Nueva ambientación con un Kratos envejecido pero tan mortífero como siempre.

Desde hace semanas era un secreto a voces la llegada de un nuevo God of War, con ambientación nórdica, para más señas. Y así ha sido confirmado finalmente, aunque para sorpresa de todos hemos visto al bueno de Kratos una vez más, cuando muchos de nosotros ya dábamos por perdido al personaje.

Esta nueva entrega de la saga, títulada simplemente God of War, no es un reinicio, sino una continuación de la trilogía original, en la que el espartano tiene a un joven pupilo a su cargo (¿habrá relevo generacional durante la aventura?), mientras trata de reparar alguna (de las muchas) afrentas cometidas en el pasado. A lo largo de un extenso tráiler que combina cinemáticas con gameplay, hemos observado un sistema de combate menos frenético que en las anteriores entregas, pero que parece respetar la brutalidad habitual en la saga. ¿A quién se enfrentará Kratos esta vez? ¿Rebajará su mala baba habitual? Aún falta un tiempo para conocer esas respuestas.