Satori Ediciones nos trae el primer volumen de Queen Emeraldas, una obra imprescindible de uno de los padres más relevantes del manga, Leiji Matsumoto.

En estos años en los que la vida parece haber adquirido un ritmo vertiginoso y en el que las redes sociales casi nos obligan a estar a la última si no queremos sufrir contratiempos emocionales, resulta balsámico encontrar una oportunidad que nos permita echar la vista atrás para descubrir cosas que inconscientemente dejamos atrás. De igual manera, si trasladamos este pensamiento al mundo del manga, estamos rodeados de informaciones sobre numerosas obras que engrosan las listas de los mangas más vendidos, populares o leídos de los últimos tiempos, lo que obliga de manera involuntaria a dar de lado a viejas glorias sin las que los nuevos éxitos del mercado no habrían visto la luz. En esta ocasión vamos a hablar de un título que, siendo una obra esencial del manga que se remonta a la década de 1970, supone toda una novedad en el mercado español, ya que es la primera vez que se edita en castellano. El primero de dos volúmenes que nos traslada a un espacio futurista en el que reina el mismo caos, corrupción y conflictos sociales que hoy día afligen a la Tierra, pero que deja cabida para soñar con un mundo mejor gracias a justicieros, muchas veces anónimos, con altos valores morales y un compromiso firme con los derechos humanos. Una obra que por fin podemos leer en castellano con una traducción maravillosa y que nos llega de la mano de Satori Ediciones. Hoy hablamos del primer volumen de Queen Emeraldas, trabajo del irrepetible Leiji Matsumoto.

Queen Emeraldas

“Si realmente eres tan valiente como pareces, volveremos a encontrarnos en algún lugar del universo”

Hiroshi Umino es un joven que abandona la Tierra en una nave espacial creada con sus propias manos para poder explorar el espacio. Sin embargo, acaba estrellándose en Argyle. A pesar de su mala fortuna ese accidente le lleva a conocer a Emeraldas, la capitana del Queen Emeraldas, también conocida como “La Bruja del Gran Espacio”. Una mujer fuerte, solitaria, de espíritu inquebrantable, decidida a vivir su vida según sus directrices y a combatir las injusticias que presencia con sus propias manos mientras surca la infinidad del espacio en su nave. Una mujer severa con un lado amable que velará desde las sombras porque Umino pueda alcanzar ese futuro con el que soñó, aunque ello la ponga en una posición comprometida al entrar en conflicto con sus propios anhelos.

Queen Emeraldas en un manga creado por Leiji Matsumoto que se publicó en la revista Weekly Shōnen Magazine de Kodansha entre 1978 y 1979. La obra original se recopiló en cuatro volúmenes, aunque en 2009 se realizó una edición takobon que redujo su número a dos tomos recopilatorios. Asimismo, la historia fue llevada al anime por los estudios OLM (episodios 1–2) y Multi Access Company (3–4) bajo la dirección de Yuji Asada (1-2) y Shigenori Kageyama (3-4). Estos se emitieron entre junio de 1998 y diciembre de 1999.

Sobre el autor

Nacido en enero de 1938 en Kurume (prefectura de Fukuoka) en el seno de una familia numerosa, Leiji Matsumoto es un referente de la ciencia-ficción dramática (space opera). En 1953 debutó como mangaka con su nombre real, Akira Matsumoto, aunque no fue hasta la década de los 70 cuando adquirió popularidad gracias a una serie de historias cortas de carácter bélico ambientadas en la II Guerra Mundial y recopiladas bajo el título Senjou Manga Series. Dibujante de manga, guionista y con notoria participación en animes, entre sus obras más destacadas se encuentran Space Battleship Yamato (1974), Capitán Harlock (1977-1979), Galaxy Express 999 (1977-1981), Queen Emeraldas (1978-1979), La princesa de los mil años (1980-1983) y Cosmo Warrior Zero (2001), entre muchos otros títulos. Una peculiaridad en su producción es la creación de un universo único en el que sus historias (e incluso personajes) se interrelación dando lugar a un espacio propio que ha sido definido como Leijiverso.

