A pesar de que 2020 ha supuesto un revés para la producción de animes, este año también nos ha dejado alguna que otra serie que no te puedes perder.

El año 2020 ha sido un contratiempo para la industria del anime en todos los sentidos. Las medidas sanitarias establecidas en Japón a raíz de la pandemia del coronavirus (Covid-19) han hecho que la producción animada de este año haya sufrido retrasos, cancelaciones y aplazamientos durante todos los meses del año desde marzo. Un revés para el que la citada industria no estaba preparada y que ha trastocado completamente la producción de diversos proyectos que tenían previsto su estreno para este año.

Sin embargo, a base de esfuerzo y una replanificación hecha a gran velocidad, la industria ha podido remontar y salvar parte de su trabajo para este año. Gracias a ello hemos podido disfrutar de diversas series y películas de animación que han ayudado a sobrellevar este fatídico año.

Tower of God

Este año Crunchyroll ha apostado fuerte por sus proyectos Crunchyroll Originals, entre los que se engloba Tower of God, uno de los animes más destacados de la primera mitad de 2020. Basado en el webtoon coreano de Lee Jong Hui (bajo el seudónimo de Slave in Utero -SIU-), la adaptación animada se emitió entre el 1 de abril y el 24 de junio de este año y estuvo producida por Telecom Animation Film y TMS Entertainment. Con un primer capítulo que destaca por la buena presentación que hace del personaje protagonista, Bam, y la historia entorno a la que gira la trama, su final engancha al espectador de una manera sin igual, haciendo del cliffhanger su sello de identidad y un recurso empleado casi en la totalidad de los episodios para mantener el suspense en el espectador. La animación tampoco podía ser menos, estando a la altura de las circunstancias en las numerosas escenas de lucha, en su colorida fotografía y escenarios y en su composición. Tampoco se pueden pasar por alto su opening y ending, creados con gran acierto y dándole esa diferencia que sólo un buen acompañamiento musical puede marcar en un anime.

Se dice que todos los sueños se pueden alcanzar si se llega a la cima de la torre, conocida como Tower of God por su capacidad para otorgar a quien alcanza su punto más alto aquello que más anhela. En un mundo en el que reina la oscuridad, la joven Rachel sólo desea ascender la torre para poder ver las estrellas. En el momento en que desaparece de su lado, Bam emprenderá la ascensión de la torre con un único objetivo: volver a estar con Rachel.

The God of Highschool

Y si hablamos de Tower of God, no podemos pasar por alto The God of Highschool, otro de los proyectos más sonados y populares de Crunchyroll Originals de 2020. Y no es para menos. Esta obra, basada en el webtoon coreano creado por Yongje Park, nos plantea una trama bastante conocida y empleada en otras obras en la que se convoca un combate entre estudiantes de diversos institutos de Corea del Sur para elegir al luchador más fuerte de todo el país. Un torneo que se presenta como individual, pero en el que los participantes deberán hacer grupos para poder seguir adelante. Es así como se da forma a esta historia emitida entre julio y septiembre de 2020 en la que tres protagonistas llevan el peso de la trama principal. Con un amplio despliegue de acción, una animación que atrapa por su velocidad (aunque con algunos altibajos) en la que predomina el dinamismo (conseguido gracias a sus múltiples giros de cámara, cambios de ángulo para implementar el movimiento y al cambio constante del punto de vista del espectador) y la acción, estudio MAPPA ha conseguido firmar uno de los animes más salvajes y explícitos del año. Un despliegue técnico y de recursos audiovisuales que nuevamente está a la altura de la historia, aunque en algunos momentos la animación pueda flaquear un poco.

Jin Mori sueña con hacerse con el título de The God of Highschool, con el que se reconoce al estudiante más fuerte de todo Corea. Sin embargo, en su ascenso como luchador se encontrará con diversos obstáculos y contratiempos que deberá salvar gracias a la ayuda de Han Daewi y Yoo Mira, dos estudiantes que aceptarán hacer equipo con él y entre los que se forjará una estrecha amistad. Pero el torneo tomará un cariz diferente cuando entre en escena la herencia de Jin, encarnada en la figura de su abuelo. ¿Qué persiguen realmente los organizadores del torneo The God of Highschool?

