrenaturales, como ALIVE (1999), Bakuon Rettou (2002-2012), Blue Heaven (2002-2003), Dead Flowers (2005), Jiraishin Diablo (2008-2011), Hito Hitori Futari (2011-2013), Skyhigh (2001-2002), Skyhigh: Karma (2003), Skyhigh: Shinshou (2003-2004), Skyhigh 4 (2010) Skyhigh: Hévәn (2011-2017), y el propio Zankyou (Reverberación, 2015-2016), entre otras muchas obras en su haber.

Reverberación

Edición de Reverberación Vol.1 por Norma Editorial

El primer volumen de esta obra, que ha salido al mercado en formato rústica con sobrecubierta y un tamaño de 13 x 18,2cm., ya se puede adquirir tanto en la tienda de Norma Cómics, como en su web y en tiendas especializadas a un precio de 9 euros. Además, actualmente está disponible una edición especial de este primer volumen que incluye una postal de regalo exclusiva.

Sus 182 páginas, 10 de las cuales están impresas a color, recogen los cinco primeros capítulos de la historia, en los que se presenta tanto a los personajes protagonistas como la trama principal de la misma. En cuanto a la sobrecubierta, esta tiene elementos en relieve.

En cuanto a la traducción del volumen, esta ha estado a cargo de Gabriel Álvarez. La edición en castellano destaca por incorporar vocabulario sencillo y asequible para todos los públicos, aunque la trama no esté recomendada para todas las edades por las escenas de violencia y sexo que se muestran (pero eso es otro tema).

Valoración Personal

Tras conocer a este autor a través de Neun, podemos hacernos una idea de por qué Norma Editorial apostó por licenciar dos de sus obras del tirón. Takahashi-sensei cuenta con un estilo espectacular tanto en dibujo como en narrativa, lo que le confiere una versatilidad muy destacada para desarrollar obras de cualquier género, tal y como hemos comentado anteriormente. Un autor polifacético con un estilo claro, bien definido e identificable por parte del público que, en el caso de Reverberación, no recomiendo para todas las edades debido a sus altas dosis de violencia y alguna que otra escena de sexo (con censura, eso sí).

Si nos centramos en la trama, esta puede que no resulte del todo llamativa, ya que hay otras obras de la yakuza y asesinatos en el mercado. Sin embargo, el planteamiento del que parte la obra sí resulta fresco y nuevo. Una vez más nos encontramos con un joven (en este caso un tanto apático y sin aspiraciones de futuro) cuyo presente y futuro se ven condicionados por los deseos (en este caso la petición) de un adulto. A pesar de que el chico decide aceptar el trato de Segawa voluntariamente, en un primer momento se puede ver esa mano invisible del anciano que manipula el estado emocional de Satoru al exponerle abiertamente su situación actual y su necesidad y anhelo por cambiarla.

Reverberación

Asimismo, uno de los aspectos que más llaman la atención es lo bien estructurados que se presentan tanto la historia como los propios personajes, que cuentan con personalidades perturbadoras que dan un impulso a la historia. Satoru es un chico que ha sido marginado de la sociedad y es maltratado por algunos individuos de esta, lo que le ha hecho desarrollar un estado emocional bastante inestable. Es por ello por lo que el anciano yakuza ve las grietas de su mente para adentrarse en su alma a través de ellas. Es precisamente ese primer movimiento del anciano el que lleva a Satoru a tomar una determinación que cambia su carácter y su actitud con la vida, transformándose en un ser de mirada fría, decidida y que cree poseer el control simplemente por empuñar una pistola, sin tener en cuenta nada más. Ese cambio en su personalidad también se percibe a través del propio físico del joven. Mientras que en un primer momento se le muestra con un rostro liso y redondeado, poco a poco su cuerpo se va volviendo más anguloso, oscuro, con un rostro surcado de líneas de expresión que le ensombrecen y que suponen todo un referente que expone la fealdad que va adquiriendo su alma con una fealdad física visible por los demás.

Por otro lado, está Segawa quien, como ya he dicho, se presenta como un individuo físicamente frágil a causa de su enfermedad, pero con una mente lúcida y manipuladora. Es por su propio egoísmo e interés que decide camelarse a su vecino con palabras idílicas sobre un posible futuro mejor para alcanzar su objetivo, aun sabiendo que su asesinato podría acarrearle consecuencias nefastas a Satoru.

En lo que respecta al dibujo, ya se ha mencionado la maestría del autor a este respecto al mostrar una gama de recursos técnicos y estéticos para crear ambiente y expandir las sensaciones que provocan tanto la acción de la trama como de los personajes. Tsutomu Takahashi es capaz de crear una atmósfera opresiva, angustiosa, llena de tensión, simplemente con sus trazos y con el uso del claroscuro, de las sombras y de las rayas. En un estilo que en algunos momentos podríamos calificar como sucio, este autor consigue adentrar al lector en una historia asfixiante y lúgubre que atrapa y hace sentir el desequilibrio emocional y mental de los personajes. Además, controla muy bien el ritmo de la acción, acelerándola con viñetas ágiles o ralentizándola al dedicar varios cuadros al desarrollo de una única acción, aumentando la tensión del momento y amplificando el significado de esa acción.

Reverberación

En cuanto a la edición, Norma Editorial ha publicado un primer volumen que gustará al público que quiera conocer esta obra. Un tomo que presenta un acabado de diez y que cuenta con una traducción acorde que facilita el devorar la historia de principio a fin sin interrupciones.

En definitiva, Reverberación Vol.1 es un volumen que marca y que deja con ganas de más, de conocer cómo se va a desarrollar la trama ahora que Satoru se ha decidido y cómo va a evolucionar su carácter y personalidad. Una historia que técnicamente siguiendo el estilo que ya descubrimos con Neun y que en Reverberación regresa con otra trama, pero con la misma atmósfera e intensidad que sólo Tsutomu Takahashi sabe crear.