Queen Emeraldas

Con 16 años ganó el primer concurso de historias largas de la revista Manga Shonen. En 1978 ganó el Premio Shogakukan en la categoría shōnen con Galaxy Express 999 y Senjou Manga Series. En el año 2010 fue condecorado con la Orden del Sol Naciente por el gobierno japonés y en 2012 recibió la distinción de Caballero de las Artes y las Letras de Francia. Asimismo, Matsumoto-sensei es uno de los denominados «embajadores fronterizos» de la ciudad de Koriyama (prefectura de Fukushima).

Edición de Queen Emeraldas vol.1 por Satori

La versión que ha sacado al mercado Satori Ediciones es la edición de 2009, por lo que se compone de dos tomos recopilatorios en formato tankobon. Con una encuadernación rústica con sobrecubierta y unas dimensiones de 15x21cm., el primero de los dos tomos ya se encuentra a la venta tanto en tiendas especializadas como en la web de la editorial a un precio de 21 euros. Este incluye un marcapáginas protagonizado por Emeraldas.

El primer volumen se compone de 416 páginas. En ellas se recogen los primeros capítulos de Queen Emeraldas, además de dos historias autoconclusivas especiales, siendo la segunda de ellas inédita hasta la publicación de este tomo en 2009.

En cuanto a la traducción del volumen, esta ha estado a cargo de Marc Bernabé (Daruma Serveis Lingüístics, SL.). En su mayoría se trata de una traducción fácil y asequible para todos los públicos, aunque incorpora algún término específico con aire añejo y poco usado en la actualidad que ayuda a ubicar con mayor precisión la obra en su tiempo original, lo cual supone todo un acierto y un plus que permite disfrutar de este título con un toque distinto y más próximo a su concepción original.

Queen Emeraldas

Opinión personal

Siempre resulta un placer descubrir obras que se han pasado por alto quizás por no ser superventas o por no estar a la moda, pero que sin duda son historias imprescindibles que han ayudado a dar forma a lo que conocemos hoy en día como industria del manga. Y no cabe duda de que Queen Emeraldas es una de esas obras imprescindibles para todo buen otaku y apasionado del cómic japonés que se precie. De hecho, estamos ante uno de los mangas más singulares de Leiji Matsumoto, ya que está protagonizado por una fémina que aúna los estándares y valores de los personajes tanto masculinos como femeninos del autor.

Tal y como suele identificarse en la mayor parte de su producción, Queen Emeraldas transporta al lector a un universo propio que mezcla las posibilidades y la tecnología (imaginaria) del espacio con las tradiciones del western (como puede ser la ambientación con sus salones o los duelos a muerte con armas de fuego -ley del más fuerte-, pasando por la vestimenta de personajes secundarios e incluso sus cargos). Es así como esta ópera espacial mezcla de forma magistral la space opera más pura de Leiji Matsumoto con un space western claramente reconocible que bebe de su influencia norteamericana. Es precisamente esa combinación, aparentemente inconexa, la que crea un universo de posibilidades que el autor explota en muchos sentidos tanto visuales como argumentales.

Queen Emeraldas

Aunque a simple vista puede parecer una historia de ciencia-ficción espacial protagonizada por una mujer, en realidad se trata de un relato muy crudo. Una obra con un toque melancólico y duro que muestra asesinatos a sangre fría en pro de salvaguardar las virtudes de la sociedad o para mostrar la crueldad de algunos individuos, según lo requiere la propia historia. Es en este mundo moderno a la par que tradicional en el que Matsumoto ubica a sus personajes, que desde el primer momento entran en conflicto con una parte de la sociedad a causa de sus sueños y anhelos. De esta manera se da el punto de partida a un universo en el que caben los conflictos bélicos a causa del estatus social, del dinero o de la simple casualidad y que no difieren de los conflictos que a lo largo de la historia, y aún hoy en día, dirigen y someten las conductas de muchos individuos.