Jujutsu Kaisen

Siendo uno de los animes más esperados del año no podía faltar en la lista, aunque hemos tenido que aguantar hasta la temporada de otoño para poder disfrutar de él. Jujutsu Kaisen, basado en el manga de Gege Akutami nos presenta a Yuuji Itadori, un adolescnte que termina adquiriendo habilidades sobrenaturales y es entrenado en una escuela de hechicería para potenciarlas. Bajo la batuta del estudio Mappa, esta obra comenzó su emisión a principios del mes de octubre y aún sigue en activo.

Yuuji Itadori es un estudiante de instituto que pertenece al club de ocultismo. Una noche sus dos compañeros de club deciden eliminar la barrera que protege un objeto sobrenatural que han encontrado en los terrenos de la escuela, lo que desata la aparición de un espíritu maligno. Es entonces cuando aparece Megumi Fushiguro, un hechicero capaz de contrarrestar el ataque del espíritu. Sin embargo, la situación se vuelve adversa y Yuuji decide tomar cartas en el asunto ingiriendo el objeto místico que tenían sus amigos, un dedo de Ryomen Sukuna, una maldición de alto nivel que termina poseyendo el cuerpo del joven. Sin embargo, la fuerza de voluntad de Itadori es mayor, y dado su poder espiritual, termina como estudiante del Instituto de Hechicería del Área Metropolitana de Tokio. Su objetivo: dominar la hechicería y encontrar todos los dedos de Sukuna para evitar su reencarnación y eliminar para siempre su rastro.

Jibaku Shōnen Hanako-kun

En contra de la primera impresión que pueda generar su apariencia infantil, Jibaku Shōnen Hanako-kun nos ha parecido uno de los mejores animes del año. Estudio Lerche ha sido el encargado de llevar a la pequeña pantalla la adaptación animada de este manga firmado por Iro Aida en el que se reinventa la historia de la conocida “Hanako del baño de chicas”. Emitido entre enero y marzo de este año, la historia termina dando pie a una posible continuación que esperamos que llegue en breve. Con una estética llamativa que en ocasiones recurre a la superposición de fotogramas fijos sin animación y un dibujo infantil pero lleno de matices y detalles, este anime se ha presentado como una de las grandes revelaciones de este año. Gracias a su estética, su ambientación y esa capacidad para aunar lo humano y lo sobrenatural bajo un aura oscura y de toques góticos, Hanako da el toque de gracia con su afabilidad y su peculiar humor, creando una atmósfera de lo más agradable para el espectador.

Nene Yashiro es una estudiante de primero de la academia Kamome, conocida por sus famosos “siete misterios”, relacionados con el mundo paranormal. Enamorada de uno de sus compañeros, y sabiendo las leyendas que corren sobre el lugar en el que estudia, Nene decide invocar al séptimo misterio, la niña que murió en el baño de chicas y que es capaz de conceder deseos, Hanako-san. Sin embargo, quien aparece ante ella es un niño con un uniforme pasado de moda que termina salvando la vida de Nene. Es así como la chica se convierte en la asistente personal de Hanako-kun, con quien entabla una amistad que va más allá de lo sobrenatural. No obstante, los peligros que ambos deben afrontar y los misterios que deben resolver no han hecho más que empezar.

Kakushigoto

En un año en el que la familia y el cuidado de los demás ha cobrado especial relevancia a causa del coronavirus, no podíamos obviar uno de los animes más divertidos y emotivos del año. La historia de un padre mangaka que hace todo lo posible (y lo imposible) por alejar su mundo del de su hija para que esta pueda disfrutar de una infancia feliz y sin prejuicios. Una obra tierna y llena de matices y segundas lecturas que se pueden apreciar tras un segundo visionado, esta historia es capaz de sacar más de una sonrisa al espectador gracias a un argumento sencillo pero infalible. Un slice of life creado originalmente por Kōji Kumeta que cuenta con una animación normalita pero suficiente para narrar esta historia en la que padre e hija se demuestran a diario lo mucho que se quieren y en la que todo está permitido con tal de proteger la infancia y la felicidad de la pequeña. Una pequeña obra del estudio Ajia-do Animation Works emitida entre abril y junio de 2020 que no debe pasarse por alto.

El mangaka Kakushi Gotō es conocido por uno de sus trabajos más sonados, una obra con lenguaje e imágenes un tanto vulgares, aunque sólo consiguió una popularidad pasajera que parce haber quedado atrás, aunque no así su manga. Tras convertirse en padre y descubrir que su vida profesional puede repercutir en la felicidad de su hija, Hime, el hombre hará todo lo posible por ofrecerle a su hija una infancia feliz y libre de los prejuicios o críticas que su trabajo como mangaka pueda ocasionarle. Y estará dispuesto a hacerlo a cualquier precio.

