Es una personalización casera hecha por un fan.

LOVENIN, un fan tailandés de Nintendo ha tomado una triste Nintendo Switch blanca y gris y le ha añadido algo de color. ¡Color marca Gundam!

Como podéis observar, esta personalización casera de la consola de Nintendo toma como base la estética de la conocida franquicia de mechas, y para darle más vida al asunto no ha dudado en desmontar los Joy-Con, pintarlos y volverlos a montar como todo un campeón.

Podéis ver unas cuantas imágenes en nuestra web, así como ver todo el proceso en su página de Facebook.

Fuente: Kotaku