La secuela perdida del primer Fire Emblem cuenta con un buen puñado de anuncios viejunos a rescatar.

Parece mentira, pero aún existen juegos japoneses más viejos que el fuego y que, pese a la cantidad de reediciones y remakes que ven la luz a lo largo de los años, se resisten a llegar a Occidente. Ese es el caso de Fire Emblem: Mystery of the Emblem, secuela del Fire Emblem original.

Desarrollado por Intelligent Systems (¿acaso esperábais otra cosa?), estamos ante el primer Fire Emblem de Super NES, y que incluye a su vez un remake del original de NES, así como la continuación de las aventuras de Marth y compañía en un nuevo continente. Fue lanzado en 1994 y es conocido habitualmente entre los fans como «Fire Emblem 3«, debido a que entre el título del que os hablamos la semana pasada y este que hoy reseñamos, fue lanzado Fire Emblem Gaiden, del que os hablaremos en nuestro próximo Retroanuncio.

Fire Emblem: Mystery of the Emblem cuenta con una jugabilidad acorde con lo que estamos acostumbrados en la saga, así como una banda sonora a reivindicar en la 16 bits de Nintendo (no tenéis que escuchar alguno de sus «temazos» en YouTube). Es más, para Famitsu estamos ante el mejor Fire Emblem de todos los tiempos, aunque ya sabéis que a veces el criterio de la conocida publicación japonesa es algo discutible. ¿Cómo estar seguros de sus palabras si el juego nunca ha visto la luz en nuestro territorio? Muy sencillo: no tenéis más que buscar el remake del juego para Nintendo DS (que tampoco llegó a estas tierras, por cierto), aplicar el parche de traducción a inglés o español, y gozarlo una vez más con las batallas tácticas más cerebrales y duras que os podáis echar en cara.

Os dejamos con el anuncio del juego original de Super NES, así como una divertida serie de avances protagonizados por una pareja japonesa que prueba el flamante modo multijugador del remake de Nintendo DS.