Taiso Samurai

Siguiendo con las historias de padres coraje que lo dan todo por sus hijas, el estudio de animación MAPPA nos trajo el pasado mes de octubre Taiso Samurai, un anime original de once episodios sobre gimnasia masculina que sorprende por la manera en la que trata diversos temas, en especial ese bloqueo mental que todo deportista sufre alguna vez en su carrera. Aparte, Taiso Samurai hace hincapié de una manera similar, y a la vez distinta de la que ya hizo Yuri on Ice, del futuro que les depara a los deportistas de élite que ven su retiro próximo y no saben muy bien qué dirección tomar. Todo ello aderezado, por supuesto, con un sentido del humor muy divertido.

La historia se desarrolla a finales del año 2002 y sigue al poderoso equipo masculino de gimnasia japonés. Shōtarō Aragaki, el ex miembro del equipo que dedicó su vida a la gimnasia, ya no puede competir. A pesar de que sigue entrenando intensamente día tras día, su entrenador Amakusa le aconseja que se retire. Sin embargo, cierto encuentro con un ninja muy particular altera el destino de Aragaki.

Otome Game no Hametsu Flag Shika Nai Akuyaku Reijō ni Tensei Shiteshimatta… (My Next Life as a Villainess: All Routes Lead to Doom!)

Keisuke Inoue dirige para el estudio SILVER LINK la adaptación animada de las novelas Otome Game no Hametsu Flag Shika Nai Akuyaku Reijō ni Tensei Shiteshimatta…, de Satoru Yamaguchi (historia) y Nami Hidaka (ilustraciones). Una obra llena de humor y romances no correspondidos en los que se reinventa el reserve harem de una manera en que cualquier final es posible para esta protagonista cuya principal preocupación es sobrevivir a su propio y sabido futuro. Una obra con una animación muy básica pero que conquista por su trama, a pesar de que a partir de la mitad pueda flaquear un tanto. Basado en la fuerza y evolución de los co-protagonistas y en la propia historia, que en ocasiones puede resultar absurda, esta obra de magia cuenta con una banda sonora de lo más destacado de este año gracias a un opening y un ending que brillan con luz propia. Un anime para pasar el rato que no te puedes perder.

Tras recibir un fuerte golpe en la cabeza, la hija del Duque Claes, Catarina Claes, recuerda una vida pasada en la que falleció como estudiante de secundaria a los diecisiete años. En dicha vida jugó a un juego otome titulado Fortune Lover, en el que la antagonista por excelencia era la mismísima Catarina Claes, quien se ganaba a pulso la antipatía y odio del resto de personajes del juego. Sabiendo los trágicos finales que le deparaban las distintas opciones del juego junto a los protagonistas masculinos del mismo, Catarina decide hacer todo lo posible para cambiar su destino y tener una vida que no finalice con su muerte o su exilio tras conocer a la protagonista de Fortune Lover, Maria Campbell. Para ello, deberá esforzarse para camelarse a los personajes que, igual que en el juego, irán irrumpiendo en su vida poco a poco, empezando por Geordo Stuart, un príncipe masoquista que resulta ser su prometido.

Darwin’s Game

A principios de año, coincidiendo con la temporada de animes de invierno de 2020, Yoshinobu Tokumoto y el estudio Nexus nos traían la adaptación animada de Darwin’s Game, manga creado por FLIPFLOPs que encuentra su punto fuerte en los combates, la acción y las posibilidades de la realidad aumentada. Una historia bien estructurada que va de menos a más, al igual que la acción, llena de suspense y reveses que dan algún que otro giro argumental a una trama que destaca por mostrar todo como es, sin censura, por muy cruda que la imagen pueda resultar para el espectador (algo que se agradece en este tipo de obras). Un anime que desde el principio se posicionó entre nuestros favoritos del año a pesar de los altibajos que en ocasiones muestra la animación.