En cuanto al apartado de los personajes, obviamente hay que destacar a la protagonista, Emeraldas. Se trata de una mujer que cumple con los cánones de Leiji Matsumoto tanto en lo físico como en lo emocional. Es decir, estamos ante un personaje estilizado, una mujer muy delgada y alta, hermosa, pero física y emocionalmente marcada, que además posee una fortaleza de espíritu envidiable, con un carácter fuerte, inquebrantable, que no se achanta ante nadie, ni se somete, ni se doblega, amable a la par que implacable con sus enemigos y en cierto grado melancólica. Una mujer que vive su vida libremente y es dueña de sus actos y de su futuro. Un estereotipo que podríamos definir como un temprano empoderamiento y liberación de la mujer en la figura de Emeraldas, una fémina que inspira sueños de libertad para los más jóvenes y que se erige como un modelo a seguir. Por otro lado se encuentra Umino, un terrestre bajito y de proporciones difíciles que no destaca físicamente, pero sí como voz de la conciencia y la superación que tiene muy asimilado que todo lo que consiga debe ser por su propio esfuerzo y sacrificio. Asimismo, gracias al errante viaje de Umino, el autor muestra algunos de los valores que han hecho famosos y dan sentido a muchos de sus personajes, como son la honorabilidad de los hombres, su lealtad al Estado (por encima de su familia) y a las normas y el sacrificio y esfuerzo personal que se ve recompensado con el tiempo.

Queen Emeraldas

En este punto también caben destacar las diversas enseñanzas de vida o de conducta que incorpora el autor en el relato. Ejemplo de ello es la frase “todo aquel que, determinado a conseguir un objetivo, abandona su hogar, debe superar múltiples obstáculos, y cada obstáculo superado deja cicatrices tanto en el cuerpo como en el alma”. Sin duda una frase que ilustra una lección de vida que cualquier padre o madre podría dar a su hijo o hija y que tiene validez por muchos años que pasen. De igual manera se reitera en el concepto de que la importancia de escalar poco a poco en la vida, empezando desde cero y construyendo nuestro propio futuro, o la afirmación de que si se empieza algo debemos asegurarnos de acabarlo y tener éxito en nuestra empresa sean cuales sean las adversidades.

También pone de manifiesto conceptos que, si bien en su época de origen podían no ser especialmente llamativos a nivel mundial, ahora mismo están en boca de todos y tienen especial relevancia social y medioambiental, como son el despilfarro energético o la locura de establecer políticas tan extravagantes y sinsentido como la de ajusticiar a las personas por su físico (algo que, no obstante, hemos visto en más de una ocasión en la parte más oscura y descorazonadora de la historia de la humanidad). Aunque también da cabida a la esperanza a través de las rebeliones de las personas que luchan contra las injusticias y tratan de promover y defender los derechos sociales, civiles y humanos.

En lo que respecta al diseño, ya hemos destacado las peculiaridades físicas que ubican tanto a Emeraldas como a Umino en el universo y el estilo de Leiji Matsumoto. Así pues, también hay que poner de manifiesto lo referente al diseño de las naves espaciales. Estas cuentan con un nivel de detalle pasmoso que hacen de estos elementos auténticos estandartes del estilo de dibujo del autor (y que también podemos encontrar en otras obras de su autoría, como Capitán Harlock). Además, los diseños del espacio y de las ciudades que se muestran poseen ese toque futurista que choca de frente con el antiguo oeste y que hacen de su universo una contraposición que da origen a una escenografía única y, curiosamente, equilibrada.

En cuanto a la edición en castellano, hay que destacar el buen trabajo realizado tanto por Satori Ediciones en el acabado de la edición como por Marc Bernabé en la traducción. Realmente la presentación juega un papel importante en la edición de un libro, y Queen Emeraldas cumple con sobresaliente a este respecto. De igual manera la singular traducción de esta obra le da un punto extra de calidad que todo buen lector sabrá apreciar y valorar.

Quizás Queen Emeraldas no sea un moderno superventas, pero sin duda tiene un peso destacado en la historia del manga. Una obra fundamental de uno de los padres del cómic japonés que, por fin, llega a nuestras manos en una edición de gran calidad y con un acabado más que reseñable. Un título indispensable para los amantes del manga que nos muestra una nueva visión del espacio futurista concebido por Leiji Matsumoto.

Queen Emeraldas