Únete a X y F:EL en su lucha particular para evitar la destrucción de su mundo en Delete, obra de la artista Isabel Terol que forma parte del catálogo de Norma Editorial.

Empezamos la semana barriendo para casa, es decir, hablando de una obra “made in Spain”. En esta ocasión se trata de un cómic (o más bien manga) que habla de las aventuras y desventuras de una jovencita llena de energía y que nunca da la partida por perdida antes de tiempo. Una historia que, tras ganar el IX Concurso Manga de Norma Editorial en la XX Edición del Salón del Manga de Barcelona (2014), y tras unos pequeños imprevistos que retrasaron su salida al mercado, se ha sumado al catálogo de la editorial catalana en este año 2016. La obra de una de las promesas del cómic nacional a la que habrá que ir siguiendo la pista de futuros trabajos. Con todos vosotros, Delete.

“Aunque me hagas caer mil veces, yo me seguiré levantando”

Delete

X es una chica llena de energía que desconoce completamente su pasado o procedencia. No obstante, eso no le impide llevar una vida tranquila en compañía de aquellos que se han convertido en su nueva aunque extraña familia. Un día su apacible existencia se ve alterada con la llegada de un extraño y oscuro muchacho llamado Nil que destroza su hogar en nombre del “creador”, una figura aún más siniestra y misteriosa que pone en peligro el futuro de diversos mundos. Sin embargo, Nil no llega sólo, sino que aparece ante X con un extraño pájaro humanoide llamado F:EL, quien parece dispuesto a detener al chico en sus intentos por acabar con todo a instancias del “creador”. Así, X y F:EL se unirán para proteger todos los mundos que puedan y detener las acciones de ese misterioso “creador” que amenaza la estabilidad y el futuro de todo cuanto X conoce. ¿Serán capaces de conseguirlo antes de que todo sea eliminado?

Delete es un manga creado por Isabel Terol (Isaky) que resultó ganador del IX Concurso Manga de Norma Editorial, cuyos resultados se dieron a conocer en el XX Salón del Manga de Barcelona (año 2014). A pesar de que su salida al mercado estaba prevista para la celebración del Salón del Manga de Barcelona de 2015, la edición del tomo se retrasó unos meses hasta que, finalmente, en verano de este año se unió a las colecciones de las estanterías de tiendas especializadas. A continuación os hablamos de la edición de este manga nacido de uno de los talentos nacionales más prometedores.

Edición de Delete por Norma Editorial

Norma Editorial e Isabel Terol (Isaky) han trabajado codo con codo para sacar adelante una historia original, diferente y muy entretenida. Una trama basada en el mundo de los videojuegos que sirve de trampolín para un argumento más oscuro y maduro protagonizado por dos muchachos con un pasado común pero duro. Este tomo único se ofrece en rústica con sobrecubierta, está compuesto por 192 páginas en blanco y negro divididas en ocho capítulos y tiene unas dimensiones de 11,5×17,5cm, al igual que otros mangas publicados por la editorial catalana.

Delete

En cuanto a la composición del mismo, este se presenta con una sobrecubierta plástica protagonizada por X. Asimismo, el sentido de lectura de la obra es occidental (de izquierda a derecha). Por su parte, los capítulos van identificados por el encabezamiento “Deleting + %”, lo que indica al lector no sólo el episodio en que se encuentra, sino también el grado de evolución de la eliminación de datos por parte del “creador”.

Delete

En cuanto a los extras finales de la obra, estos consisten en una sección fanart con ilustraciones realizadas por Elena Sempere, Amelion, Marcel Pérez y María Ponce. A continuación Isabel Terol muestra a los lectores un par de hojas con los bocetos de los diseños de los personajes principales que dan forma a Delete. Para concluir la edición de este volumen la autora comparte una carta final en la que agradece el apoyo recibido durante la creación de este título.

Delete

Por sólo 7,50 euros Norma Editorial pone al alcance de todos una historia con sello nacional a través de la cual el lector se sumerge en un mundo que mezcla rasgos amables y un tanto infantiles con otros más oscuros y misteriosos. De esta manera, la obra juega en todo momento con dos vertientes bien diferenciadas que representan a los distintos personajes y que guían al lector a través de una sucesión de combates y diálogos que ayudan a indagar en una historia que se va completando (o cargando) con el paso de las hojas. No obstante, es cierto que la extensión del tomo resulta un tanto justa, ya que muchos aspectos del pasado de los protagonistas sólo se mencionan por encima, sin indagar o profundizar lo suficiente en ellos para darles mayor peso argumental.

En cuanto a los personajes, estos muestran una evolución muy apurada (a excepción de X, que es quien más espacio tiene para desarrollarse) debido, precisamente, a la brevedad del tomo mencionada anteriormente. Aún así, todos ellos muestran unos rasgos perfectamente identificables y tienen tiempo de experimentar cambios emocionales que les hacen más cercanos al lector. Todo ello se ayuda de una narración muy fluida y un vocabulario muy actual fácil de seguir y entender. Asimismo, detalles del dibujo como la ‘pixelación’ le dan ese toque uniforme a una historia que transmite un mensaje con un estilo continuo que no decae en ningún momento.