Kaname Sudo es un estudiante de secundaria al que un amigo envía al móvil un mensaje invitándole a probar una misteriosa aplicación llamada “Darwin’s Game”. Sin saber de qué se trata, Kaname accede a la aplicación, que es en realidad un juego de realidad aumentada en el que él mismo, como ciudadano, se convierte en jugador sin necesidad de un avatar. En el momento en que comienza su primer combate, Kaname comprende de la peor manera posible que en realidad ha aceptado formar parte de un macabro juego en el que sólo hay dos opciones: matar o ser asesinado gracias a una habilidad especial que posee cada jugador que es conocida como Sigil o Sello. Con la intención de acabar con ese juego o, al menos, cambiar sus normas para sobrevivir sin dejar de ser él mismo, Kaname acepta convertirse en uno de los peones de Darwin’s Game junto a un grupo de amigos que se convertirán no sólo en su apoyo táctico, sino también en su mejor baza para conseguir su auténtico objetivo.

Digimon Adventure: Ψ

Aunque no se trate de una novedad propiamente dicha, este reboot ha supuesto un regreso a la infancia y la adolescencia para todos aquellos que crecimos viendo Digimon en La 2 de TVE a la hora de la comida. A pesar de las alteraciones iniciales de la trama original y de ese planteamiento en el que todo está conectado a través de la red, a partir del cuarto capítulo la obra comienza a tomar forma y a asemejarse a aquello que vimos allá por finales de los 90. Una obra de amistad, superación y confianza en la que no faltan la acción, los combates y el humor de mano de los protagonistas tanto humanos como digimons. Un anime que todo otaku que se precie debe conocer, ya sea en su versión original de 1999 o en la actual de 2020.

Este reboot del conocido Digimon Adventure de 1999 tiene lugar en 2020. En la actualidad, el mundo vive conectado a través de la red, ese espacio que muchos no terminan de entender pero del que todo el mundo hace uso, ya que ahí se encuentra todo tipo de información (relevante e irrelevante) y servicios de utilidad para los ciudadanos de todo el mundo. Es ahí donde comienza una historia cuyo principal punto fuerte es la relación de esa red digital con algo mucho más profundo, complejo y peligroso que puede ser el origen de ataques o distintos niveles de corrupción. Esto se demuestra en el ataque a las infraestructuras japonesas o en el supuesto ciberataque terrorista con el misil nuclear estadounidense. Se trata de un punto de partida no tan alejado de la realidad que vivimos día a día, dando a entender que los protagonistas son personas normales y corrientes en un mundo no tan diferente del nuestro en el que la tecnología e Internet, además de ser una gran aliada, también es uno de nuestros mayores puntos débiles.

Taichi Yagami es un joven de quinto curso que está en su casa preparando su viaje a un campamento de verano sin saber que su madre y su hermana se encuentran en grave peligro debido a que el sistema ferroviario de Tokio ha sufrido un ataque. Junto a su vecino Izumi, Tai (porque para nosotros siempre será Tai) pone rumbo a la Red para descubrir qué está pasando. Es entonces cuando la aventura digital de Tai y el resto de los Niños Elegidos da comienzo.

Hanyō no Yashahime

Muchas/os nos sorprendimos cuando se anuncio un spin-off secuela de InuYasha, pues pensábamos que todo estaba más que contado en este universo creado por la autora Rumiko Takahashi. No obstante, sí que había algo que desconocíamos. Y eso es la historia de las hijas de InuYasha y Sesshomaru. Así fue como en octubre dio comienzo Hanyō no Yashahime, manteniendo la esencia de la obra original y logrando captar nuestra atención desde el primer episodio gracias al buen desarrollo de los personajes y a la acción que aparece en cada capítulo.

La historia de Hanyō no Yashahime nos traslada hasta el Japón Feudal. Allí las gemelas medio demonios Towa y Setsuna son separadas debido a un incendio forestal. Mientras busca a su hermana pequeña, Towa entra en un misterioso túnel que la lleva hasta el Japón actual donde es rescatada por el hermano pequeño de KagomeSota, y el resto de la familia Higurashi.

Diez años después, el túnel que conecta ambas épocas vuelve a abrirse, por lo que Towa va en busca de Setsuna, quien se ha convertido en una cazadora de demonios que trabaja para Kohaku. Por si no fuera suficiente, la joven parece haber perdido los recuerdos de su hermana mayor, por lo que Towa buscará ayuda en Moroha, la hija de InuYasha y Kagome. Juntas, las tres buscarán las respuestas que ansían.


Sin embargo, en este año también hemos disfrutado de continuaciones esperadas de algunas de las series más populares de los últimos años. Este es nuestro listado de mejores continuaciones de este año que pronto va a llegar a su fin: